alnavio.com

La startup que descubrió cómo exportar desde España sin arruinarse

lunes 25 de diciembre de 2017, 14:00h

Daniel Gómez (ALN).- Exportory trabaja con algoritmos que analizan 250 variables y 6.000 productos para 195 países. Así es como determina si una mercancía puede triunfar en un mercado extranjero. El servicio cuesta menos que un pasaje de avión: 400 euros. La idea es de Javier Expósito y entró en marcha gracias a Bankia. Él puso la fórmula matemática y el banco le brindó tecnología para arrancar y asesoramiento. Hasta el presidente José Ignacio Goirigolzarri se involucró. Ahora miran a 2018 con una nueva meta: crecer hacia América Latina, según confirma Expósito al diario ALnavío.

El fundador de Exportory sabe de primera mano lo difícil que es exportar en España / Foto: ALN
Ampliar
El fundador de Exportory sabe de primera mano lo difícil que es exportar en España / Foto: ALN

Para una pyme nunca había sido tan fácil ni tan barato exportar. Con big data, inteligencia artificial y una fórmula matemática Javier Expósito, empresario de la ciudad alicantina de Alcoy, creó Exportory, la empresa que hoy dirige.

Esta startup, que nació en 2015, trabaja con algoritmos que analizan 250 variables para 195 países. Además, procesa más de 6.000 perfiles de mercancías distintas para ver si un producto puede triunfar o no.

Se entiende mejor con un ejemplo. Usted tiene una pequeña empresa de bolígrafos. Quiere exportar su producto a Chile. Pero no tiene dinero para viajar a Chile. Tampoco para pagar el informe de una gran consultora. Antes las posibilidades eran dos. Desistir o tirarse a la piscina y arriesgar. Ahora hay otra nueva. Reducir los riesgos con Exportory.

Expósito, que antes era comercial de expansión en una empresa de Alicante, vivió de primera mano lo difícil que era internacionalizarse para una pyme en España. Entonces fue a la Universidad Politécnica de Valencia. Junto con un grupo de ingenieros desarrolló los algoritmos que procesan tal cantidad de información.

El siguiente paso era la tecnología. Ni el big data ni la inteligencia artificial están al alcance de cualquiera. Ahí aparece Bankia.

El banco, el cuarto más grande de España con siete millones de clientes, fundó Innsomnia en 2016. Innsomnia es una aceleradora de startups con la que Bankia busca modernizarse y captar emprendedores. Uno de ellos fue Javier Expósito, quien, con el apoyo de la entidad y del propio presidente, José Ignacio Goirigolzarri, sacó adelante Exportory. Ahora mira hacia el 2018 con la vista puesta en América Latina.

Sobre ello habla Expósito en una entrevista con el diario ALnavío.

- ¿Qué es Exportory?

- Exportory es una solución para ayudar a pymes a exportar, utilizando big data e inteligencia artificial. Tenemos un algoritmo que analiza el producto, analiza el mercado internacional al que se quiere introducir y detecta el riesgo. No sólo eso. También analizamos la posición competitiva del producto y las trabas burocráticas del mercado. Una información tipo estudio de mercado de consultoría, pero que al utilizar herramientas tecnológicas y nuestra tecnología se consigue una herramienta de bajo coste.

- Trabajar con big data e inteligencia artificial es muy costoso. ¿Cómo lo consiguen?

- En este aspecto nos ha ayudado Bankia a través de la plataforma Bankia Fintech by Innsomnia. Nos han dado soporte técnico, soporte de conocimiento y junto a nuestros ingenieros pudimos desarrollar esta plataforma.

Innsomnia es el proyecto de Bankia para captar el talento fintech de España / Foto: Bankia

- ¿Cuándo tuvo la idea?

- Hace unos tres años trabajaba como comercial de exportación en una pyme de mi tierra, en Alicante. Ahí me di cuenta de cómo las pymes, a la hora de decidir a qué mercado exportar, les cuesta mucho porque no tienen recursos para contratar una consultora. Mucho menos para enviar a una persona a conocer el mercado. Entonces me di cuenta de que no existía una herramienta en el mercado que permitiera a las pymes, a un coste razonable, obtener el tipo de información que las grandes empresas sí consiguen a través las consultoras tradicionales.

- ¿Cuál fue el siguiente paso?

