alnavio.com

El caso Odebrecht en Perú es tan descomunal que necesita dos fiscales

viernes 23 de junio de 2017, 18:00h
Redacción (ALN).- El escándalo de los sobornos pagados por la constructora brasileña ha salpicado a gran parte de la clase política de Perú, incluyendo a los exmandatarios Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. El presidente Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori, excandidata presidencial, han sido llamados a declarar.
Juárez Atoche y Castro Trigoso son los fiscales que se ocupan del caso Odebrecht en Perú / Foto: Min. Público de Perú
Ampliar
Juárez Atoche y Castro Trigoso son los fiscales que se ocupan del caso Odebrecht en Perú / Foto: Min. Público de Perú

La sombra del escándalo Odebrecht en Perú es larga. Tanto que aparecen involucrados tres expresidentes: Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, además de la esposa de éste, Nadine Heredia. Se les señala por, presuntamente, haber recibido dinero a cambio de obras que realizó la constructora brasileña entre 2005 y 2014.

La investigación es tan ardua que ha requerido de dos Fiscalías. Por un lado, está la que lidera Hamilton Castro Trigoso, encargada de indagar los pagos de la constructora Odebrecht a funcionarios peruanos, entre los que están Alejandro Toledo y Alan García.

Por otro, de la que es responsable Germán Juárez Atoche, que investiga la presunta financiación ilegal del Partido Nacionalista Peruano (PNP) en la campaña electoral del expresidente Ollanta Humala en 2011.

El Fiscal que pidió la extradición de Alejandro Toledo

Castro Trigoso es esquivo con los medios y poco expresivo. Así califican algunos medios peruanos al funcionario que lidera el Equipo especial de Fiscales de investigaciones vinculadas con delitos de corrupción de funcionarios y conexos, quien consiguió ser el primer Fiscal en lograr que un ejecutivo de Odebrecht, Jorge Barata, colaborara con Perú.

Este abogado de 50 años labró una amplia trayectoria antes de liderar la investigación que involucra a Toledo y García. Estudió Derecho en la Universidad Federico Villarreal de Lima y se graduó en 1991, y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos obtuvo su maestría en 2008. Posteriormente, fue secretario del juzgado en el Poder Judicial para iniciar después su carrera como Fiscal Adjunto Provincial en lo Penal de Lima en 2005.

En 2012 fue nombrado Fiscal Provincial Titular en la capital peruana. Un año después se le designó como titular de la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios (FSEDCF). Luego, pasó a ser Fiscal del Primer Despacho de la FSEDCF, cargo que obtuvo en 2013 y que desempeña ahora.

Aunque al principio se encargó de investigar los pagos de distintas constructoras a funcionarios peruanos, en diciembre fue designado para liderar exclusivamente la investigación sobre las coimas de Odebrecht.

Dos meses después, dio un giro al proceso judicial al pedir la detención preventiva de 18 meses del expresidente Alejando Toledo por haber recibido 20 millones de dólares (17 millones de euros) de Odebrecht para obtener la licitación de la carretera Interoceánica. Admitida la solicitud, el exmandatario, que reside en EEUU, fue puesto en busca y captura internacional, hasta que fue ubicado el pasado 19 de junio. Ahora, Castro Trigoso pide a Estados Unidos que tramite la extradición.

El hombre que sigue de cerca al PNP

Germán Juárez Atoche también fue pionero. El 15 de mayo se convirtió en el primer Fiscal extranjero en interrogar a Marcelo Bahía Odebrecht, quien fue CEO de la constructora en Brasil. El empresario aseguró, al ser preguntado por el Fiscal, que había entregado en 2011 tres millones de dólares (2,6 millones de euros) a Nadine Heredia para la campaña electoral de su marido, el expresidente Ollanta Humala, del Partido Nacionalista Peruano.

Este abogado de 49 años, natural del distrito de Bellavista, comenzó su carrera judicial hace 19 años. Afirma que sintió la vocación de servicio cuando entró a trabajar al Ministerio Público como asistente de Función Fiscal en la 28ª Fiscalía Penal de Lima, en 1998.

