alnavio.com

La empresa española que le pone tacones a los hombres de América Latina

sábado 15 de julio de 2017, 16:00h
Leticia Núñez (ALN).- Ganar altura nunca fue tan fácil. Una firma de Sevilla fabrica zapatos que aumentan la estatura masculina hasta siete centímetros. Entre los clientes de Masaltos.com figuran “políticos muy famosos e incluso presidentes latinoamericanos”.
Antonio Fagundo ocupa el cargo de consejero delegado desde 2015 / Foto: Masaltos.com
Ampliar
Antonio Fagundo ocupa el cargo de consejero delegado desde 2015 / Foto: Masaltos.com

Los hombres también llevan tacones. Quienes no pueden presumir de estatura, tienen a su alcance un socorrido recurso: zapatos con una cuña interior de caucho de hasta siete centímetros. Además, guardan la apariencia convencional. Es decir, nada tienen que ver con los tacones de aguja o las plataformas que se emplean en el calzado femenino. Pasan totalmente inadvertidos. Se dice, se cuenta que el expresidente francés Nicolas Sarkozy y el actor Tom Cruise no han dudado en recurrir a ellos. Sea como fuere, Masaltos.com, una firma familiar especialista en la fabricación y venta de este tipo de calzado, está presente en más de 90 países y suma alrededor de 80.000 clientes.

Uno de sus mercados predilectos es América Latina. De hecho, la compañía triplicó las exportaciones a la región en los últimos 12 meses, hasta convertirse en la zona de mayor crecimiento a escala global. Estados Unidos, México, Argentina, Brasil y Chile suponen el 25% de las ventas internacionales de Masaltos.com. Excluyendo a EEUU, la cifra ronda el 15%. “Latinoamérica tiene muchísima importancia para nosotros. También tenemos una clientela muy fuerte de latinoamericanos que viven en EEUU y ven en nuestros zapatos una ayuda para acercarse al perfil de altura media en América del Norte”, asegura Antonio Fagundo, consejero delegado de la empresa, en una entrevista con el diario ALnavío.

Fagundo tomó en octubre de 2015 el relevo de su padre, quien puso en marcha la compañía tras pasar casi dos décadas en Alemania. Fue precisamente allí donde le surgió la idea. Fruto de una causalidad. Un fin de semana de tantos mientras jugaba tenis sufrió una tendinitis. El médico le recomendó utilizar unos zapatos ortopédicos, que después le sirvieron de inspiración en su regreso a Sevilla. Han pasado 24 años desde que montó este peculiar negocio que, además, es la firma más veterana de comercio electrónico en Andalucía.

México, Argentina, Brasil y Chile suponen el 15% de las ventas internacionales de Masaltos.com

Justamente internet fue lo que llevó a Masaltos.com a dar el salto a la internacionalización. “Mi padre empezó con ventas por catálogo. En 1994 se le ocurrió meter el zapato en internet y crear una primera página web. A partir de ahí lo que ocurrió fue que en 1996 nos llegó un pedido de Dinamarca. Después de Alemania, Holanda, Francia… Todos los pedidos venían por internet. Más tarde llegó América”, recuerda Fagundo.

Hoy la firma comercializa más de 100 modelos de zapatos con trampa métrica. Y con mucha variedad, matiza su consejero delegado. Desde calzado de vestir, pasando por deportivos, moda casual y botas de trekking, entre otros. La mayor parte de los productos oscila entre 80 y 150 euros (entre 91 y 171 dólares). La gama Goodyear Welt ronda los 250 euros (285 dólares) y la marca de lujo Garzanero, elaborada totalmente a mano, los 400 euros (456 dólares).

La compañía solo tiene una tienda física en Sevilla / Foto: Masaltos.com

En América Latina, los clientes suelen comprar la gama más alta. “Quizá por tener algo más exclusivo”, dice Fagundo. Además de Chile, Argentina, México y Brasil, Masaltos.com está presente en Paraguay, Uruguay, Perú, Ecuador y Venezuela. Preguntado por si la crisis venezolana ha afectado las ventas, el empresario se limita a señalar que el comercio “depende mucho de la relación política entre los países” y que, si las relaciones no son buenas, “posiblemente en la aduana haya problemas”.

Por ello, rompe una lanza a favor del acuerdo que están negociando la Unión Europea y Mercosur. El tratado de libre comercio podría ser una realidad antes de que acabe 2017. “Los aranceles nos hacen perder a todos. Esperemos que se firme el acuerdo, todos saldríamos beneficiados”, asegura, para rematar: “Sería la mayor maravilla”.

La firma andaluza también está presente en Paraguay, Uruguay, Ecuador, Perú y Venezuela

Dice Fagundo que en Latinoamérica no se han encontrado más trabas y que tienen la suerte de que “políticos muy famosos e incluso presidentes” sean sus clientes. Asimismo, sostiene que donde más cómodos se encuentran es en Argentina “por afinidad” y en México “por cercanía”. De hecho, en estos momentos colaboran con la Universidad de Sevilla en un proyecto de expansión a través del cual esperan implantarse en México a través de un socio local y con una tienda física. Por ahora, todo su negocio es online salvo el establecimiento que tienen en Sevilla.

Los zapatos de la autoestima

Al margen de lo económico, otro factor que explica el éxito de un negocio así es la creciente preocupación de los hombres por su aspecto físico. La empresa asegura que su uso contribuye a la estabilidad emocional de las personas. “Te ves más alto, más delgado, más estilizado, más seguro de ti mismo y la gente que está a tu lado lo nota”, defiende el empresario. Cuenta también que muchos clientes los utilizan “para la primera cita con una mujer o en una entrevista de trabajo” y que una vez los prueban, “es muy difícil que vuelvan al calzado convencional”.

Fagundo se despide con una reivindicación: mejorar la seguridad en los medios de pago en América Latina. “Hay mucha gente que no tiene tarjeta de crédito. Se deberían revisar las políticas para facilitar los pagos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.