alnavio.com

El festival de 44 días en Madrid que incluye baile bajo un eclipse de luna

miércoles 04 de julio de 2018, 09:00h
Oscar Medina (ALN).- 75 eventos artísticos tiene en agenda el festival Veranos de la Villa que se celebra en Madrid hasta el 2 de septiembre con una propuesta que invita a recorrer la ciudad bajo otra mirada. En la programación destaca el aspecto musical con al menos 30 conciertos. Estos son algunos de los más interesantes.
En la programación de los Veranos de la Villa destaca especialmente el aspecto musical, con 30 conciertos / Ilustración: Mariana Zapata
En la programación de los Veranos de la Villa destaca especialmente el aspecto musical, con 30 conciertos / Ilustración: Mariana Zapata

Todo Madrid es escenario para este festival. Es difícil imaginar un evento tan atractivo y ambicioso en otra ciudad. La nueva edición de Veranos de la Villa arrancó el pasado 29 de junio y se extiende hasta el próximo 2 de septiembre con una agenda de 75 citas artísticas de todo tipo que se llevarán a cabo en los distritos de la capital española.

“La propuesta del festival es diversa en géneros, disciplinas y estilos con el reto de invitar a toda la ciudadanía a participar de su programación”, apunta la nota de prensa de Veranos de la Villa. “En sus 44 días de programación, Veranos de la Villa ofrecerá́ conciertos, espectáculos y veladas de circo, deportes urbanos, teatro, danza y baile, performance, y actividades participativas inéditas en Madrid”.

Y aclara el objetivo fundamental: “Dentro del eje de descentralización de la cultura del Ayuntamiento de Madrid, que busca llevar las fiestas y citas culturales a toda la ciudad, Veranos de la Villa vuelve a ser un festival ambulante, una cita que se mueve por toda la ciudad. De esta manera, Veranos de la Villa invita a la ciudadanía a conocer su ciudad, a moverse y descubrir lugares propiciando encuentros y nuevas maneras de habitar Madrid a través de la cultura”.

El 5 de julio se presenta en Madrid el productor alemán Uwe Schmidt transfigurado en su alter ego Atom

Esta edición cuenta con 36 espacios municipales distribuidos en 21 distritos. Habrá lugares para descubrir, mientras que las ubicaciones más conocidas serán presentadas desde una nueva perspectiva.

En esa vasta programación destaca especialmente el aspecto musical, con 30 conciertos. Ya abrió fuegos con la presentación del inglés Matthew Herbert y su Brexit Big Band que tuvo lugar el pasado 29 de junio en la Plaza de Colón y en la que participaron músicos españoles y el Coro de la Universidad Politécnica de Madrid. Y para los próximos días conviene anotar algunas fechas de entrada libre.

Baile y reposo

El jueves 5 de julio, en el “aro rojo” del Parque Juan Carlos I, se presenta el polifacético músico y productor alemán Uwe Schmidt transfigurado en su alter ego Atom.

Schmidt es una figura ampliamente conocida entre los amantes de la electrónica de baile. Radicado en Chile, desarrolló el proyecto Señor Coconut con el que versiona y reconstruye temas a partir de un encuentro lúdico entre la electrónica y ritmos latinos como el chachachá, el mambo y el merengue.

Bajo este seudónimo ha grabado discos imprescindibles como El Gran Baile, El baile alemán y Electrolatino. De hecho, el martes 3 en la Plaza Matadero se presentó como Señor Coconut y su segunda intervención en el festival será bajo la figura de Atom, su propuesta más electrónica que se pasea entre el acid-techno, el lounge y el Nu-jazz.Ólafur Arnalds deslumbrará con sus pianos que se tocan solos / Foto: veranosdelavilla.madrid.es

El 12 de julio, en el Auditorio al aire libre del Parque Lineal de Manzanares, será el turno del compositor y multi-instrumentista islandés Ólafur Arnalds, un personaje singular que pasó de los sonidos duros del metal al minimal techno en la temprana juventud y que hoy deslumbra con unos trabajos basados en las cuerdas, el piano y la electrónica más reposada moviéndose entre lo neoclásico y lo experimental.

Arnalds es el autor de la música de los filmes Los juegos del hambre y Gimme Shelter, entre otras bandas sonoras para cine y televisión; y ha grabado al menos nueve discos.

Su último lanzamiento fue Eulogy for Evolution (2017), un trabajo de su adolescencia que fue rescatado y remezclado por él mismo y que es descrito como “un viaje desde el nacimiento a la muerte, que transporta a quien lo escucha a través de la vida misma”. Su disco anterior, Island Songs, contiene piezas compuestas en un viaje por el interior de Islandia. Contó con la participación de músicos de las zonas que visitó en el recorrido de siete semanas.

Veranos de la Villa invita a la ciudadanía a conocer Madrid y a descubrir nuevas maneras de habitar la ciudad a través de la cultura

El concierto que ofrecerá en Madrid se inscribe en los territorios del ambient, la electrónica y la música clásica. Arnalds se presentará con su banda habitual de pianos y sintetizadores, percusión, un cuarteto de cuerdas y con un elemento sorprendente: dos pianos “semi-generativos” que se tocan solos y que añaden una perspectiva interesante y experimental al directo.

La isla, la luna

El martes 24 de julio en la Plaza Matadero estará el francés Christophe Chassol, un prodigio del piano que ha colaborado, por ejemplo, con Frank Ocean y Sebástien Tellier, creador de bandas sonoras para el cine y con cinco discos propios.

Chassol es un personaje difícil de clasificar. Su trabajo experimenta con voces, música, sonidos, juegos e imágenes, con los que crea piezas audiovisuales complejas que transitan por diversos géneros. En la Plaza Matadero interpretará Six Pianos y Big Sun.Uwe Schmidt en su alter ego más electrónico: Atom / Foto: veranosdelavilla.madrid.es

La primera es una composición original del estadounidense Steve Reich que data de 1973 y se convirtió en una suerte de clásico del minimalismo. En esta ocasión, Chassol la deconstruye e interpreta a su manera. Big Sun, por otra parte, es una obra de este francés con raíces en Martinica, que se inscribe en el concepto de “ultrascore” desarrollado por él mismo: una especie de documento sonoro y visual que traza un recorrido por la isla a lo largo de casi una hora de duración.

La noche del 27 de julio en el Parque de Pradolongo será especial. Y sin duda, única. Ocurrirá el que se espera sea el eclipse total de luna más largo de lo que va del siglo XXI. Y para vivir esta experiencia con mayor intensidad la cita será con música a cargo de Pional, un artista madrileño, compositor y productor de electrónica que estará pinchando para convertir el espacio en una gran pista de baile bajo la luna eclipsada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.