alnavio.com

Los Corripio huyen de una España en guerra y construyen un imperio en República Dominicana

domingo 28 de enero de 2018, 16:00h
Nerea Parada (ALN).- José Luis Corripio Estrada, “Pepín”, acumula una de las mayores fortunas de República Dominicana. Una irrevocable pasión por la comunicación lo ha convertido en el magnate de medios de información más importante del país. Dirige el Grupo Corripio, el imperio familiar que construyeron sus padres, dos inmigrantes españoles que viajaron al Caribe huyendo de la Guerra Civil.

José Luis Corripio Estrada, también conocido como Pepín, nació en Asturias, España, el 12 de marzo de 1934. Es hijo de Manuel Corripio y Sara Estrada. Cuando José Luis tenía cuatro años, decidieron mudarse al Caribe y dejar atrás una vida humilde en el pueblo de Villaviciosa.

Huían de la Guerra Civil española, de la extrema pobreza. Al principio no hubo suerte. Escaparon de una dictadura, la de Francisco Franco, para meterse en otra, la de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana. “Fue una dictadura férrea que duró 31 años. Con seis ya era capaz de respirar el ambiente de miedo que se instauró. Recuerdo lo que fue mi padre en esa época. Nunca trató de acercarse al poder político en busca de ventajas”, comentó José Luis Pepín Corripio en una entrevista concedida a la agencia Epipress.

En República Dominicana, durante los años 30, la familia Corripio creó un pequeño comercio de provisiones con un capital inicial de 3.000 pesos dominicanos. A base de esfuerzo e inversiones crecieron. Ya en 2004, el padre, Manuel Corripio, había ensamblado una corporación que daba empleo a más de 7.000 personas conocida como el Grupo Corripio y dirigida por Pepín Corripio.

El Grupo Corripio no crece comprando compañías, sino formando divisiones dentro de las ya existentes

Más de 14 horas de trabajo al día durante toda la semana y conversaciones con los cabezas de familia, sirvieron a José Luis Corripio para administrar una de las mayores fortunas de la República Dominicana.

Ahora el grupo, con casi el doble de empleados (12.000), toca áreas tan diversas como el comercio, la industria automotriz y la construcción. Distribuye productos de firmas como Procter y Pepsi Cola. De los restaurantes y grandes cadenas de Krispy Kreme. También dominan la industria del cine. Distribuyen películas y posee El Palacio del Cine, una de las cadenas más poderosas del país. Aunque la piedra angular de su éxito reside en los medios de comunicación. En prensa es propietario de Hoy, El Día y Listín Diario, el más importante de República Dominicana. En televisión de Telesistema 11, Tele Antillas y Coral 39. Y en radio de La Nota 95.7, Hijb 830AM y Radio Listín.

El ajedrez y un sexto sentido

José Luis Corripio Estrada se formó en el Colegio Dominicano La Salle, uno de los más prestigiosos de República Dominicana. En la escuela destacó por las habilidades comunicativas que todavía lo caracterizan. Allí dirigió el Club de Oratoria y la Academia Literaria Cervantes.

Con el fin de continuar el legado familiar, estudió Contabilidad en la Escuela de Peritos Contadores y Derecho en la Universidad de Santo Domingo. Desde joven mostró una gran capacidad de liderazgo y olfato para las actividades empresariales, lo que sumado a una consagrada oratoria le permitió dirigir el crecimiento de la empresa familiar y la expansión hacia otras partes del globo.

El ajedrez es clave en el sexto sentido de Corripio. La estrategia del juego la trasladó a los negocios. No crece comprando compañías, sino formando divisiones dentro de las ya existentes. Cuando están maduras, crecen. Y cuando son rentables, las constituye como empresas independientes. Era un jugador agresivo, y con esa “agresividad” vinieron los problemas de competencia que hoy les acechan.

