alnavio.com

El candidato del Partido Colorado ya acaricia en Twitter la Presidencia de Paraguay

sábado 21 de abril de 2018, 16:00h
Alonso Moleiro (ALN).- Mario Abdo, candidato del Partido Colorado, formación de claro arraigo y predominio en la historia de Paraguay, es el claro favorito en las elecciones presidenciales de este domingo. En la cuenta de Twitter de Abdo no cabe otro matiz informativo o variante de contenidos que no sea la promoción de su candidatura. Se le acusa por los vínculos familiares con la dictadura de Alfredo Stroessner, pero eso no parece lastimar su popularidad.
Mario Abdo sólo usa Twitter para llegar a la Presidencia de Paraguay / Foto: @maritoabdo
Ampliar
Mario Abdo sólo usa Twitter para llegar a la Presidencia de Paraguay / Foto: @maritoabdo

Mario Abdo es el candidato del Partido Colorado, histórica formación de Paraguay, para los comicios presidenciales que tendrán lugar este domingo.

De acuerdo a lo que indican los sondeos, lleva una ventaja muy clara sobre Efraín Alegre, del Partido Liberal Radical Auténtico -el eterno rival de los colorados en la política local-, su competidor directo en la carrera para llegar al Palacio Presidencial de Los López, en Asunción.

“Marito”, como le llaman los compatriotas, es un hombre de edad mediana, pleno en su madurez, de pelo entrecano y aspecto austero. En la campaña ha tenido que enfrentar acusaciones que le enrostran los rivales por los vínculos que tuvo su padre, llamado también Mario Abdo, con la larga dictadura de Alfredo Stroessner, de quien fue secretario privado.

Cercanos ya los segundos del desenlace, la cuenta de Twitter de Abdo es todo un álbum de postales con promesas de futuro

Tiempos en los cuales la hegemonía de los “colorados” se expresaba en aquella larga dictadura, que le sirvió de soporte, y que copó sectores medulares del Poder Judicial y las Fuerzas Armadas por varias décadas.

Con formación académica en Estados Unidos, y perteneciente a un momento político distinto al de su padre, Abdo hijo es acusado de tener una interpretación muy indulgente de aquel dictador y del balance general de su largo gobierno. Todo lo cual no ha hecho una mella demasiado pronunciada en los índices actuales de aceptación popular.

Cercanos ya los segundos del desenlace, la cuenta de Twitter de Abdo es todo un álbum de postales con promesas de futuro, mitines multitudinarios, señales de aprobación con el dedo pulgar, fotos de familia y encuentros con activistas.

Los anuncios de movilizaciones y actos con la identidad cultural de las campañas electorales vienen sazonados, como es de suponer, con la formulación general de promesas, todas con su matriz “lugarcomunista”.

Por lo demás, podemos observar que el candidato Abdo desarrolla una disciplinada estrategia de comunicación política en las redes sociales. Su buzón, que con 10.000 tuits siguiere que no ha sido usado antes en exceso, delata que está volcado por completo a la promoción de su plataforma. En los últimos días el ritmo ha sido notorio e incluso excesivo.

“Marito” Abdo colocará una nueva pieza en la historia del ajedrez institucional de su país. Paraguay tiene una democracia que ha trastabillado algunas veces en el tiempo reciente, en los años de Lino Oviedo, pero que parece haber dejado atrás el tormentoso periodo de guerras civiles, aislamiento y dictaduras de la primera parte del siglo XX que alguna vez la convirtieron en una de las naciones más atrasadas de toda la región.

Alonso Moleiro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.