alnavio.com

Rafael Correa cree que tras la condena de su vicepresidente ahora irán por él

jueves 14 de diciembre de 2017, 11:27h

María Rodríguez (ALN).- El expresidente ecuatoriano Rafael Correa reacciona firme en contra de la sentencia que condena al exvicepresidente Jorge Glas a seis años de prisión por asociación ilícita en el caso Odebrecht. Glas fue número dos de Correa y de Lenín Moreno, hasta que este lo apartó del cargo el 3 de agosto. Ahora el exmandatario habla del condenado como “preso político”, y tiene claro que “vienen” por él, en alusión al gobierno de Lenín Moreno, aunque matiza: “Tengo la conciencia muy tranquila”.

Rafael Correa: “Ecuador tiene un preso político: Jorge Glas” / Foto: Agencia de Noticias ANDES
Ampliar
Rafael Correa: “Ecuador tiene un preso político: Jorge Glas” / Foto: Agencia de Noticias ANDES

El expresidente de Ecuador Rafael Correa se pronunció este miércoles tras la condena al exvicepresidente Jorge Glas a seis años de prisión por asociación ilícita con la constructora brasileña Odebrecht. En una entrevista con CNN, Correa afirmó que Ecuador ya tiene un “preso político”, que es Glas, y que “todo el proceso judicial ha sido una persecución política para apoderarse de la Vicepresidencia de la República”. Preguntado si cree que puede ser el siguiente, el mandatario subrayó: “Es claro que vienen detrás de mí”, en alusión al gobierno de Lenín Moreno. No obstante, aseguró: “Tengo la conciencia muy tranquila”.

En su cuenta de Twitter, Correa insistió en que “el juicio a Glas ha estado lleno de tantas irregularidades que tendrá que ir a instancias internacionales” y que se ha utilizado el “mismo libreto” que con las persecuciones judiciales a los expresidentes brasileños Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva, y a la argentina Cristina Fernández de Kirchner. “Todo es cuestión de tiempo, nuestros pueblos reaccionarán”, sentenció el exmandatario.

Asimismo, Correa afirmó en la entrevista con CNN, y posteriormente recalcó en Twitter, que a Glas se le ha condenado por asociación ilícita con el Código Penal anterior. Explicó que de acuerdo con el actual ese delito tiene una pena de tres a cinco años y que, por tanto, se puede suspender, pero no a partir de seis años.

Según el exmandatario, esto responde a la intención de hacerle perder a Glas -definitivamente- la Vicepresidencia ya que, según la Constitución del país, tras 90 días de ausencia permanente del cargo (Glas fue apartado por el presidente Lenín Moreno el 3 de agosto), se deberá nombrar a un reemplazo de una terna nominada por el presidente de la República. Ese plazo se cumple el 2 de enero de 2018.

Correa siempre ha defendido la inocencia del que fuera su número dos desde 2013, especialmente desde que Glas entró en prisión preventiva el 2 de octubre por el caso Odebrecht. El exmandatario ha manifestado en repetidas ocasiones que el Ejecutivo de Moreno trata de realizar una “judicialización de la política”, y que no han reparado en tratar de destruir la honra de un hombre honesto”, tal como apuntó en una entrevista con Russia Today.

El juez Édgar Flores Mier leyó este miércoles el escrito de la sentencia en la que se informa que “Glas articuló con José Conceição Santos [exdirector de Odebrecht en Ecuador] la concesión de contratos públicos a cambio de pagos”. En ese contexto, el magistrado puntualizó que el exvicepresidente actuó como “principal” del delito junto a su tío Ricardo Rivera, según publica el diario ecuatoriano El Comercio.

Correa afirma que a Glas se le ha condenado con el Código Penal anterior, en el actual ese delito tiene una pena de tres a cinco años

El juez recordó que Glas fue titular del Fondo de Solidaridad, ministro coordinador de Sectores Estratégicos y vicepresidente de la República, cargos desde los cuales estuvo al frente de contratos con proyectos emblemáticos que fueron adjudicados a Odebrecht.

En la audiencia del juicio, el fiscal Carlos Baca había pedido seis años de cárcel contra Glas y Rivera por ser parte de la red delictiva que Odebrecht montó en Ecuador y por la que recibió presuntamente 13,5 millones de dólares de Odebrecht a través de su tío para la adjudicación de cinco contratos entre 2012 y 2016.

“Ha quedado comprobado que tuvo poder e injerencia en estos proyectos”, dijo Baca, al referirse a las obras donde aparentemente hubo pago de sobornos, tal como recoge la prensa ecuatoriana. Estas son el Poliducto Pascuales-Cuenca, Hidroeléctrica Manduriacu, Acueducto La Esperanza, Trasvase Daule-Vinces y la Refinería del Pacífico.

El proyecto más costoso es el relacionado con el Poliducto Pascuales-Cuenca, que fue adjudicado a Odebrecht el 3 de octubre de 2013, por 370 millones de dólares, tras un concurso público, según publica El Comercio.

Ahora Glas puede presentar impugnación, apelación y revisión del fallo judicial. No obstante, continuará detenido en la Cárcel 4, en el norte de Quito.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.