Pepín Corripio se convirtió en magnate gracias a los medios de comunicación que dirige / Foto: Foro Impulsa

A pesar de que la fortuna no está calculada, el ranking de la revista Forbes de hombres más poderosos de República Dominicana sitúa a Corripio en el segundo lugar. Por detrás de Felipe Vicini Lluberes, presidente ejecutivo de Inicia Educación, y justo por delante de Frank Rainieri, fundador del Grupo Puntacana que, en alianza con el Grupo Velutini de Venezuela, controlan el Blue Mall de Punta Cana. La fortuna de Corripio debe superar los 1.000 millones de dólares (unos 850 millones de euros).

Un apasionado de la comunicación

En 1973 trabajó como editor y desde ese momento ha dejado claro que no existe el periodismo objetivo. Sin embargo, defiende la independencia política de los medios de comunicación. Una independencia puesta en entredicho por las grandes relaciones empresariales que ha mantenido con el poder político.

Se le ha visto rodeado de los principales líderes políticos del último medio siglo. Fue mediador entre los exgobernantes Joaquín Balaguer y Juan Bosch, y se ha hecho amigo del actual presidente, Danilo Medina. También es asiduo en actos institucionales y gubernamentales, y cada opinión suya es tenida en cuenta por el gobierno de turno.

Corripio explicó que de los tres periódicos que posee, El Día, de carácter gratuito, es el único que reporta beneficios. “En la República Dominicana funciona la distribución del diario gratuito porque de 10 millones de habitantes que tiene, ocho millones no pueden suscribirse a un digital”, declaró al diario asturiano La Nueva España.

Pero la pasión que siente por la comunicación va más allá. Es habitual verlo en conferencias y charlas universitarias. Durante la primera Feria de Emprendedores realizada en Ágora Mall, Corripio exhortó a los jóvenes a trabajar duro y a emprender. “La clave del éxito empresarial es una mezcla de varios factores. Lo más importante es la perseverancia y el esfuerzo, dejando en un segundo plano la suerte, que, aunque importante, no lo es todo. A la suerte hay que ayudarla”.

El éxito del Grupo Corripio no se lo debe solo a la familia. En otra de sus conferencias Pepín manifestó que es necesario que todos remen en una misma dirección para el crecimiento económico del país y que, en su momento, el pueblo dominicano fue su mayor apoyo. “Primero con la acogida de nuestra familia en este país; segundo, con su apoyo; y tercero, con su desarrollo”, afirmó.

Compromiso con la cultura a través de la Fundación Corripio

La Fundación Corripio contribuye activamente en el desarrollo cultural del país. Publica una completa colección de libros de autores nacionales a través de la Biblioteca de Clásicos Dominicanos y organiza un gran número de actividades: presentación de nuevos artistas, conferencias o el otorgamiento del Premio Nacional de Literatura, entre otras cosas. Asimismo, con el fin de incentivar la investigación y la promoción del arte convoca los Premios Anuales de Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y de la Salud, Arte, y Comunicación, con la dotación de un millón de pesos cada uno.

El único periódico que da ganancias a Corripio es El Día, de carácter gratuito

Para no olvidar sus orígenes, José Luis Corripio se casó con una asturiana, Ana María Alonso, y ha tenido cuatro hijos, Manuel, Lucía, José Alfredo y Ana. Una nueva generación de empresarios que se ha sabido adaptar a la forma de dirigir y trabajar que tanto sus abuelos como su padre pusieron en práctica a lo largo de los años.

De acuerdo con las palabras del mismo Don Pepín, “lo logrado hasta ahora no hubiese sido posible sin la colaboración y el esfuerzo de todo el personal ejecutivo y subalterno que labora en las empresas” y que constituye, juntamente con sus cuatro hijos, “la garantía de un futuro relevo exitoso”, tal como aconteció en su caso con relación a sus progenitores.

Familia y empresa. Empresa y familia. Los dos ejes principales sobre los que gira la vida de José Luis Corripio Estrada, magnate de los medios de comunicación dominicanos y dueño de una de las mayores fortunas del Caribe.

Nerea Parada

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.