El 16 de junio de 2016, Juárez Atoche solicitó que se impidiera salir del país a la ex primera dama, Nadine Heredia

De 2007 a 2014 trabajó como Fiscal Provincial Antidroga en Pucallpa, Tingo María, Huánuco, Iquitos, Amazonas y Piura. Pero al enterarse de que se estaban creando Fiscalías corporativas de alcance nacional especializadas en lavado de activos, no dudó en postularse para el puesto. Sacó una puntuación de 80 sobre 100 en la prueba, convirtiéndose en uno de los tres seleccionados. Desde 2015, es Fiscal en este ámbito.

El 16 de junio de 2016, Juárez Atoche solicitó que se impidiera salir del país a la ex primera dama, Nadine Heredia, ya que encontró indicios de que ésta incurrió en el delito de lavado de activos. Posteriormente, incluyó en sus pesquisas al expresidente Ollanta Humala.

Sin embargo, el Fiscal no pidió la ampliación del impedimento de salida del país en octubre de 2016, lo que le valió numerosas críticas. La ex primera dama aprovechó esta medida para viajar a Suiza, donde le habían otorgado un puesto como directora de la Oficina de Enlace en Ginebra de la ONU, según recogen varios medios peruanos. Sin embargo, nunca llegó a ocupar el cargo.

Las acusaciones contra los expresidentes

Alejandro Toledo

El presidente de Perú entre 2001 y 2006 está acusado por la Fiscalía de recibir un soborno de 20 millones de dólares (17 millones de euros) por parte de Odebrecht. A cambio, el exmandatario habría favorecido a la constructora, presuntamente, para la licitación de dos tramos de la carretera Interoceánica Sur.

Desde febrero y hasta el 19 de junio, el líder de Perú Posible estuvo incluido en el programa de recompensas de “los más buscados”, y el Gobierno peruano ofrecía 100.000 dólares a quien proporcionara información sobre su paradero. El ministro del Interior peruano, Carlos Basombrío, explicó a la emisora RPP Noticias por qué retiraron su nombre de esta lista: “Sabemos dónde está, está hacia un proceso de extradición. El objetivo de su identificación y captura tuvo sentido cuando no quiso regresar al país, pero ya no lo tiene”.

El 13 de febrero, Alejandro Toledo emitió un comunicado en el que afirma: “Nunca me he fugado de nada. Cuando salí del Perú no había cargos de Odebrecht en mi contra, pero me llaman ‘fugitivo’, una distorsión maquiavélicamente política que rechazo”.

En cuanto a Castro Trigoso, Alejandro Toledo llegó a acusar al fiscal Hamilton Castro de estar “politizando la justicia”. Al tiempo, afirmó que no le habían notificado la denuncia y que solicitaron prisión preventiva sin ninguna prueba.

Castro Trigoso dio un giro al proceso judicial al pedir la detención preventiva de 18 meses del expresidente Alejando Toledo por la presunta recepción de 20 millones de dólares

Sobre Alejandro Toledo pesan dos órdenes de captura: una por el caso Odebrecht y otra por el caso Ecoteva, en el que se le investiga por adquirir millonarios inmuebles con dinero que, supuestamente, provendría de actos de corrupción durante su gobierno.

La acusación por el caso Odebrecht fue documentada por el Estado peruano y enviada al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que un magistrado federal evalúe si finalmente se realizará la detención.

Alan García

El fiscal Juárez Atoche realizó en Brasil una serie de interrogatorios a varias personas relacionadas con la trama de corrupción. Justo antes de dar por concluido uno de ellos, el publicista Joao Santana interrumpió afirmando que manejaba una importante información que las autoridades peruanas deberían conocer, según recoge el diario económico Gestión.

Santana contó que a inicios de 2015, Odebrecht le pidió asesorar al entonces candidato Alan García, presidente en los periodos 1985-1990 y 2006-2011. Finalmente rechazó la propuesta debido a la carga de trabajo, pero al preguntarles quién pagaría, contestaron que la constructora.

