alnavio.com

Carlos Baute se lanza a la calle sin miedo y sin rodeos

miércoles 20 de septiembre de 2017, 10:00h
Alonso Moleiro (ALN).- Aunque algunos pensaron que su paso por la fama estaba destinado a ser fugaz, el cantautor venezolano Carlos Baute es, sin discusión, una presencia permanente en el “show business” de España y América Latina. Es un músico que vive de los temas que compone, que no ha conocido el descenso, y que mira a la distancia, con una postura crítica y un interés permanente, los dolorosos vericuetos de la crisis que vive su país natal, Venezuela.
Baute es una presencia permanente en el poderoso entramado del “show business” de España y América Latina / ALN: Mariana Zapata
Baute es una presencia permanente en el poderoso entramado del “show business” de España y América Latina / ALN: Mariana Zapata

Promover sus giras, ilustrar su vida personal, traerse las fotos de Instragram, mostrar el proceso de sus propias composiciones. El cantautor venezolano Carlos Baute trabaja en la promoción de su último trabajo, Vamo’ a la calle y en su cuenta de Twitter nos brinda referencias de sus conciertos más recientes en España, país donde reside, y de sus visitas a los últimos países en los cuales ha sido aclamado.

Muchos llegaron a pensar que el éxito internacional de Baute podía ser el producto de un estallido momentáneo. El tiempo sigue pasando: su figura, sin embargo, es una presencia permanente en el marco del poderoso entramado del “show business” español y tal circunstancia ya parece irreversible. Prensa, radio y televisión le siguen recibiendo encantados, pendientes de las novedades que pueda ofrecer, en calidad de celebridad, invitado a programas de cocina, entrevistado en la intimidad del hogar por las revistas del corazón, conversando con otros músicos sobre giras y conciertos.

Baute logró concretar un exitoso “crossover”, desde su país, Venezuela, para convertirse en uno de los músicos de éxito más recurrente en las carteleras del verano ibérico. Su figura luce en este momento consolidada. Tal circunstancia le ha permitido producir un eco que lo convierte en una permanente novedad con sus temas en otras naciones hispanoamericanas.

En las redes, con cierta frecuencia, podemos captarlo tomando su guitarra y compartiendo con sus seguidores el acople de letras y música. Carlos Baute sobrepasa con holgura los dos millones de seguidores y se comunica con entera naturalidad con su club de fans, que parece querer tomar nota de todos sus pasos.

Hace años, en los tardíos 90, Baute se hizo célebre en su país por la letra de una exitosa canción con tono de parranda en la cual recitaba: “No hay mal que dure cien años / ni cuerpo que lo resista / Yo me quedo en Venezuela / porque yo soy optimista”.

Con el paso del tiempo, emigrado ya a Europa, Baute tuvo que cargar por largo rato con el fardo de aquel estribillo, que algunos de sus compatriotas no paraban de enrostrarle, con la intención de ilustrar con sorna su presunta inconsecuencia ante el hecho de no vivir ya en Venezuela. Cabe destacar que la postura escéptica ante el éxito de Baute había tenido una nutrida audiencia en su propio país natal.

El propio Baute he hecho referencia en varias ocasiones a la circunstancia, que ha tenido que cargar como una cruz, en vista de que algunos sectores del público no le perdonaron que se marchara del país, y no creyeron posible su consagración actual.

Felizmente, el tiempo ha emitido un salomónico dictamen, totalmente favorable a su causa. No sólo ocurre que detrás de la circunstancia de emigrar no se esconde ningún misterio en particular, sobre el cual haya que estar ofreciendo explicaciones o disculpas públicas. Además, luego de su propia marcha, asediados por la crisis venezolana actual, han tenido que hacer lo mismo muchísimos de sus compatriotas, incluyendo a muchos de los que lo criticaban, que ahora se lo encuentran en España convertido en toda una celebridad por derecho propio.

En cualquier caso, con bastante frecuencia, Baute ha hecho continuas y responsables referencias a la crisis actual de su país, denunciando los excesos del régimen de Nicolás Maduro, clamando por la restauración de la democracia y exigiendo la atención de sus seguidores en torno a las duras circunstancias por las cuales atraviesa su país natal.

En su cuenta de Twitter hay muchos contenidos alusivos a la situación de Venezuela. Baute parece estar bastante informado en torno a lo que ocurre en su país, y tiene muy presente la causa venezolana entre sus fans. Tal circunstancia por supuesto que habla bien de él. Acá podemos encontrar varios testimonios.

Carlos Baute retuiteó (6 sept)


Argentina, Chile, Colombia, Paraguay. Carlos Baute disfruta de su cómoda y recurrente presencia en las carteleras internacionales. Informa a sus seguidores sobre visitas a los medios, sesiones de ejercicios, vida familiar, los vericuetos de su club de fans. Parece ya un tema de rutina.

Por ahora no puede ofrecer conciertos en su propio país. Acaso puede ser esa, ahora, su próxima meta: regresar, luego de salir. Volver a sus raíces, reencontrarse con su público original, que muy probablemente lo recibirá encantado y agradecido, restañadas las heridas, feliz ante la nueva de tenerlo de vuelta. Orgulloso de su éxito internacional.

Alonso Moleiro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.