alnavio.com

Cuántos boliburgueses tienen problemas con la Justicia en España

martes 25 de septiembre de 2018, 11:00h
María Rodríguez (ALN).- En España también viven boliburgueses perseguidos por la Justicia de varios países. Venezolanos muy vinculados al chavismo y que tiempo atrás amasaron grandes fortunas presuntamente de forma poco clara. Los tribunales españoles les investigan, procesan y, en algunos casos, aprueban su extradición. Estos son los boliburgueses para los que la Justicia española se convirtió en problema.
Villalobos es uno de los boliburgueses con problemas en la Justicia española / EFE: Miguel Menéndez V.
Ampliar
Villalobos es uno de los boliburgueses con problemas en la Justicia española / EFE: Miguel Menéndez V.

La comunidad venezolana en España es muy diversa. Está formada por opositores y personas que buscan escapar de la profunda crisis económica, política y social que padece Venezuela.

También por empresarios emergentes, banqueros, inversionistas inmobiliarios… y hasta emprendedores como Andoni Goicochea, fundador de Goiko Grill, que llegó a España procedente de Venezuela en 2012. Su inversión resultó más que airosa y de forma honesta. En apenas cinco años multiplicó por 3.000 el valor de la hamburguesería (Leer más: El fundador de Goiko Grill es el primer venezolano que se hace millonario en España).

Pero también se han afincado en este país boliburgueses. Es decir, personas muy vinculadas al chavismo y que tiempo atrás amasaron grandes fortunas presuntamente de forma poco clara. Ahora, la Justicia española les sigue la pista. Y es que muchos están reclamados por tribunales extranjeros.

El matrimonio Díaz Guillén-Velásquez

Dos de los reclamados por la Justicia venezolana son el matrimonio Claudia Patricia Díaz Guillén y Adrián Velásquez. Ella, exenfermera del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, ejerció dos años como tesorera de la nación y trabajó en el Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) de Venezuela, de donde fue cesada al mes de que falleciera Chávez. Adrián Velásquez, por su parte, ejerció como jefe de seguridad de Chávez.

Ambos viven en España, donde las autoridades les arrestaron en abril siguiendo una orden de detención de Venezuela. Carlos Tablante, autor del libro El gran saqueo, acusa a los dos de tener, como mínimo, 2.000 millones de dólares en paraísos fiscales. La Justicia venezolana les reclama a ambos por presuntos delitos de blanqueo de capitales vinculados a los Panamá Papers. Está pendiente si España aprueba sus extradiciones.

Tras la detención en abril, los dos fueron puestos a disposición del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que después de tomarles declaración les dejó en libertad con la única medida cautelar de no abandonar Madrid mientras se decidía sobre su entrega.

Precisamente este lunes se celebró en la Audiencia Nacional una vista sobre el caso de Díaz Guillén. En una semana saldrá el veredicto. La defensa de la exenfermera tachó de “persecución política” la orden de extradición formulada por el fiscal general de Venezuela Tarek William Saab (Leer más: En una semana se sabrá si España extradita a la exenfermera de Hugo Chávez).

Díaz Guillén se presentó este martes ante la Audiencia Nacional de España / EFE: Luca Piergiovanni

Nervis Villalobos y la Justicia estadounidense

El exviceministro de Energía de Hugo Chávez Nervis Villalobos fue detenido en Madrid en octubre de 2017 a petición de Estados Unidos por presunta implicación en una trama de desvío de fondos de PDVSA. En ese momento la Audiencia Nacional de España acordó su ingreso en prisión incondicional por un presunto delito de blanqueo de capitales y otro de corrupción internacional, según detalla el diario español El Confidencial. No obstante, la Audiencia Provincial de Madrid acordó en septiembre dejar en libertad al exviceministro por no ver indicios suficientes para mantenerlo en prisión, informa este mismo medio.

Villalobos aceptó la extradición a EEUU en diciembre de 2017 para ser investigado por el tribunal de Texas (Houston). Este lo mantiene encausado por formar parte de una red que habría amañado contratos de Bariven, filial de PDVSA. El grupo movió presuntamente 1.000 millones de dólares para comprar funcionarios públicos, tal como detalla El Confidencial.

Pese a que Villalobos aceptó la extradición, deberá permanecer en España hasta que cierre todos sus frentes judiciales

Pese a que Villalobos aceptó la extradición, deberá permanecer en España hasta que cierre todos sus frentes judiciales en este país. Y es que también está siendo investigado por un presunto cobro de comisiones de la compañía asturiana Duro Felguera para conseguirle contratos públicos del régimen chavista, informa El País.

Junto a Villalobos están también acusados por el tribunal de Texas el exgerente general de Bariven César Rincón; el exjefe de Seguridad y Prevención de Pérdidas de PDVSA Rafael Ernesto Reiter y el secretario de la Junta Directiva de La Electricidad de Caracas Luis Carlos de León.

Villalobos fue procesado también en Andorra junto al exviceministro de Energía de Venezuela Javier Alvarado (también investigado por el caso Duro Felguera); Luis Carlos de León, y otros antiguos altos cargos de PDVSA, según informó El País. El motivo es un presunto expolio de 2.000 millones de dólares a la compañía, en el que estarían implicados 13 directivos de la Banca Privada Andorrana (BPA), donde hacían las operaciones.

Los venezolanos actuaban supuestamente a través del cobro de sobornos a empresas que luego conseguían adjudicaciones de la petrolera y que ocultaron a través de sociedades fantasmas creadas por BPA, tal como publicó el periódico Diari d’Andorra.

Rafael Ernesto Reiter y Roberto Rincón Bravo

El Consejo de Ministros de España aprobó en junio la entrega a Estados Unidos del venezolano Rafael Ernesto Reiter, antiguo director de Seguridad y Prevención de Pérdidas de PDVSA. El objeto es que sea enjuiciado por presuntos delitos de organización criminal y blanqueo de capitales, según informó el diario español Abc. Estos hechos se habrían producido entre 2011 y 2013.

Según la acusación, en esos años se habría asociado con un grupo de funcionarios de alto nivel de la petrolera para solicitar sobornos a vendedores y empresas, tal como informa dicho diario.

La Central de la Comisaría General de Policía detuvo a Reiter a comienzos de año, acusado, junto a otros altos cargos venezolanos, de blanquear grandes cantidades de dinero en España procedentes de PDVSA, según recogió Abc.

Entre los arrestados también se encontraba José Roberto Rincón Bravo, hijo del magnate afincado en Estados Unidos Roberto Enrique Rincón Fernández. Rincón padre hizo fortuna como dueño de una de las empresas proveedoras de servicios y equipos a PDVSA. Por el momento no hay una estimación exacta del dinero lavado, pero sólo en dos propiedades inmobiliarias se habrían invertido en Madrid unos 25 millones de euros, detalla Abc.

Rafael Ramírez

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela solicitó a España en agosto la extradición del exministro de Petróleo y expresidente de PDVSA en la era Chávez, Rafael Ramírez, tal como recoge la agencia EFE. Según el Gobierno de Venezuela, Ramírez se encuentra en territorio español, aunque no está confirmado que sea así.

En enero, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, informó haber solicitado la activación del código rojo a Interpol en contra de Ramírez por el denominado caso Andorra. Una trama de blanqueo de capitales de 4.200 millones de dólares a través de la Banca Privada de Andorra. La cuantía es casi el doble de la declarada por el caso de sobornos de Odebrecht, 2.439 millones de dólares (Leer más: Los 4.200 millones de dólares de PDVSA en la trama de Andorra casi duplican al escándalo Odebrecht).

En esta trama se creó una organización internacional de la cual formarían parte exfuncionarios de PDVSA, empresas filiales, así como del Ministerio del Poder Popular para Energía y Petróleo.

En enero, Saab anunció que librarían una orden de captura en contra de Ramírez por lavado de dinero y otros delitos

La organización utilizó más de 40 empresas fantasmas y unas pocas reales, para manejar y blanquear fondos derivados de presuntos hechos de corrupción, y a la vez ocultar la identidad de los beneficiarios, según expuso el fiscal. Saab informó que el dinero que alimentaba las cuentas provenía de comisiones pagadas por empresas internacionales que contrataron con el Estado, así como de operaciones fraudulentas en perjuicio de empresas venezolanas, incluyendo PDVSA y filiales.

A Ramírez se le solicita, dijo el TSJ de Venezuela, “por su presunta participación en los delitos de peculado doloso propio, evasión de procedimiento licitatorio y asociación”. En concreto, la Fiscalía del país latinoamericano indicó que la investigación se inició en diciembre de 2017 por unos documentos que incriminan “directamente” a Ramírez “en operaciones de intermediación de compra venta de petróleo”, tal como informa EFE.

El anuncio de la investigación a Ramírez llegó después de que el exministro mostrara sus diferencias con el gobierno de Nicolás Maduro. En enero, Saab anunció que librarían una orden de captura en contra de Ramírez por lavado de dinero y otros delitos.

Con 12 años al frente de la industria, Ramírez ha sido probablemente el funcionario más poderoso del sector petrolero venezolano en toda la historia. Hoy Ramírez, alguna vez una de las torres de poder dentro del cosmos chavista, cayó en desgracia (Leer más: El Zar de PDVSA caído en desgracia contraataca a Nicolás Maduro en Twitter).

Vistas las acusaciones, si Ramírez no está en España, tampoco podría dar un paso en este país sin ser detenido por la Justicia.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.