alnavio.com

La confesión del exdirector de Odebrecht provoca el último terremoto político en Perú

jueves 01 de marzo de 2018, 17:00h
Leticia Núñez (ALN).- Todo apunta a que habrá un antes y un después en la política peruana tras las confesiones de Jorge Barata. El exdirector ejecutivo de la constructora brasileña en Perú y mano derecha de Marcelo Odebrecht declaró al fiscal que entregó dinero a Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori, Ollanta Humala, Alejandro Toledo y Alan García entre 2006 y 2011. Los millones de Odebrecht financiaron todas las campañas presidenciales. Nadie se libra.
Jorge Barata declaró al fiscal que Odebrecht financió las campañas de todos los presidentes de Perú / Flickr: Presidencia Perú
Ampliar
Jorge Barata declaró al fiscal que Odebrecht financió las campañas de todos los presidentes de Perú / Flickr: Presidencia Perú

Decían las malas lenguas que todos los políticos de Perú temblaban a la espera de que Jorge Barata declarase al fiscal. Ese momento ya ha llegado. Y a tenor por lo que confesó el exdirector de Odebrecht en el país andino, la tiritera parece justificada. La constructora brasileña financió las campañas de todos los presidentes de Perú. Nadie se libra. Ningún mandatario escapó a los millones del gigante de la construcción.

Barata, el hombre fuerte de Odebrecht en Lima de 2001 a 2016 y la mano derecha de Marcelo Odebrecht según la prensa peruana, fue uno por uno. Desde el presidente, Pedro Pablo Kuczynski hasta los expresidentes Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. No se libró tampoco la líder de la oposición, Keiko Fujimori.

En total, 5,3 millones de dólares. Se reparten, según la confesión de Barata al fiscal, recogida por el diario El Comercio, de la siguiente forma: 300.000 dólares para la campaña de PPK, tres millones de dólares para Humala, 600.000 dólares para Toledo, 200.000 para García y 1,2 millones para Keiko Fujimori.

“La política peruana puede ser diferente después de las declaraciones de Barata”, según Sinecio López

Si la política en Perú viene de unos meses de parálisis por la vacancia de PPK, quien estuvo a punto de ser destituido precisamente por sus vínculos con Odebrecth, y por el posterior indulto que el presidente concedió a Alberto Fujimori, la confesión de Barata pone a Perú definitivamente patas arriba.

Ya lo advirtió Sinecio López, Doctor en Sociología en la Universidad de París, investigador y analista político peruano, en una entrevista con ALnavío. “El mismo Marcelo Odebrecht declaró que su empresa ha financiado electoralmente a todos los principales candidatos a la Presidencia en todos los procesos electorales y que los montos concretos los conoce Jorge Barata. El mismo Odebrecht dijo que si hay ilegalidades también las sabe Barata. Y éste aceptó ser colaborador eficaz de la Justicia. Así que la política peruana puede ser diferente después de las declaraciones de Barata”, señaló López, advirtiendo que los afectados “pueden acabar en la cárcel”.

En un análisis publicado por ALnavío en diciembre, Pedro Benítez ya señaló que el escándalo Odebrecht amenazaba el modelo político peruano. Economía y política se mueven por dos caminos distintos. La primera encadena más de 100 meses consecutivos de crecimiento. Mientras, la segunda va de traspiés en traspiés. Algo que según Benítez, puede “ser la oportunidad de los que quieren barrer con la institucionalidad democrática” (Ver más: Odebrecht amenaza el modelo político de Perú).

Caso por caso

En lo que respecta a Kuczynski, Barata afirmó que la constructora brasileña contribuyó con 300.000 dólares a su campaña en 2011. No ganó, sino que quedó en tercer lugar por debajo de Ollanta Humala y Keiko Fujimori.

El monto, según recoge el periódico El Comercio, fue entregado a la empresaria Susana de la Puente, quien es la actual embajadora de Perú en Reino Unido. Las reacciones a tal revelación no han tardado en llegar. PPK asegura en Twitter que “jamás” recibió “una donación del señor Barata” y que tampoco nunca recibió “ninguna financiación de dicha fuente para mis campañas presidenciales”.

Asimismo, PPK señala que aquella alianza estaba conformada por el PPC, APP, Restauración Nacional y el Partido Humanista y que él, como candidato, no “tuvo manejo ni control de la tesorería de dicha alianza”. Finalmente, anuncia que recibirá a la Comisión Lava Jato el próximo 16 de marzo en el Palacio de Gobierno.

Quien también ha desmentido a Barata es De la Puente. “Si bien no acostumbro a opinar sobre trascendidos, habiendo tomado conocimiento que el señor Jorge Barata habría manifestado que me entregó 300.000 dólares para la campaña de la Alianza por el Gran Cambio, desmiento categóricamente esta afirmación”, expresó, tal como informa el periódico La República.

En el caso de Keiko Fujimori, Odebrecht aportó 1,2 millones de dólares, también en la campaña de 2011. Barata detalló que, por ejemplo, le dio un millón de dólares a Jaime Yoshiyama, entonces secretario general del partido, y a Augusto Bedoya Cámere, exministro de Transportes del régimen de Alberto Fujimori.

“Las cuentas fueron debida y oportunamente presentadas a la oficina electoral. Otros se venden, yo no”, dice Alan García

Pese a que Keiko Fujimori aún no se ha pronunciado, sí lo ha hecho su abogada, Giuliana Loza. “Ha sido una declaración muy positiva para nosotros. El señor Barata ha sido muy claro y repetitivo en afirmar que nunca entregó dinero a la señora Keiko Fujimori. Jamás habló con ella de la entrega o pedido de algún aporte a la campaña con ella. Nunca le entregó dinero”, explicó a la salida de la Fiscalía en Sao Paulo (Brasil), tal como recoge RPP Noticias.

A todo ello se suma los 600.000 dólares para la campaña del exmandatario Alejandro Toledo que, según fuentes citadas por El Comercio, fueron recibidos por Abraham Dan On, exjefe de Seguridad del Palacio de Gobierno en la administración 2001-2006. Toledo, prófugo de la Justicia, no ha reaccionado públicamente a lo dicho por Barata.

Quien sí lo ha hecho es Alan García, a cuya campaña Odebrecht aportó 200.000 dólares, según el exdirector de la constructora en Perú. Fue para las elecciones de 2006, cuando García ganó la Presidencia tras superar en la segunda vuelta a Humala.

“Ni mi campaña ni el Partido Aprista recibieron en el 2006 donación alguna de Odebrecht. Las cuentas fueron debida y oportunamente presentadas a la ONPE [Oficina Nacional de Procesos Electorales]. Otros se venden, yo no”, dijo el expresidente en Twitter. Y agregó: “A pesar de los deseos de mis adversarios tanto en la declaración de ayer como la de hoy no he sido relacionado con aporte de dinero alguno. Nunca pedí ni recibí nada”.

Sobre la campaña de Humala, en prisión preventiva junto con su mujer, Barata ya reconoció en enero del año pasado que entregó tres millones de dólares.

Al margen de los desmentidos el fiscal superior peruano, Rafael Vela, afirmó que el equipo está “satisfecho” tras el interrogatorio realizado en Sao Paulo a Barata, quien “colaboró plenamente” con las autoridades, tal como recoge la agencia EFE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.