alnavio.com

Cataluña | El independentismo no logra romper España pero sí fractura a Podemos

domingo 05 de noviembre de 2017, 15:00h

Antonio José Chinchetru (ALN).- Podemos está pagando un alto precio por su cercanía con los independentistas catalanes, en forma de caída en las encuestas. Pablo Iglesias ha reaccionado emprendiendo un giro estratégico para frenar la futura sangría de votos. Sin embargo, importantes sectores de la formación se atrincheran en la defensa del secesionismo.

Pablo Iglesias quiere frenar la caída en las encuestas distanciando a Podemos del independentismo / Foto: Podemos
Pablo Iglesias quiere frenar la caída en las encuestas distanciando a Podemos del independentismo / Foto: Podemos

Los promotores del desafío independentista catalán no han logrado su objetivo de establecer una república independiente. La separación de Cataluña del resto de España no se ha producido. Los acontecimientos, sin embargo, sí han logrado fracturar al tercer partido político del país, tanto por votantes como por número de diputados. Tras haber pasado de la ambigüedad a una toma de postura favorable al secesionismo, Podemos se ha visto abocado a un proceso de fractura múltiple cuando Pablo Iglesias ha tratado de dar un giro estratégico que frene su caída en las encuestas electorales.

Carolina Bescansa, fundadora de Podemos y exsecretaria general de su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados (cargo del que fue apartada tras tomar partido por Íñigo Errejón frente a Pablo Iglesias en el último congreso de la formación), dijo la semana pasada a los periodistas: “A mí me gustaría que Podemos hablase más de España y a los españoles, y no sólo a los independentistas”. Hizo estas declaraciones tras ser apartada de la Comisión Constitucional de la Cámara Baja del Legislativo Español, donde ha sido sustituida por la portavoz parlamentaria del partido, Irene Montero.

‘Artículo 155’ de Iglesias a Podemos en Cataluña

Montero contestó reprochándole que no respetara la norma de “hablar en las reuniones y no en los medios”. A pesar de ello, y ante unas encuestas que demuestran que el apoyo al referéndum ilegal del 1 de octubre le está costando apoyos electorales, Pablo Iglesias ha dado un giro de 180 grados en la estrategia con respecto a Cataluña. Al mismo tiempo que rechaza el artículo 155 de la Constitución por parte del Estado, el dirigente de Podemos decidió este domingo intervenir la autonomía de la organización catalana del partido, Podem, por su cercanía con los independentistas. Su secretario general en esa región, Albano Dante Fachín, es uno de los más firmes aliados de los secesionistas dentro de la formación morada.

Al mismo tiempo que rechaza el artículo 155 de la Constitución, Pablo Iglesias decidió intervenir la autonomía de la organización catalana Podemos

El redactor jefe de Política del diario ABC, Juan Fernández Miranda, ha explicado a ALnavío la compleja situación de Podemos en Cataluña: “Como partido está estructurado con confluencias externas. En el caso de Cataluña tienen el mismo poder que Pablo Iglesias en Madrid. Se le añade el hecho de que allí el partido populista no logra crear una única marca. Están: el germen inicial de Podemos, En Comú, y las marcas electorales de Ada Colau. Y además hay varios liderazgos: Xavier Domenech (diputado en el Congreso de los Diputados), Colau y Albano Dante Fachín. Esto hace que Pablo Iglesias no tenga la posibilidad de ejercer el liderazgo que sí ejerce en otras comunidades de España”.

Fernández Miranda ha añadido: “Para hacer frente a eso, la estrategia que ha elegido ha sido absolutamente equivocada. Ha apostado por el discurso fácil que inicialmente buscaba atraer apoyos en la ambigüedad y, finalmente, en el apoyo al independentismo. Eso ha propiciado que en el resto de España Podemos se esté desinflando de una manera muy seria. Esto se refleja en un dato del barómetro del Centro de Estudios Sociológicos (CIS) de julio, según el cual sólo el 15% de los votantes de Podemos apoyaba que las comunidades autónomas pudieran llegar a una independencia. Tienes a un 85% de votantes de Podemos que son de izquierdas y populistas, pero quieren una España unida”.

Un cofundador de Podemos a favor de la república catalana

El giro estratégico de Pablo Iglesias, que pasa de un apoyo al independentismo a la anulación del poder autonómico del partido más cercano al secesionismo, ha coincidido en el tiempo con la otra gran fractura interna de Podemos por Cataluña. Este domingo, la facción formada por el antiguo Partido Anticapitalista emitió un comunicado donde reconocía la ‘república catalana’ que los independentistas proclamaron de forma unilateral el viernes. Esta corriente está liderada por el eurodiputado Miguel Urban, también cofundador de Podemos. Uno de sus miembros más destacados es Fachín.

En declaraciones a los medios, Iglesias ha dicho sobre la toma de postura de Anticapitalistas: “Los términos de ese comunicado están políticamente fuera de Podemos”. De esta manera no sólo desautoriza a Urban, sino también a Albano Dante Fachín y gran parte de Podem, que pertenecen a la corriente más antistema. Según ha informado El Periódico de Catalunya, el secretario general de Podemos quiere evitar que su filial catalana concurra a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en coalición con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y la ultraizquierdista revolucionaria Candidatura de Unidad Popular (CUP).

Dos de los más destacados líderes de Anticapitalistas se han desmarcado también de la postura de su corriente. Se trata de la secretaria general de Podemos en Andalucía y diputada autonómica en esa región, Teresa Rodríguez, y el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’. Ambos han emitido un comunicado donde se desmarcan del reconocimiento de la supuesta ‘república catalana’.

Fernández Miranda: “No creo que se produzca la ruptura, porque a todas las facciones de Podemos a nivel nacional les interesa ir juntas”

Fernández Miranda descarta la posibilidad de escisión: “No creo que se produzca la ruptura, porque a todas las facciones de Podemos a nivel nacional les interesa ir juntas. Es una fractura que se produce cuando el tema de debate es la unidad de España, en otros asuntos no existe tal fractura. Lo que ocurre es que ahora todo está tan centrado en el debate nacional que se produce la ruptura. Anticapitalistas son, al igual que la CUP, antisistema. Y como tales, están encantados con que se rompa el sistema”. Eso sí, la formación va a pagar un precio electoral: “Costo electoral: Esta fractura entre Anticapitalistas y el sector de Pablo Iglesias le va a costar votos a Podemos. El partido está en una etapa muy delicada y se está desinflando. Las encuestas de las últimas semanas van en esa línea”.

En opinión del redactor jefe de Política de ABC, el giro dado por Pablo Iglesias es un mero “cambio de estrategia”. Ha explicado: “Inicialmente se posicionó en la equidistancia, pero en el tramo final se ha puesto claramente del lado de los independentistas. En una persona que se supone que defiende un proyecto para España, ha provocado que la mayor parte de sus votantes se esté arrepintiendo de serlo. A eso hay que añadir que el nuevo Pedro Sánchez ha optado por una posición muy firme junto al Gobierno, lo que hace que el votante de izquierdas se haya sentido amparado por el PSOE y no por Podemos”.

Antonio José Chinchetru

Artículos de Antonio José Chinchetru

Periodista, analista y escritor español con amplia experiencia en medios digitales como okdiario.com, periodistadigital.com o libertaddigital.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios