alnavio.com

Ecuador confirma que las elecciones en América Latina se deciden por una cabeza

lunes 03 de abril de 2017, 18:43h
María Rodríguez (ALN).- El candidato de Rafael Correa se hace con la victoria en la segunda vuelta de los comicios con el 51% de los votos frente al 48,8% de Guillermo Lasso. Un punto que también alzó a la Presidencia a Mauricio Macri en Argentina, Pedro Pablo Kucyznski en Perú y hasta a Nicolás Maduro en Venezuela.
Flickr: Agencia de Noticias ANDES
Ampliar
Flickr: Agencia de Noticias ANDES
Tras unas elecciones convulsas, con protestas, acusaciones de fraude, ausencias de debates en campaña y dos vueltas, Ecuador ya tiene nuevo presidente electo. El oficialista Lenín Moreno (Alianza País) se ha impuesto en los comicios presidenciales con un margen muy ajustado frente al opositor Guillermo Lasso (Creo-Suma). Con el 97,6% de los votos escrutados, el candidato de Rafael Correa consigue el 51,16% del apoyo de la ciudadanía, lo que le auparía a la Presidencia de Ecuador, a la espera de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) haga el anuncio oficial. Lasso, que intentó aunar a la oposición bajo su papeleta en esta segunda vuelta electoral, se quedaría con el 48,84%.

Que un punto porcentual (unos 230.000 votos en el caso de Ecuador) decida entre el vencedor de las elecciones y el derrotado no es nada nuevo en América Latina. Argentina, Perú e incluso Venezuela son ejemplos de países que vieron cómo el destino de sus ciudadanos estuvo en manos de un puñado de votos.

En noviembre de 2015, el empresario Mauricio Macri se impuso al peronista Daniel Scioli en los comicios presidenciales con el 51,4% de apoyo frente al 48,6%. De esta forma, el candidato liberal puso fin al kirchnerismo en Argentina tras 12 años de vigencia, por poco más de 700.000 votos.
Desde CREO exigen al CNE no cerrar ‘rápido, rápido’ el proceso electoral sin antes aclarar ‘las pretensiones de fraude”

En Perú, el economista Pedro Pablo Kuczynski ganó con el 50,12% de apoyo sobre su rival Keiko Fujimori con 49,8% en noviembre de 2016, es decir, por apenas 100.000 votos. Un resultado muy alejado de lo que señalaban las encuestas pocos días antes de la celebración de los comicios, que daban a la hija del expresidente encarcelado como clara favorita.

También un estrecho margen aupó a Nicolás Maduro a la Presidencia de Venezuela en abril de 2013 frente a su opositor, Henrique Capriles. El actual presidente venezolano logró la victoria con el 50,66% y Capriles 49,07%. O lo que es lo mismo: por unos 235.000 votos.


De nuevo, protestas y acusaciones de fraude

Al cierre de los colegios electorales a las 17:00 horas (hora de Ecuador) del domingo 2 de abril, las encuestas a pie de urna (exit polls) reflejaban un resultado ambiguo. Por un lado, las de la casa de análisis Cedatos daban como vencedor a Lasso con un 53,02% frente al 46,98% de Moreno. Sin embargo, en las encuestas de Perfiles de Opinión se invertían los porcentajes y el resultado otorgaba un 52,2% al oficialista y un 47,8% al opositor.

Esta situación hizo que ambos candidatos saliesen a celebrar sendas victorias, a sabiendas de que solo uno de ellos estaría en lo cierto. En su cuenta de Twitter, Lasso lanzó mensajes en un tono de nuevo presidente: “Hoy ha nacido el nuevo Ecuador” y “le digo a todos los ecuatorianos que votaron por la otra opción: seré el presidente de todos, entraremos sin venganzas ni persecuciones”.

Sin embargo, una hora después de estos tuits, cuando los primeros escrutinios del CNE daban la victoria a Moreno, la cuenta del opositor pasó de los mensajes acompañados por la etiqueta #LassoPresidente a los de #DefiendeTuVoto.

Los escrutinios del CNE dan la victoria a Moreno a la espera de anuncio oficial / Foto: Agencia de Noticias ANDES Los escrutinios del CNE dan la victoria a Moreno a la espera de anuncio oficial / Foto: Agencia de Noticias ANDES

En este sentido, el presidente nacional de CREO, César Monge, denunció en conferencia de prensa un caso de posible manipulación de las actas electorales, donde supuestamente votos de Lasso acababan siendo asignados a Moreno en una pequeña parroquia del país. Por ello, Monge exigió al Consejo Nacional Electoral que no cerraran “rápido, rápido” el proceso electoral sin antes aclarar este tipo de irregularidades. “No podemos permitir que se pretenda violentar la voluntad popular”, añadía Lasso en una siguiente conferencia y señaló que había informado sobre las “pretensiones de fraude” al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Mientras, en los exteriores de la sede del CNE, en Quito, se fueron congregando simpatizantes de Lasso para “defender su voto”, sin que haya una cifra oficial de manifestantes. Esta protesta se suma a las vividas durante el escrutinio de la primera vuelta electoral, con el mismo objetivo.

