alnavio.com

Abanca se suma al optimismo inmobiliario para ganar posiciones en Madrid

lunes 05 de junio de 2017, 10:00h
Daniel Gómez (ALN).- Bancos e inmobiliarias fueron los actores más castigados tras la crisis de 2008. Aún no se han recuperado, pero experimentan síntomas de mejora. Aquí aparece la oportunidad de Abanca para aumentar su cuota de mercado en la capital de España y cumplir con el propósito que marcó su dirigente, el venezolano Juan Carlos Escotet.
Juan Carlos Escotet quiere expandir el negocio del banco hacia la zona central de España / Foto: Abanca
Ampliar
Juan Carlos Escotet quiere expandir el negocio del banco hacia la zona central de España / Foto: Abanca

Juan Carlos Escotet no se conforma. El banquero venezolano, presidente de Banesco Banco Universal, dirige Abanca, un banco de referencia en el noroeste de la Península Ibérica. Es líder en Galicia, un actor fuerte en León y tras la compra de la financiera de Banco Popular, cada vez más importante en Portugal. Ahora la apuesta pasa por ganar terreno en otras áreas de España. Ahí Madrid aparece como un mercado de vital importancia.

La capital les atrae. Es el centro neurálgico de la actividad financiera y un punto clave para cualquier banco con ambiciones. Véase BBVA, Santander y Bankia. Abanca, que quiere ponerse a la altura, hizo lo propio. A finales de 2016 inauguró su sede corporativa en el Palacio Recoletos. Un edificio con 150 años de historia desde el que Escotet inicia la conquista de Madrid.


El banco inauguró la nueva sede corporativa en Madrid a finales de 2016 / Foto: Abanca

“Ahora estamos enfocados en ganar cuota de mercado en la zona central”, confirmó al diario ALnavío José Luis Tarrío Cózar, director de la oficina de Abanca en la capital. Con ese propósito, el banco participó en el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA). El evento, celebrado la semana pasada, recuperó la esencia que perdió tras la crisis. Prueba de ello fueron las 275 firmas que participaron, un 20% más que en 2016.

Escotet confía en el estímulo de la economía española

Según el Gobierno, España crecerá a un ritmo del 2,7% en 2017. Buen síntoma para la economía y en especial para los sectores más castigados por la crisis financiera de 2008: los bancos y el inmobiliario. Según un estudio de BBVA Research, la demanda residencial se mantiene fuerte, la edificación continúa creciendo y el precio de la vivienda se revalorizará en 2017.

“Ahora estamos enfocados en ganar cuota de mercado en la zona central”, señaló Tarrío Cózar

La mejora inmobiliaria también lo es para los bancos. Mejores ofertas, más hipotecas. Por ahí pasa la estrategia de Abanca a fin de ganar cuota de mercado. “Los españoles cambiaron la mentalidad. Ya no dejan los ahorros ni piden préstamos a un solo banco. Entramos más actores en juego y tenemos que aprovecharlo”, señaló Tarrío Cózar.

Pese a todo, la reputación de las entidades bancarias quedó mermada tras la crisis y los clientes no confían como antaño. Aun así, desde Abanca rompen una lanza a favor. “Ahora mismo, el mercado bancario es transparente. El cliente está informando de lo que hace en todo momento”.

El banco aplica en Madrid la misma filosofía con la que llegó a Galicia. La consigna, como dijo Escotet, es “trasmitir confianza y confiabilidad”. Su aval, el buen desempeño financiero de los últimos tiempos. Abanca no tiene deudas con el Estado español. Los resultados del ejercicio financiero de 2016 mostraron beneficios de 344 millones de euros (aproximadamente 385 millones de dólares). Y a esto se suma una medalla, la que le cuelgan las agencias de calificación Standard and Poor’s y Moody’s tras elevar su rating emisor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.