El expresidente García se apresuró a negar cualquier trato con la Odebrecht y con el publicista brasileño, como también lo hizo cuando se dio a conocer que sus iniciales, ‘A.G.’, aparecían en la agenda de Marcelo Odebrecht. Ante esto, el exlíder del Partido Aprista declaró a través de su perfil de Facebook que junto a estas iniciales “no mencionan ningún dinero o soborno a cambio de una obra, como sí ocurre en el caso de otros expresidentes o funcionarios. Y eso desespera a mis enemigos políticos llevándolos a errores garrafales como este”.

Sin embargo, el fiscal Castro Trigoso decidió en abril que el expresidente pasara a condición de investigado por presuntos sobornos pagados para la licitación en 2009 de la Línea 1 del Metro de Lima.

Ollanta Humala

Según declaró Marcelo Odebrecht el 15 de mayo ante el fiscal Juárez Atoche en una diligencia hecha en Curitiba, la constructora habría pagado tres millones de dólares (2,6 millones de euros) para la campaña del Partido Nacionalista de 2011, lo que supondría un delito de financiación ilegal de la formación y por lo que se decidió que tuviera una investigación aparte.

Este miércoles, la pareja consiguió posponer el interrogatorio al que iba a ser sometida por el fiscal Juárez Atache. Se presentaron ante el Ministerio Público pero no respondieron ninguna de las preguntas, ya que Nadine Heredia fue acompañada por el abogado de su esposo y, según el Fiscal, las defensas de ambos son “incompatibles”, por lo que cada uno debe tener su propia defensa.


Sobre Alejandro Toledo pesan dos órdenes de captura / Flickr: San Francisco Foghorn

Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori citados como testigos

En febrero, la Fiscalía citó tanto a Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú, como a Keiko Fujimori, presidenta del partido Fuerza Popular, para esclarecer las reuniones con Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en Perú. Éste aseguró ante la comisión investigadora haber “mantenido encuentros con Nadine Heredia, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski”.

Finalmente, el 1º de abril, Kuczynski declaró durante tres horas ante Castro Trigoso en calidad de ministro de Economía y Finanzas de Alejandro Toledo durante la adjudicación en 2005 de la Carretera Interoceánica del Sur a Odebrecht.

Según la Fiscalía, desestimó un informe de la Contraloría (tribunal de cuentas) que recomendaba no contratar a Odebrecht por mantener juicios contra el Estado. El presupuesto para la construcción de esta carretera se incrementó de 1.184 millones de dólares (1.059 millones de euros) a 2.346 millones de dólares (2.099 millones de euros), de acuerdo a los datos de la misma Contraloría.

Durante su visita oficial a España, el mandatario peruano afirmó respecto a las investigaciones por corrupción que se están realizando en su país que es mejor “tragar el sapo de una vez y limpiar la casa”. Al tiempo, declaró estar “muy dolido” por las noticias que afectan al expresidente Toledo. “Es una traición al pueblo peruano y a sus colegas que se esforzaron tanto. Realmente es muy lamentable esto. Debe ponerse a derecho y regresar al Perú para responder a la Fiscalía”, señaló.

Por su parte, la hija de Alberto Fujimori, que estaba citada en la sede de la Fiscalía de Lavado de Activos el pasado 30 de mayo, tras pedir la reprogramación de la declaración, no acudió. Aún se desconoce la fecha que ha solicitado Keiko Fujimori para la reprogramación de la diligencia.

Los números de Odebrecht en Perú

El 21 de diciembre, Marcelo Odebrecht dijo que los sobornos entregados en Perú de 2005 a 2014 ascendieron a 29 millones de dólares (25 millones de euros).

Tan solo dos de los 77 exdirectivos de la constructora brasileña que se acogieron a la colaboración efectiva en Brasil tienen información puntual de los delitos de Perú: Jorge Barata y Ricardo Boleira, exsuperintendentes de la constructora en el país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios