alnavio.com

Este emprendedor argentino es un profeta del bitcoin (también en Twitter)

domingo 15 de julio de 2018, 12:00h
Alonso Moleiro (ALN).- Wenceslao Casares, uno de los ideólogos de las criptomonedas, brilla con luz propia en la liga grande de la innovación en Silicon Valley. También en Twitter. Enfrenta su opinión con la de otros expertos que discrepan ante el entusiasmo avasallante en torno a las divisas digitales. Él las otorga un valor revolucionario similar al que tuvo la creación de internet.
 Wenceslao Casares es el fundador de Xapo, un banco online de bitcoins / Foto: Chicago Ideas
Ampliar
Wenceslao Casares es el fundador de Xapo, un banco online de bitcoins / Foto: Chicago Ideas

Una estrella de Silicon Valley, anfitrión y pionero de la digitalización como proyecto histórico, fundador de Patagon y asesor ejecutivo de Paypal. Wenceslao Casares es también el creador y fundador de Xapo, uno de los bancos online de bitcoins más grandes del mundo. Según el periódico argentino Clarín, ya realiza 600.000 transacciones globales al día.

La revista Forbes define a Casares como “el argentino que convenció a Silicon Valley de invertir en bitcoins”. Esta idea hoy es objeto de un agitado debate, que salpica además a sus propias redes. Casares combina la astucia financiera con la creatividad en el universo tecnológico, y es uno de los promotores internacionales por excelencia de las criptomonedas como instrumento de comercialización e intercambio.

Linda Rottenberg, CEO y fundadora de Endeavor –compañía especializada en identificar emprendimientos de alto impacto en mercados emergentes- dijo de él: “En agosto de 1998, apostamos a Wences, y lo convertimos en uno de nuestros primeros emprendedores. Fue lo más inteligente que pudimos haber hecho. Su impacto como emprendedor va mucho más allá de su éxito personal: él fue quien pavimentó el futuro de los unicornios latinoamericanos, incluyendo a Mercado Libre y Globant; su historia inspiró a muchos nuevos innovadores a tener coraje y soñar en grande”.

Casares es, pues, uno de los arietes internacionales de la digitalización como valor cultural compartido y horizonte a conquistar en el siglo XXI. Tiene una cuenta de Twitter que lo ubica en Palo Alto, California, con una foto de un mapa mundi invertido y con el color limón-soda de los algoritmos computarizados (Ver más: El rey argentino de Patagon es ahora el guardián del bitcoin en el mundo).

Escribe sus comentarios en inglés, enfrenta a sus detractores, y en ocasiones sostiene acalorados debates intelectuales sobre el futuro. Casi todos están vinculados a la pertinencia de las criptomonedas como instrumento económico del futuro.

(Es grandioso ver a emprendedores como Brian Amstrong haciendo filantropía con las criptomonedas en una fase inicial. Revisa givecrypto.org e involúcrate)

(Bitcoin no puede ser una moneda global, apolítica, que sirva como valor de reserva, dice el Banco Internacional de Pagos. Me recuerda aquello de “internet está bien, pero nunca será lo suficientemente bueno para imágenes, voz y vídeos”).

(Discrepo respetuosamente, Erik. Las computadoras son una rama y una consecuencia de la electricidad, pero han creado más valores que la industria de la electricidad).

El discurrir cotidiano de Casares en las redes parece consistir en enfrentar la postura escéptica ante aquellos que no pueden, o no quieren, figurarse el futuro. “Puedo imaginarme un mundo en el cual el bitcoin se convierta en un valor comercial estándar global”, declaró para Forbes. Sobre esta idea están gravitando parte de sus proposiciones y contenidos relacionados en twitter.

(Estudio: 6 de cada 10 americanos ha escuchado sobre el bitcoin)

Casares interpreta a las criptomonedas como el desiderátum natural de un mundo en el cual los procesos económicos estén integrados, más allá de los intereses y realidades políticas, en un capítulo de la globalización que todavía no ha terminado de materializarse.

Enfrenta su opinión con la de otros expertos que tienen objeciones ante este entusiasmo avasallante. De sus comentarios, retuits y respuestas podemos concluir que le otorga a este dispositivo un valor revolucionario similar al que tuvo la propia creación de internet.

(Mañana tendré una conversación en Facebook Live con Dan Shuman, CEO de PayPal)

(Diversificación: cómo sobrevivir al dinero en efectivo)

De sus tuits también se puede concluir que no siempre los grandes cambios de la humanidad están ligados a las pugnas políticas, las tensiones sociales o los movimientos de masas.

Que la digitalización comporta la consolidación de un nuevo perfil cultural, sobre el cual quedan temas por agotar y terrenos por conquistar, en el cual queda problematizada la relación con el papel, incluso con el papel moneda.

Que la creatividad y el talento individual, en ocasiones, pueden constituir una verdadera diferencia en la conquista del futuro. Que siempre hay visionarios, especialistas en ir dos pasos adelante, abriendo camino a lo que serán las claves futuras de la humanidad: esa es la idea fundamental que transmite la cuenta de Twitter de Wenceslao Casares.

Alonso Moleiro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.