alnavio.com

La “compleja” trama corrupta en Panamá que estrecha el cerco sobre Ricardo Martinelli

martes 16 de enero de 2018, 16:00h

Leticia Núñez (ALN).- En plena investigación de la trama Odebrecht, ha estallado el caso Blue Apple. Se trata, según la Fiscalía de Panamá, de “otra investigación en la que se descubre más dinero público sustraído por servidores públicos que traicionaron al Estado”. Hay una treintena de investigados, entre ellos dos exministros de Martinelli. El expresidente, detenido el pasado junio en Miami, tiene una decena de causas abiertas.

Ricardo Martinelli está acusado de corrupción y espionaje político / Flickr: Presidencia RD
Ampliar
Ricardo Martinelli está acusado de corrupción y espionaje político / Flickr: Presidencia RD

Nuevo escándalo en Panamá. Y, de nuevo, por sobornos. Altos exfuncionarios panameños del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) cobraron comisiones a una decena de constructoras a cambio de concesiones públicas, tal como manifestó este lunes la fiscal general del país, Kenia Porcell. “Esta es otra investigación compleja de corrupción -denominada Blue Apple- en la que se descubre más dinero público sustraído por servidores públicos que traicionaron al Estado”, dijo la procuradora.

La trama, en la que hay una treintena de sospechosos, estalla en un momento en el que en Panamá también se investiga la red de sobornos que tejió Odebrecht, acusada de pagar coimas en 10 países de Latinoamérica a cambio de contratos. La constructora brasileña acordó con la Fiscalía panameña pagar una sanción de 220 millones de dólares en 12 años y el aporte de información vital para las investigaciones por el pago de al menos 59 millones de dólares en sobornos.

En Panamá, hay 63 imputados, entre ellos, dos hijos del expresidente Martinelli -Ricardo Alberto y Luis Enrique-, como apunta la agencia France Presse. El propio Martinelli fue detenido el pasado junio en Miami tras ser reclamado por la justicia del país por cargos de corrupción y espionaje político.

Por Odebrecht también fueron imputados dos exministros de Martinelli: el de Obras Públicas, Federico José Suárez, y el de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Jaime Ford Castro. Suárez pagó una fianza de 50.000 dólares en junio para salir de prisión. Estaba acusado de blanqueo de capitales. Por su parte, Ford quedó en libertad en diciembre tras resolverse a su favor una acción de hábeas corpus en Odebrecht, tal como publicó la prensa panameña. El exministro se encontraba bajo detención preventiva desde el pasado 6 de septiembre.

En Panamá, hay 63 imputados por Odebrecht, entre ellos dos hijos del expresidente Martinelli

Ahora ambos vuelven a estar bajo la lupa de la justicia. Aunque no les citó directamente, la fiscal general señaló que “las más altas autoridades en los ministerios de Obras Públicas y de Vivienda” exigieron entre los años 2001 y 2011 “un porcentaje relacionado con el valor de la obra a empresarios del sector de la construcción”.

Se investiga también a siete constructoras: Conalvias, Meco, Rodsa, Bagatrac, Ingeniería REC, GS Contractors y Concepto y Espacios.

El pago de la coima iba del 5% al 10% del valor del proyecto, siempre según datos hechos públicos por la fiscal en rueda de prensa, y se producía “a cambio de la agilización de los trámites administrativos para la ejecución” de las construcciones. Según Porcell, esos pagos eran depositados en una sociedad anónima denominada Blue Apple Service. En total, la Fiscalía calcula que movieron 40 millones de dólares.

Porcell adelantó que ya han recuperado 20 millones de dólares / Foto: Ministerio Público de Panamá

No obstante, el fiscal adelantó que ya han recuperado 20 millones de dólares y han logrado confiscar otros cinco millones de dólares en bienes.

Con esta nueva trama, casi todo el gabinete del expresidente Martinelli está investigado. Desde el exministro de Economía Frank de Lima, hasta la extitular de Vivienda Yasmina Pimentel, pasando por la exviceministra de la Presidencia María Fábrega. “La lista de exfuncionarios es más amplia, y se le suman decenas de empresarios”, según un análisis de Luis Miguel Blanco publicado en el periódico La Vanguardia con el título “Panamá, de paraíso a la cárcel del gabinete de Martinelli”.

El expresidente, un empresario que hizo fortuna con una cadena de supermercados, abandonó Panamá ya con la justicia pisándole los talones por un supuesto desfalco de 45 millones de dólares en un programa de alimentación escolar. Entre las cuentas pendientes con la justicia se suma la acusación de haber montado un entramado costeado con fondos públicos para espiar a cerca de 150 oponentes políticos. En total, tal como recoge El País, existe una decena de causas abiertas contra Martinelli, “todas vinculadas a supuestas corruptelas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.