Por el lado oficialista, se sucedían los mensajes de Rafael Correa y Lenín Moreno en redes sociales. “Gran noticia para la Patria Grande: la Revolución volvió a triunfar en Ecuador. La derecha derrotada, pese a sus millones y su prensa”, publicaba el presidente saliente. Poco después hacía alusión a las protestas: “¡Qué lástima! Brotes de violencia en Quito, Esmeraldas, Ibarra y Azogues. Lo que no logran en las urnas, quieren lograrlo por la fuerza”.
Las encuestas a pie de urna reflejaban un resultado ambiguo: Cedatos daba como vencedor a Lasso y Perfiles de Opinión a Moreno

Moreno, sin embargo, se conformaba con agradecer su apoyo a los votantes y señalaba: “Voy a inaugurar el gobierno más limpio de la historia. Vamos a erradicar completamente la corrupción. ¡Cuento con ustedes ecuatorianos!”.

¿Tutela de Correa en la nueva era?

Rogelio Núñez, investigador del IELAT (Instituto Universitario de Investigación en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Alcalá de Henares), ve a Moreno “con un perfil más dialogante que Correa y con posibilidad de tender puentes”. En declaraciones al diario ALnavío, añade que “el modelo de Correa es inviable”. “No hay más capacidad de endeudamiento y la dolarización solo sería viable con reformas”, insiste.

En su opinión, en esta nueva era de Ecuador, la autonomía de Moreno dependerá más “de los hombres y la maquinaria de Correa que del propio presidente saliente. Un ejemplo es la presencia de Jorge Glas como vicepresidente”. “Ahí está la gran duda”, indica el experto. Aun así, concluye: “no me imagino a Correa al margen de Ecuador”.

La izquierda latinoamericana felicita a Moreno

Las felicitaciones de la izquierda latinoamericana ante la victoria del ‘delfín’ de Correa no se han hecho esperar. Entre ellas destaca la del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, vía Twitter, que habla de “victoria heroica”.



Sin salir de Venezuela, el Ministerio de Relaciones Exteriores lanzó un comunicado donde alaba la victoria de Moreno “propinando una derrota a las oligarquías de los centros imperiales”. En el escrito definen al pueblo ecuatoriano como de un “elevado nivel de conciencia y compromiso por seguir afianzando el modelo solidario y humanista para la construcción de una patria soberana, independiente, libre y de paz”. Asimismo, señalan que “el pueblo ecuatoriano ha asestado una pérdida estratégica de alcance continental a los poderes fácticos”, y que éstos “fracasaron en su obsesivo intento por desestabilizar a los gobiernos progresistas de la región, para imponer un modelo antipopular”.

Junto a la enhorabuena de Maduro, Moreno también recibió la del mandatario boliviano, Evo Morales. Fue uno de los primeros en felicitarle en público y destacó en su cuenta de Twitter que “el pueblo unido de Ecuador triunfó ante el Imperio y sus sumisos”. Además, insistió en que “la Patria Grande sigue adelante. Socialismo del siglo XXI siempre triunfante”.
La tendencia de giro a la derecha no se está dando en la magnitud que se pensaba”, defiende Núñez

Desde Argentina, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció, también a través de las redes sociales, que había felicitado por teléfono al mandatario electo. “En cálido y afectuoso saludo, me transmitió su felicidad por el triunfo obtenido y su convicción de que esta victoria no es solo para Ecuador, sino también para toda la Patria Grande”. Igualmente, informó que se había comunicado con Correa y le había transmitido sus saludos y “afecto de siempre por el pueblo ecuatoriano”.

A Maduro, Morales y Fernández de Kirchner se sumó también Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador, que felicitó en Twitter “al compañero Lenín Moreno por la victoria obtenida”. “Hago votos por fortalecer nuestra hermandad y cooperación con Ecuador”, recalcó.

Felicitaciones que para Núñez indican que el “socialismo del siglo XXI” aún resiste en América Latina. “La tendencia de giro a la derecha no se está dando en la magnitud que se pensaba”, apunta, aunque insiste en que ha habido un cambio significativo en la última década. Compara las victorias de Correa en primera vuelta con los comicios actuales, donde se ha tenido que ir a una segunda y ha ganado Moreno -a la espera de confirmación oficial- por una escasa diferencia. Y todo ello en un país hoy “muy polarizado y dividido”, concluye.

@MariaRRub

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.