alnavio.com

El Papa llega a una Colombia con otras FARC y con Venezuela en vía crucis

miércoles 06 de septiembre de 2017, 14:32h

María Rodríguez (ALN).- El Pontífice aterriza este miércoles en Bogotá en una visita de cinco días. Aunque se ha insistido en que la agenda no es política sino pastoral, hay dos temas que destacan en la actualidad colombiana: la paz en el país y la crisis venezolana. El presidente Juan Manuel Santos ha invitado a los colombianos a atender “el llamado del Pontífice a la unión y a dejar atrás prejuicios y rencores”.

El Papa viaja a Colombia “en búsqueda de la reconciliación y la paz en el país” / Wikimedia: Jeffrey Bruno
Ampliar
El Papa viaja a Colombia “en búsqueda de la reconciliación y la paz en el país” / Wikimedia: Jeffrey Bruno

Bajo el lema ‘Demos el primer paso’, el papa Francisco viaja este miércoles a Colombia “en búsqueda de la reconciliación y la paz en ese país”, como el propio Pontífice manifestó este martes en su cuenta de Twitter. Se trata de una visita apostólica de cinco días en una Colombia sin las FARC como guerrilla, transformada la semana pasada en un nuevo partido político que rebautiza a la organización como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Las FARC anunciaron el alto al fuego definitivo hace un año. En junio de 2017 entregaron todas sus armas en un acto avalado por la ONU (Organización de Naciones Unidas) y se puso fin así a un conflicto armado que llevaba 52 años en vigor y que dejó 220.000 muertos y 45.000 desaparecidos.

Tanto el gobierno colombiano como las FARC han reconocido la autoridad moral del papa Francisco en el proceso de paz. En concreto, Humberto de la Calle, jefe del equipo de paz del Ejecutivo colombiano con la guerrilla, dijo que “el Papa jugó un papel muy significativo e igualmente será el papel del futuro”. El Pontífice también admitió que tanto él como la Santa Sede “trataron de ayudar” en las negociaciones para que el acuerdo no fracasase.

En este contexto y en un país con más de 45 millones de católicos, el mensaje del pontífice se torna crucial. “El Santo Padre viene a apoyar a los colombianos en la construcción de paz”, afirmó el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, en marzo, cuando el Vaticano anunció que aceptaban la invitación del presidente de la República y de los obispos colombianos para realizar un viaje apostólico al país latinoamericano.

En estos meses, la percepción de Santos por la visita papal no ha variado. “Lo esperamos con los brazos y el corazón abiertos a su mensaje de reconciliación”, publicó en Twitter este martes. Asimismo, el presidente apuntó: “Acogemos su mensaje para que superemos las diferencias” e invitó a atender “el llamado del Pontífice a la unión, a dejar atrás prejuicios y rencores para construir un país mejor”.

Incluso Santos apuntó que recibirían al Santo Padre “con la gran noticia de haber firmado el acuerdo para declarar el cese al fuego y de hostilidades bilateral con ELN (Ejército de Liberación Nacional)”, la guerrilla activa más organizada del país tras el desarme de las FARC. Este cese bilateral de 102 días entrará en vigor el próximo 1 de octubre.

Por su parte, el papa Francisco afirmó en un videomensaje: “La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos”. E insiste en que “el mundo de hoy tiene necesidad de consultores de paz y de diálogo”.

A pesar de la sintonía en las declaraciones de Santos y el Pontífice, desde el Vaticano, la Nunciatura en Colombia y la Iglesia colombiana, precisaron que no se trata de una visita política. Es pastoral. “El Papa no viene a tomar partido, ni a fijar posturas políticas, ni a apoyar al gobierno, ni tampoco a la oposición”, tal como publicó en un análisis para el diario ALnavío Juan Lozano, exministro de la Presidencia y de Vivienda y Desarrollo Territorial en Colombia. Eso sí, las tres instituciones recalcaron que es una visita para la reconciliación nacional. Sin embargo, nada es más político en estos momentos que la paz y la citada reconciliación en el país.

