alnavio.com

Cómo el colombiano Jaime Gilinski se convirtió en magnate

lunes 30 de octubre de 2017, 09:34h
Redacción (ALN).- Cuando el colombiano Jaime Gilinski Bacal nació ya era rico, pero lo fue todavía más al trabajar para el negocio familiar. Su padre, Isaac Gilinski, era un poderoso empresario del sector industrial. Gestionaba la firma de productos de aseo Bon Drill, el negocio de plásticos Rimax y la marca de golosinas Yupi. Un imperio que se quedó pequeño en el momento que llegó Jaime.