- Comencé a estudiar el tema junto con la Universidad Politécnica de Valencia. Me di cuenta de que muchos de los factores que afectan a un mercado son medibles. Entonces empezamos a trabajar en el tema, diseñamos solos nuestro algoritmo, empezamos a testarlos con clientes, vimos que nuestro porcentaje de acierto era muy alto y luego lo llevamos a Bankia. Entramos en la aceleradora de startups que tiene en Valencia y dimos un salto más. En este caso en la automatización de tareas para reducir tiempos del proceso.

- Y con Bankia, Exportory se convirtió en Exporta.

- En Bankia hay una plataforma que se llama Solución a Empresas. Esto es como una caja de herramientas que ofrece a clientes y no clientes. Una de estas herramientas se llama Exporta y es nuestra. Con ella damos información a la empresa. Cómo está el precio de su producto de destino. Cuáles son las medidas arancelarias a las que se tendrá que enfrentar. Si la dificultad de acceder a certificaciones y homologaciones es alta o es baja. En definitiva, una puerta de entrada para después acceder a un tipo de informe de consultoría más profundo que ofrecemos con nuestra herramienta. Como si fuera una versión libre y una versión premium.

- ¿Cuál es el balance de esta aventura?

- Al principio comenzamos de un modo más local y provincial. Ahí supimos el valor que supone para una pequeña y mediana empresa conocer qué le va a suceder a su producto cuándo acceda un mercado haciendo un desembolso muy bajo. El valor percibido es muy alto. Nuestro producto más caro costaría menos que el billete de avión de la persona que tuviera que desplazarse al país.

- ¿Cuánto cuestan los productos de Exportory?

- Un estudio de una línea de producto en un mercado internacional tiene un costo de 400 euros. El motivo de esto es porque usamos software. Ese trabajo de consultoría lo hacemos mediante big data, inteligencia artificial y nuestro algoritmo de toma de decisiones como punto central.

- ¿Qué tal la experiencia en Bankia?

- Seguimos en colaboración con Innsomnia. Estamos en Valencia instalados como reflejo de lo bien que ha ido. Lo que quiero remarcar aquí es la triple colaboración, Bankia como banco, Innsomnia como institución y Exportory como startup. Ha sido clave. Trabajamos mucho con el concepto de aportar valor al cliente, eso lo conoce muy bien Bankia por su carácter de banco e Innsomnia por la cantidad de empresas con las que trabaja.

- ¿El presidente José Ignacio Goirigolzarri ha colaborado con ustedes?

- Tanto el presidente como su equipo en el proyecto de Bankia Fintech. De hecho, se han reunido con nosotros varias veces. Me ha sorprendido mucho la cercanía de los altos directivos de Bankia. Eso es una cosa que sorprende. He tenido ocasión de trabajar con varios departamentos y el recibimiento siempre ha sido bueno. Me chocó porque uno espera que de un gran banco el trato sea distinto.

- ¿Cuál es el futuro de Exportory?

- El futuro de Exportory será por un lado aportar el máximo valor a las pymes españolas que quieran exportar. Y por otro lado estamos preparando nuestro salto al exterior, adentrarnos en otros países. Primera parada, Latinoamérica.

- ¿Puede concretar qué países?

- Es demasiado pronto, pero estamos interesados en México y Chile. Estamos buscando colaboradores.

- ¿Exportory es la primera idea que convierte en startup Javier Expósito?

- Sí.

- ¿Y ya triunfa?

- (Se ríe) Llevamos tres años y no todo ha sido un camino de rosas. Pero al final se trata de reaccionar rápido.

- ¿Qué es lo que más le ha costado en los comienzos?

- Una de las cosas que más nos ha costado, a nosotros, que estamos en España, son las trabas burocráticas y fiscales que tiene que soportar una startup al principio de su vida. Ponen realmente complicado ese momento en el que estás creando algo, cuando todavía no tiene ventas y tienes que mantenerte. Eso ha sido realmente complicado. Aquí el sistema español debe mejorar. Antes de que las startups sean rentables por sí mismas, la carga impositiva y fiscal es demasiado alta.

- ¿Tiene intenciones de escalar la empresa, pasar de startup a scaleup?

- Soy partidario de un crecimiento orgánico. No de la cultura del pelotazo. Estamos más por la labor de ser escalables, nuestro producto lo es. De hecho, mi convencimiento personal es el de llegar muy lejos, pero siguiendo un método consciente, controlado y seguro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.