alnavio.com

La familia que construyó el imperio más poderoso de República Dominicana

lunes 16 de abril de 2018, 10:00h
Nerea Parada (ALN)- Felipe, Amelia y Juan Bautista Vicini Lluberes son, en la actualidad, la cabeza visible del mayor conglomerado empresarial de República Dominicana, el Grupo Vicini, cuyos orígenes se remontan a mediados del siglo XIX. La familia, de raíces italianas, se afincó en Latinoamérica en 1860 y ahora, más de 150 años después, dirige un imperio azucarero que ha sabido expandir a lo largo y ancho del planeta.

La casa familiar de la familia Vicini está situada en la calle Isabel la Católica nº 158 en Santo Domingo (República Dominicana) y todavía conserva la esencia del patriarca Juan Bautista Vicini. La morada guarda algunos de los mayores secretos y estrategias económico-políticas del país y el periódico Listín Diario estuvo ahí para contarlo. Cada rincón, decorado con retratos en blanco y negro de las cuatro generaciones de empresarios, es un pequeño homenaje a la familia y a la unión de esta.

Ingenios de azúcar, manufacturas, finanzas y medios de comunicación han convertido al imperio Vicini en el mayor grupo empresarial del país. La versión mexicana de la revista Forbes los coloca en la primera posición de la lista “Los próximos millonarios de la República Dominicana”.

Una estricta formación y una buena estrategia de negocio han sido la clave del triunfo empresarial de los Vicini. Precisamente en 2005, en plena crisis financiera, tomaron el control de la mayoría de las acciones del Banco Dominicano del Progreso y lo rescataron de una ruina inminente.

La familia Vicini es la primera fortuna de República Dominicana / Foto: Grupo Inicia

“La quiebra del banco fue relativamente fácil gracias a la rapidez en la toma de decisiones”, declaró en una entrevista a Noticias Sin Juan Bautista Vicini, presidente del Consejo de Directores del Banco del Progreso y de Listín Diario, uno de los primeros y más importantes periódicos del país. En la operación se manejaron hasta 350 millones de euros (400 millones de dólares).

Baciccia y la ley del máximo esfuerzo

Juan Bautista Vicini, conocido como Baciccia, viajó desde Italia a República Dominicana con 12 años. A los 19, el olfato para los negocios ya se había convertido en su mejor arma. El crecimiento económico de la familia alcanzó la cima gracias al esfuerzo y las acertadas decisiones del empresario, quien con 30 ya había adquirido su primer ingenio azucarero.

En plena crisis, los Vicini tomaron el control del Banco Dominicano del Progreso y lo rescataron de una ruina inminente

La admiración de los bisnietos Vicini hacia Baciccia es absoluta. En palabras del menor, Juan Bautista, quien lleva el nombre en su honor, “era un hombre entregado a los negocios. Construyó en Palenque una vía férrea y un puerto para poder dar continuidad a los trabajos que estaba llevando a cabo”, reseñó al diario Acento.

Sólo una vez regresó Baciccia a Italia antes de fallecer a los 53 años. En este viaje invitó a su sobrino, Ángelo Porcella Vicini, a trabajar en la hacienda familiar. El joven terminó convirtiéndose en cónsul y encargado de negocios de la Embajada de Italia en República Dominicana.

La política y los Vicini

Ángelo Porcella Vicini fue el responsable de crear la hoja de ruta de la vida política de la familia. Les marcó la senda política. Pero, sin duda alguna, Juan Bautista Vicini Burgos, hijo de Baciccia, es el miembro de los Vicini más recordado por el pueblo dominicano.

Los libros de historia recogen cómo, siendo presidente provisional de República Dominicana entre 1922 y 1924, tomó medidas para asegurar la pacífica retirada de las tropas norteamericanas que ocupaban el país desde 1916. Después se encargó de fijar una de las elecciones más limpias que se han celebrado en el país, las que ganó Horacio Vázquez en 1924.

Tras su breve, pero intensa, incursión en la política, Juan Bautista Vicini regresó a la dirección de los ingenios azucareros de la familia. Y se dedicó a expandir y hacer crecer el negocio hasta la fecha de su fallecimiento, en 1935.

La familia Vicini convirtió un imperio azucarero en todo un conglomerado empresarial / Foto: Gestiriego

El Grupo Inicia y su compromiso con el medioambiente

Ahora, el testigo político podría ser recogido por los bisnietos Felipe, Amelia y Juan Bautista Vicini, profundamente comprometidos con el pueblo dominicano y la gestión de los recursos naturales. Precisamente, el Parque Eólico Los Cocos, pionero en energía renovable en República Dominicana, pertenece al Grupo Vicini, que en 2016 pasó a llamarse Grupo Inicia.

El parque se integra dentro de EGE Haina, una empresa más amplia administrada por la familia, que desarrolla una importante labor social en el país. Incentiva el desarrollo comunitario, favoreciendo las relaciones de cooperación con las comunidades donde opera y dedica una cuota importante de la inversión social a la educación, al deporte y a la protección del medioambiente.

A lo largo de su historia, los Vicini han deambulado entre el mundo empresarial y el político. Se han convertido en líderes de opinión, con gran responsabilidad en el desarrollo social y económico de República Dominicana. Varias generaciones Vicini pueden pasar a la historia como héroes nacionales. Como los protagonistas de uno de los mayores rescates bancarios del país y también como la familia encargada de expulsar a las tropas enemigas de República Dominicana.

Nerea Parada

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.