El viaje pastoral de Francisco lo llevará a las localidades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena de Indias. El jueves mantendrá un encuentro con las autoridades del país, entre ellas el presidente Juan Manuel Santos, premio Nobel de la Paz 2016.

Aunque no se ha hecho público, es casi seguro que Venezuela se colará en los temas de conversación entre el Papa y Santos. La posición del mandatario colombiano sobre Venezuela es de sobra conocida. Habló de dictadura refiriéndose al país que gobierna Nicolás Maduro en una entrevista con la agencia EFE a comienzos de agosto. “Lo que está sucediendo en Venezuela desafortunadamente es una destrucción de la institucionalidad democrática”. El mandatario colombiano precisó que ve la situación de como “muy difícil” y es un “motivo de permanente preocupación”. Previamente, en julio, se había reunido en La Habana con el presidente Raúl Castro, donde, aunque no trascendió más del encuentro, Venezuela tuvo muchas papeletas para ser un tema de debate.

Asimismo, en Colombia hay una alerta por el éxodo masivo de los ciudadanos de Venezuela. En este sentido, ya en abril Santos pidió no caer en la xenofobia con estos vecinos e hizo un llamamiento a la solidaridad. El Gobierno anunció que prepara campos de refugiados de cara a estar preparados en caso de que siga aumentando el flujo de inmigrantes que se está viviendo. “Tenemos lista la logística y de dónde la vamos a sacar y cómo se va a administrar”, reveló en este sentido el consejero de Seguridad de la Presidencia, Juan Carlos Restrepo, al diario El Colombiano.

“El Papa no viene a tomar partido”, señaló el exministro de la Presidencia colombiana Juan Lozano en un análisis para ALnavío

Francisco también ha alzado la voz en varias ocasiones a favor del diálogo en Venezuela, incluido el terreno político. “De entre las muchas acciones que se podrían realizar considero que resalta por su importancia la promoción de una cultura del diálogo. Algunos países están atravesando momentos difíciles a nivel político, social y económico”, reseñó ante la Organización Internacional Italo-Latinoamericana, como informó la agencia EFE en junio.

El llamamiento del Sumo Pontífice no fue, como en anteriores ocasiones, solo para Venezuela -para la que ha reiterado su preocupación por el “sufrimiento que padece el pueblo venezolano” y la necesidad de que se celebren elecciones- sino para toda América Latina.

En el caso concreto de Venezuela, el Pontífice no ha calificado de dictadura al régimen de Maduro, pero la Santa Sede ha asumido un papel de mediador en el conflicto, que se suma a la efectuada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana). En este sentido, el Vaticano reclamó en una carta, además de la convocatoria de comicios, la liberación de presos políticos, la necesidad de abrir un canal humanitario y el diálogo como único camino para todos los conflictos.

La Santa Sede también hizo un llamamiento en diciembre para que se respete el compromiso adquirido por Gobierno y oposición en la Declaración Conjunta “Convivir en Paz” en noviembre de 2016. Y así hasta una decena de mensajes son los que ha lanzado la Santa Sede en la mediación con Venezuela. Una de las últimas manifestaciones en este sentido han sido las palabras del secretario del Estado Vaticano. El cardenal Pietro Parolin dijo recientemente que Rusia podría contribuir al diálogo en Venezuela en vista de sus “estrechas relaciones” con el Gobierno de Caracas.

La agenda del viaje

El papa Francisco también se reunirá el jueves con el Consejo Episcopal Latinoamericano. Hasta este domingo, el Papa pronunciará 12 alocuciones, entre discursos, homilías, saludos y el rezo del Ángelus, que en lugar de en la tradicional plaza de San Pedro, en el Vaticano, lo hará desde el atrio de la iglesia de San Pedro Claver, en Cartagena. Regresará a Roma el domingo por la tarde para aterrizar en la capital italiana a mediodía (hora local) del lunes.

En enero de 2018 está previsto que el papa Francisco viaje a Chile y Perú, este último para estar cerca de las poblaciones afectadas por el fenómeno El Niño Costero a inicios de este año, según explicó el coordinador general de la visita papal, monseñor Norberto Strotmann.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.