alnavio.com

¿Será suficiente el Twitter para que Ricardo Anaya remonte la ventaja de AMLO en México?

martes 10 de abril de 2018, 10:00h
Alonso Moleiro (ALN).- Ricardo Anaya es un joven dirigente político que, acompañado por una inusual alianza de extremos integrada por el PAN y el PRD, intenta plantar cara a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). El candidato izquierdista, con el partido Morena, domina las encuestas electorales en México. La cuenta de Twitter de Anaya es un despliegue planificado de mitines, encuentros con simpatizantes, recorridos por barriadas, promesas y diagnósticos.
Ricardo Anaya ofrece presentar cada día una nueva propuesta / Flickr: PAN
Ampliar
Ricardo Anaya ofrece presentar cada día una nueva propuesta / Flickr: PAN

Ricardo Anaya es el candidato de Por México al Frente, coalición política integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), que presidió hasta el pasado mes de diciembre; el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y otras formaciones políticas que se han coaligado para intentar frenar al controvertido Andrés López Obrador (AMLO), el candidato de Morena (Movimiento Regeneración Nacional), que en este momento puntea en los sondeos de opinión para las elecciones en México.

Anaya y el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade (integrada por el histórico Partido Revolucionario Institucional, PRI, hoy en el gobierno, y otras formaciones menores), luchan por el segundo puesto en las preferencias del electorado, de acuerdo a lo que reportan los estudios de opinión. La batalla electoral se gesta en una nación con un marco económico sin dudas dinámico, pero asediada por la corrupción política y la violencia.

La cuenta de twitter de Anaya -un dirigente político muy joven, que ya tiene experiencia de gestión en la política regional-, como la de todo candidato presidencial, está ahora volcada al monocorde esfuerzo retórico y logístico de la campaña. Anaya promete, conversa, viaja, recorre ciudades y pueblos, y muestra el portafolio programático. Su rastro no se diferencia en gran cosa de otros candidatos presidenciales aquí reseñados.

Esto fue lo que le dijo Anaya, hace muy poco, al expresidente Felipe Calderón, quien lo acusó de “plagio” por incorporar algunas de sus propuestas al programa de gobierno.

Tiros de cámara aéreos, multitudes y papelillos, contacto cercano con la población, retratos con su esposa, saludos a las masas, abrazado, con los puños en alto, con toda la dirigencia que le acompaña. Promesas y más promesas. Anaya tiene que hacer completo el gasto. No hay otra forma de encarar una campaña presidencial. La de México recién comienza formalmente, y la cuesta por remontar para llegar a la cota alcanzada por López Obrador es de cerca de 20 puntos porcentuales. No puede negarse que todo el tinglado proselitista, dotado de una vistosa infraestructura para comunicarse con los simpatizantes, procura ir acompañado de proposiciones.

Esto comentaba Anaya poco antes del comienzo de la contienda electoral sobre el ejercicio del periodismo en el país, que sin duda comporta enormes riesgos en determinadas regiones y ante determinados temas.

Quedan tres meses para comprobar si Anaya puede concretar la proeza de remontar la cuesta que lo separa de López Obrador, y de recomponer el mapa político y administrativo de su país, tal como aspira. A fin de cuentas, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto desarrollaron campañas similares y se comprometieron a las mismas cosas, y todo siguió en México más o menos igual.

Alonso Moleiro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.