alnavio.com

Así le fue al poder latino en las elecciones de medio término en EEUU

miércoles 07 de noviembre de 2018, 09:05h

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de EEUU, Donald Trump, dio un golpe en Florida, un estado de referencia entre los latinos. Texas, otro estado clave para este núcleo de poder, también quedó en manos de los republicanos. Aun así, el triunfo en estas elecciones de medio término fue para los demócratas. Además, muchos de sus representantes latinos lograron imponerse.

La puertorriqueña Ocasio-Cortez arrasó en Nueva York / Foto: @Ocasio2018
Ampliar
La puertorriqueña Ocasio-Cortez arrasó en Nueva York / Foto: @Ocasio2018

Si las elecciones de medio término en Estados Unidos eran un plebiscito, el presidente, Donald Trump, aguantó el golpe. Quizá por eso celebró en Twitter una “tremenda victoria”. Pero esta afirmación no debería ser tan efusiva.

La Cámara de Representantes, tras ocho años de mayoría republicana, vuelve a manos de los demócratas. Eso significa que a Trump lo atan de pies y manos. Aunque eso sí, la victoria, 207 a 190, no fue tan abultada como decían los pronósticos.

Sí se cumplieron los pronósticos en el Senado. Se renuevan 35 de los 100 escaños. Y tras las elecciones, este sigue estando a cargo de los republicanos. Hay 51 escaños republicanos, por 44 demócratas en este momento.

El venezolano Leopoldo Martínez, dirigente nacional del Partido Demócrata y columnista de ALnavío, compartió con este diario sus sensaciones. “Control de la Cámara en manos de los demócratas. Desafortunadamente no se pudo controlar el Senado”.

En artículos anteriores, Martínez ya explicó la importancia de la Cámara, sobre todo a la hora de frenar las incendiarias iniciativas de Trump: como la del muro, el endurecimiento de los controles migratorios, y la marcha atrás de la reforma de la educación. Pero aun así celebra.

El poder latino en Florida

Además, lo cierto es que tiene cosas que celebrar. Una de ellas es el triunfo de un apadrinado suyo, Ron DeSantis, en la Gobernación de Florida. Por apenas un punto de diferencia se impuso al que partía como favorito, el demócrata Andrew Gillum.

Este estado, considerado clave dentro del sistema electoral estadounidense, cuenta, además, con una fuerte presencia de latinos. Sobre todo, de cubanos y venezolanos exiliados. Allí el tema Venezuela fue campaña.

Pese al triunfo de DeSantis en la gobernación, Martínez resalta la victoria de Donna Shalala en el 26º distrito de Florida, y la de Debbie Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano, en el 27º distrito. Eso significó un duro golpe para el bando republicano.

“Ganamos a los republicanos con Shalala y Mucarsel en dos grandes distritos de Miami. Así que desde ese punto de vista queda derrotado Marco Rubio en su patio, donde están los cubanos”, apuntó el dirigente del Partido Demócrata.

El poder latino en Texas

En Texas, otro estado con un importante número de latinos, ya que tiene frontera con México, Trump también ganó. Esto ya era de esperar. El republicano Ted Cruz, de padre cubano, tumbó con el 51% del apoyo a Beto O’Rourke, quien recibió el respaldo de celebridades como Beyoncé y LeBron James. Al menos, como se esperaba, O’Rourke dio la batalla.

En Texas se produjo otro hito importante: por primera vez en ese estado resultaron electas al Congreso dos mujeres latinas: Verónica Escobar, con una mayoría de 68,4% en El Paso; y Sylvia García, con 75% de los votos en Houston. Ambas son del Partido Demócrata.

Otra estrella latina que brilló fue la joven puertorriqueña Alexandra Ocasio-Cortez, también del Partido Demócrata. Esta carismática política captó 78% del apoyo y tiene el escaño del Congreso del 14º distrito de Nueva York.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.