alnavio.com

Álvarez-Pallete vela por los negocios y mira al horizonte de la revolución digital

domingo 25 de junio de 2017, 11:00h
Nelson Rivera (ALN).- El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, es un multidimensional hombre de empresa. Quien vaya a su cuenta de Twitter podrá añadir nuevas capas a su versátil personalidad: mentalidad abierta a lo que viene, al gran pensamiento del futuro, a la potencialidad del talento.
Álvarez-Pallete informa, pero no opina / Foto: Telefónica
Ampliar
Álvarez-Pallete informa, pero no opina / Foto: Telefónica

En la extensa entrevista que José María Álvarez-Pallete, el presidente de Telefónica, concedió al periodista Jorge Rivera, publicada en el diario El País el pasado domingo 18 de junio, se le percibe holgado. Algo en sus palabras transmite confortabilidad. Con precisión y desahogo se refiere a las realidades y proyecciones de los negocios de Telefónica en España, Europa y América Latina. Ejerce la vocería corporativa de forma impecable: dice, pero solamente lo necesario.

El mismo hombre que habla de las estrategias de fidelización de los clientes, y que cierra una tesis de doctorado sobre Big Data y flujo de balanzas de pagos, reflexiona sobre la revolución digital en curso. No hay improvisación en lo que dice. Es un hombre en su tema. Lo afirma con meridiana claridad: todo, absolutamente todo, cambiará.

Quien vaya a su cuenta de Twitter, @jmalvpal, podrá añadir nuevas capas a su versátil personalidad: Álvarez-Pallete es corredor de maratones, ciudadano que se declara preocupado por los niños, mentalidad abierta a lo que viene, al gran pensamiento del futuro, a la potencialidad del talento.

El campo del futuro digital

Un tuit suyo del 4 de junio remite a una lista de libros digitales:

En el modo en que coloca ese tuit en concreto, queda expresada una actitud: Álvarez-Pallete no opina sobre la calidad de los libros, ni tampoco suscribe el listado. Simplemente se limita a dar cuenta de uno de los numerosos campos donde el futuro digital ya está actuando entre nosotros.

Ese mismo 4 de junio, tuitea informando de 15 bancos de imágenes de uso libre. En otro envío del mismo día, pone en circulación una cita de Charles Darwin, que reivindica el valor de la adaptabilidad ante los cambios:

También, un poco más tarde, tuitea un contenido de la revista Time:

Se trata de un eficaz y breve artículo -por cierto, muy recomendable- que incita a pensar en la ligereza de nuestras expresiones corrientes: nuestra tendencia a la generalización, a la exageración, a la adjetivación fácil. Listo aquí las 15 palabras señaladas, porque conviene tenerlas en cuenta, incluso traducidas a nuestra lengua:

1-that,

2-went,

3-honestly,

4-absolutely,

5-very,

6-really,

7-amazing,

8-always,

9-never,

10-literally,

11-just,

12-maybe,

13-stuff,

14-things,

15-irregardless.

Al día siguiente, 5 de junio, coloca la información de “12 cursos online gratis de diseño gráfico”. Quien recorra su cuenta, se encontrará con esto: una personalidad que aspira a ser útil. Recomienda, pero no aconseja. Informa, pero no opina. Llama la atención sobre ciertos datos, pero deja la interpretación en manos del lector.

Visión a gran escala

El tuitero Álvarez-Pallete es topográfico. Su visión se concentra en el terreno de lo digital: rankings, ofertas de formación gratuitas, reportes de inversiones en el sector (como la relativa a Marea, el cable submarino que cruza el Atlántico desde Estados Unidos a la costa vasca), data financiera y económica, estadísticas que dan cuenta de las diversas conductas que genera la red, artículos sobre la Big Data, así como algunos ocasionales temas de índole corporativa: asuntos de la empresa que dirige. También, más esporádicos, tuits que hablan del maratonista, recordatorios dirigidos a las personas interesadas en esa práctica.

El mismo hombre que habla de las estrategias de fidelización de los clientes reflexiona sobre la revolución digital en curso

La mirada del vocero no se posa tanto en el terreno: se despliega hacia el conjunto del espacio digital. La entrevista publicada en El País sugiere una visión a gran escala. Álvarez-Pallete no esconde que la revolución digital es portadora de potencialidades, pero también de conflictos. En tanto que inexorable -de hecho, la distingue de la globalización-, debe ser pensada y asumida. Así, la revolución digital demanda, además de conductas responsables, un pensamiento universal, un marco de valores, que sirva de guía para que ella sea benéfica y no ilimitada.

El presidente de Telefónica lo advierte: la revolución digital es mucho más que internet. Estamos ingresando en una vida que tendrá el “subyacente común” de la tecnología. Todo cambiará y todo será procesado. El especialista en Big Data lo sostiene con propiedad: los datos de cada persona podrán confluir en un punto -un archivo con nombre y apellido- que debe ser protegido. Por eso es que su llamado tiene enorme significación: que sea el presidente de Telefónica quien hable de la necesidad de una Constitución digital, de códigos y valores, no debería pasar desapercibido.

Nelson Rivera

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.