alnavio.com

Literatura (y más literatura) es lo que leen los españoles

miércoles 02 de mayo de 2018, 11:00h
Oscar Medina (ALN).- Un trabajo de campo de la Federación de Gremios de Editores de España, correspondiente a 2017, encontró que 65,8% de los españoles lee un libro al menos una vez por trimestre y 55,8% de ese total lo hace una vez a la semana. La investigación sobre los hábitos de lectura en el país no se hacía desde 2012 y fue presentada recientemente.
En España se lee más y el autor más vendido es Fernando Aramburu / ALN: Mariana Zapata
En España se lee más y el autor más vendido es Fernando Aramburu / ALN: Mariana Zapata

El estudio “Hábitos de lectura y compra de libros en España” se hizo por primera vez en 2002 y no se había vuelto a realizar desde 2012. De modo que es una buena noticia que se haya retomado esta iniciativa y mejor aún por los resultados que se obtuvieron sobre este asunto en 2017 y que recién acaban de ser presentados: aumentó la lectura en España.

Los responsables del informe –la Federación de Gremios de Editores de España, en colaboración con la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura- han difundido los hallazgos de una encuesta hecha a 5.000 personas con más de 10 años de residencia en la España peninsular, islas Baleares y Canarias (90% de españoles y 10% de extranjeros). Y hay que tomarlos con optimismo.

Estas son algunas de las conclusiones en materia de libros.

El porcentaje total de lectores (con una frecuencia de al menos una vez trimestral) de 14 o más años de edad aumentó a 94,7% en 2017. En 2012 era 90%, en 2011 fue 90,4% y en 2010 fue 90,5%. No se trata de un crecimiento importante, pero la data muestra una recuperación para nada desdeñable.

De ese total general de lectores al menos una vez al trimestre 65,8% lee libros; 74,6% periódicos; 41,2% revistas; 49,5% sitios web, blogs y foros; y 56,9% redes sociales.

La lectura de libros en general y de contenidos digitales aumentó con respecto a las mediciones anteriores. Y cayeron los usuarios de periódicos, revistas y cómics (ver cuadro 1).

Los lectores frecuentes de libros (todas las semanas) aumentaron: 85% de los lectores de libros entra en esta categoría, lo que equivale a 55,8% del 65,8% (ver cuadro 2).

65,8% de la población española consume libros. 59,7% los lee por ocio en su tiempo libre y 28,1% lo hace por trabajo o estudios. La data arroja que leen una media de 13 libros al año y emplean 7,6 horas a la semana en esta actividad.

Del total de lectores frecuentes, quienes afirman leer libros diariamente o casi todos los días son el 29,9% de los entrevistados. Esto representa una disminución con respecto a 2012 (fue 31,2%), pero un aumento de 4,3% en los últimos 10 años.

La media de lectores en tiempo libre para toda España es de 59,7%. Discriminados por comunidades autónomas se ubica a Madrid a la cabeza con 71,4%.

La media global de libros en el hogar para España (exceptuando los de texto) es de 227, mientras que en 2012 fue de 201. En 42,6% de los hogares hay entre 20 y 100 libros. En 34% hay más de 100 y en 23,4% hay menos de 20.

Cuando se preguntó a los entrevistados cuál era la materia del último libro leído 74,6% respondió “literatura”. Y de ese total, 69,5% corresponde a los géneros de novela y cuento (ver cuadro 3).

En 40,8% de los casos ese último libro fue comprado y en 8,3% se trató de una descarga de internet. En este renglón, 6,3% lo descargó de forma gratuita.

Del 59,7% de lectores en su tiempo libre 40,3% lo hace sólo en papel, mientras que 19,4% lo hace en papel y en formato digital con una media de 16,8 libros al año (ver cuadro 4).

En 2017 la proporción de personas que compraron al menos un libro en el año (incluyendo libros de texto) fue de 61,3%, versus 55,4% en 2012. Pero si bien aumentó ligeramente el número de compradores, la cantidad de libros adquiridos disminuyó 0,9% al pasar de 10,3 libros de media global en 2012 a 9,4 en 2017.

28,5% de estos compradores sólo adquirió libros que no son de texto; 18,8% compró ambos tipos de libros y 14% se limitó exclusivamente a los ejemplares de texto.

Las librerías tradicionales se mantienen como los lugares preferidos para la compra de libros que no son de texto con un total de 62,5% de los casos totales y 48,4% en el caso de la última compra. Internet es el cuarto canal de comercialización en cuanto a totales (15,1%), pero el segundo si se trata de la compra más reciente, con 11,9%.

En el punto específico del último libro comprado 38,4% fueron ediciones de bolsillo; 58,2% correspondieron a “otros formatos” y apenas 3,5% a e-books.

¿Y cuáles fueron los autores y libros más comprados? Para eso hay que ver el cuadro 5.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios