alnavio.com

Una psicóloga clínica llega a la Vicepresidencia de un Ecuador en terapia

jueves 05 de octubre de 2017, 16:06h

Leticia Núñez (ALN).- María Alejandra Vicuña, de 39 años, asume el cargo de vicepresidenta cuando más notorios son los encontronazos entre el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y el expresidente Rafael Correa a cuenta de las dificultades económicas. Sustituye al ingeniero eléctrico Jorge Glas, en prisión preventiva por supuestos delitos de corrupción vinculados con el caso Odebrecht.

Vicuña era hasta ahora ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda / Foto: Wikipedia
Ampliar
Vicuña era hasta ahora ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda / Foto: Wikipedia

Adiós al vacío institucional que dejó el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, tras entrar esta semana en prisión por su presunta relación con el caso de corrupción Odebrecht. El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, encargó este miércoles la Vicepresidencia de la República a la ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, María Alejandra Vicuña, quien temporalmente asume el cargo “con el firme compromiso de fortalecer nuestra Revolución Ciudadana”, como la propia Vicuña publicó en su perfil de Twitter.

La Vicepresidencia recae así en una joven psicóloga clínica de 39 años con un máster en Administración de Empresas. Hasta el momento lideraba la misión “Casa para Todos”, un programa del Ejecutivo de Moreno que busca dar vivienda a todos los ecuatorianos. Mientras, su antecesor es ingeniero eléctrico y como político también ocupó el Ministerio de Telecomunicaciones y el Ministerio de Sectores Estratégicos.

Vicuña llega justo cuando podría decirse que el país se encuentra en terapia. No sólo por Odebrecht y la supuesta implicación de Glas. También por los encontronazos entre Moreno y el expresidente Rafael Correa. Cada vez son más notorios.

Lejos quedan las buenas palabras y gestos que se dedicaron ambos políticos en la campaña electoral del pasado mes de abril. En ese momento, Moreno negó que el país estuviera inmerso en una crisis y sostuvo que Correa dejaba “la mesa servida”, en referencia a una supuesta economía saneada. Una vez en la Presidencia, Moreno aseguró que esa misma mesa “no estaba servida” y culpó a su antecesor de las dificultades. Y es que Correa se fue con la economía en rojo.

De hecho, 2016 fue el único año en la última década en que Ecuador no creció. Según datos del Banco Central, la economía disminuyó un 1,5% por la caída del precio del petróleo, el encarecimiento del dólar y el pago a Chevron y Oxy tras perder el país un juicio internacional con estas petroleras.

Vicuña lideró un programa del Ejecutivo de Moreno que busca dar vivienda a todos los ecuatorianos

La nueva vicepresidenta fue asambleísta en la provincia del Guayas de 2009 a 2017 antes de formar parte del actual Gabinete. Asimismo, ocupó la Vicepresidencia de la Comisión Especializada del Derecho a la Salud e integró las comisiones especializadas que trataron las leyes para enmiendas constitucionales, la Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de Educación Intercultural.

También trabajó en la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y Comunicación para el Parlamento Latinoamericano. Integró el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres y estuvo en la coordinación del Grupo Parlamentario por la Garantía de Derechos de niñez y adolescencia. Además, fue delegada por Ecuador a la Unión Interparlamentaria.

La jugada de Moreno para nombrar a Vicuña

Dado que Glas no dimitió y que la Constitución establece que el cargo queda vacante únicamente por renuncia, por abandono prolongado de más de tres meses, por decisión de las tres cuartas partes de la Asamblea Nacional tras la realización de un juicio político o si es condenado por los tribunales de justicia, Moreno pidió a su equipo legal que analizara la situación de Glas antes de tomar una decisión sobre su reemplazo temporal.

Por ahora, la Fiscalía acusó a Glas de asociación ilícita con Odebrecht para obtener dinero a cambio de adjudicar a la constructora brasileña contratos públicos en Ecuador, pero aún no se ha celebrado ningún juicio.

 Moreno pidió a su equipo legal que analizara la situación de Glas antes de tomar una decisión / Flickr: Agencia ANDES

Según publica el periódico El Comercio, Moreno defendió que el país no puede permanecer con un vicepresidente que no está en capacidad de ejercer sus funciones. De ahí, la petición a los abogados de proporcionarle un mecanismo para suplir la ausencia de Glas. Después, el presidente preguntó en público a la ministra de Justicia, Rosana Alvarado, sobre el término que resume la situación actual de Glas y ésta contestó: “Está inhabilitado”.

Finalmente, el presidente ecuatoriano sustentó su encargo a Vicuña en el artículo 150 de la Constitución, que le faculta para designar a un ministro en caso de ausencia temporal. También en el artículo 146, que señala como una de las causas de esta ausencia temporal una circunstancia de “fuerza mayor” que le impida ejercer sus funciones en un periodo máximo de tres meses.

Acto seguido, Vicuña fue convocada al Palacio de Gobierno y allí mantuvo su primera reunión a puerta cerrada con Moreno.

Un último dato: si la ausencia de Glas supera los tres meses, se considerará definitiva. En ese caso, la Asamblea Nacional, con el voto de favorable de al menos 70 parlamentarios, elegiría el reemplazo entre “una terna presentada por la Presidencia de la República”, según El Comercio. El elegido ejercerá sus funciones por el tiempo que falte para completar la legislatura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.