alnavio.com

El presidente chileno Sebastián Piñera es un caso único entre los magnates de América Latina

domingo 24 de diciembre de 2017, 16:00h

María Rodríguez (ALN).- El recién elegido presidente de Chile, Sebastián Piñera, acumula un patrimonio de 2.700 millones de dólares según Forbes. Es decir, el 1% de la economía chilena, aunque su peso real es aún mayor. Piñera aúna poder económico con poder político, circunstancia que no se da entre otros magnates latinoamericanos como el mexicano Carlos Slim, la familia chilena Luksic, la saga colombiana de los Santo Domingo y el venezolano Juan Carlos Escotet.

En 2009, la fortuna de Piñera equivalía al 0,6% del PIB chileno, ahora es del 1% / Twitter: @sebastianpinera
Ampliar
En 2009, la fortuna de Piñera equivalía al 0,6% del PIB chileno, ahora es del 1% / Twitter: @sebastianpinera

El recién elegido presidente de Chile, Sebastián Piñera, acumula una fortuna de 2.700 millones de dólares según datos de diciembre de la lista Forbes. O lo que es lo mismo: el patrimonio de Piñera equivale al 1,09% del Producto Interior Bruto (PIB) de Chile, que al cierre de 2016 fue de 247.028 millones de dólares, tal como recoge el Banco Mundial.

Pero su poder real es aún mayor. Piñera aúna poder económico con poder político, un caso único entre los magnates de América Latina. Es jefe del movimiento conservador Chile Vamos, que le ha aupado a la Presidencia del país al imponerse por el 54,57% de los votos al candidato socialdemócrata, Alejandro Guillier, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Chile.

Por ello, aunque la fortuna de la familia Luksic, la mayor del país, equivalga al 7% del PIB chileno, el poder real de Piñera lo supera con creces. Igual ocurre si se compara el peso de Piñera con otros magnates latinoamericanos como el mexicano Carlos Slim, la saga colombiana de los Santo Domingo y el venezolano Juan Carlos Escotet.

En 2009, la fortuna de Piñera equivalía al 0,6% del PIB chileno, ahora al 1%

La fortuna de Slim equivale al 7% del PIB mexicano, la de los Santo Domingo al 4% del PIB colombiano y la de Escotet a más del 3% del PIB venezolano. Sin embargo, ninguno de ellos ostenta de manera directa el poder político -ni las aspiraciones de tenerlo- que asume este lunes Piñera como presidente de Chile. Slim, los Santo Domingo, Escotet, y la familia Luksic, pese a sus fortunas, son puramente empresarios.

Cabe destacar que antes de político, Piñera fue empresario. Comenzó en 1978 en el sector inmobiliario con la constructora Coltén y después se pasó a las finanzas para presidir el primer banco de negocios de Chile, Citicorp. Casi en paralelo confeccionó la operación que lo convirtió en magnate: Bancard, la empresa que introdujo el pago por tarjeta en el país.

Piñera también destacó como inversor al participar en LAN Chile. La aerolínea, hoy Latam Airlines tras la fusión con la brasileña TAM Líneas Aéreas, es uno de los grupos más rentables de toda Latinoamérica. Asimismo, estuvo en la filial chilena de Apple, lideró la cadena Chilevisión y formó parte de la junta del equipo de fútbol Colo Colo con la sociedad anónima Blanco y Negro.

Desde que accedió por primera vez a La Moneda en 2010, no hay día que no le critiquen por no separarse del mundo empresarial. Tampoco hay día que el magnate lo niegue con rotundidad.

Piñera regresa al Palacio de La Moneda con 500 millones de dólares más en la cartera / Twitter: @sebastianpinera

La comparación entre fortuna y PIB se basa en el ejercicio realizado por el diario alemán Welt am Sonntag a partir de datos de Bloomberg. El objetivo es medir la influencia de los multimillonarios en la economía de sus países de origen. Por ejemplo, aunque la fortuna del hombre más rico del mundo, el estadounidense Jeff Bezos (fundador de Amazon), roza los 100.000 millones de dólares, sólo representa el 0,5% del PIB de EEUU.

No pasa lo mismo en Chipre, Hong Kong, Suecia y Malasia, los cuatro países del mundo donde las principales fortunas representan más del 13% del PIB, según el diario alemán y según recoge La República. Así, el patrimonio de los cinco hombres más ricos de Chipre equivale al 80,8% del PIB del país, en Hong Kong al 33,1%, en Suecia baja hasta el 18,7% y en Malasia el 13,7%.

Piñera regresa al Palacio de La Moneda con 500 millones de dólares más en la cartera

Desde ALnavío se ha realizado este ejercicio para Chile, México, Colombia y Venezuela. En el caso específico de Chile y a falta de datos de Bloomberg sobre el patrimonio de Piñera, se ha comparado el PIB de este país latinoamericano con la fortuna que refleja Forbes sobre el presidente electo.

De esta forma, en 2009, año en que Piñera entró en la lista de los multimillonarios de Forbes, su fortuna equivalía al 0,6% del PIB chileno (172.389 millones de dólares). Un año después, cuando fue elegido presidente del país, el patrimonio se duplicó hasta los 2.200 millones de dólares y comenzó a representar en torno al 1% de la economía de Chile, dato que se ha mantenido en los sucesivos años hasta la actualidad. Ahora, con 500 millones de dólares más en la cartera que el año en que se estrenó como presidente, Piñera regresa al Palacio de La Moneda.

Fortunas vs PIB en Chile, México, Colombia y Venezuela

La fortuna del magnate mexicano Carlos Slim, presidente del gigante de las telecomunicaciones América Móvil, representa casi el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) de México. En concreto, Slim posee una fortuna de 64.800 millones de dólares (datos de noviembre), lo que le vale para ser el hombre más rico de América Latina.

Respecto al caso colombiano, aunque nacieron en Estados Unidos, los hermanos Alejandro y Andrés Santo Domingo y su sobrino Julio Mario pertenecen a una de las familias más adineradas del país que gobierna Juan Manuel Santos. La fortuna que amasan (11.300 millones de dólares), equiparable al 4% del PIB colombiano, se engendró en manos del que durante décadas fue el hombre más rico del país: Julio Mario Santo Domingo, dueño de la Cervecera Bavaria, hoy integrada en AB InBev, el primer grupo cervecero mundial.

La fortuna de la familia chilena Luksic, encabezada por Iris Fontbona, asciende a 16.300 millones de dólares. El PIB chileno cerró en 2016 en 223.168 millones de dólares. En consecuencia, la proporción entre ambas cifras alcanza el 7%. Fontbona es la viuda de Andrónico Luksic, quien, según Forbes, construyó una fortuna tanto en minería como en bebidas antes de morir de cáncer en 2005. Este patrimonio lo heredaron tanto la viuda como sus tres hijos: Jean-Paul, Andrónico y Guillermo.

La familia Luksic controla también Antofagasta Plc, que cotiza en la Bolsa de Londres y posee minas de cobre en Chile. Es accionista mayoritaria en Quiñenco, un conglomerado que opera en bancos, empresas de energía y transportes, entre otros. En este sentido, también se vieron afectados por la venta de Banco Popular al Santander al perder más de 100 millones de euros (110 millones de dólares).

Por último, el venezolano Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, acumula un patrimonio de 4.500 millones de dólares según Bloomberg, o lo que es lo mismo, el 3,75% de la economía de Venezuela.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.