alnavio.com

EEUU y China jugarán el Superclásico de la política mundial en el G-20 de Argentina

jueves 29 de noviembre de 2018, 18:00h

Daniel Gómez (ALN).- Donald Trump vs. Xi Jinping. Proteccionismo vs. libre comercio. EEUU vs. China.Hay muchos otros duelos en el G-20, pero este es el que más expectación despierta. Y Buenos Aires tendrá el honor de servir de sede. Es el Superclásico de la política. Además, si ambas potencias llegan a un acuerdo, será una gran victoria para el presidente de Argentina, Mauricio Macri. Eso dice a ALnavío la investigadora del Cidob Ana Ayuso.

Trump y Xi mantendrá una reunión privada en el G-20 / Foto: Wikimedia
Ampliar
Trump y Xi mantendrá una reunión privada en el G-20 / Foto: Wikimedia

El presidente argentino, Mauricio Macri, tiene un gran reto en el G-20: “lograr una declaración conjunta entre Estados Unidos y China”, dice a ALnavío la investigadora senior para América Latina del Centro de Información y Documentación Internacional de Barcelona (Cidob), Anna Ayuso.

Por primera vez, un país suramericano será el anfitrión del G-20. El honor corresponde a Argentina, que este viernes y sábado reunirá a los líderes de las 20 economías más importantes del mundo. Además, el país latinoamericano sentará en una misma habitación al presidente estadounidense, Donald Trump, y al mandatario chino, Xi Jinping: mantendrán una reunión privada.

Ambos libran su particular guerra fría. EEUU sigue siendo la gran potencia. El actor hegemónico. La economía más poderosa. El país del pleno empleo y las oportunidades. Pero China pisa fuerte. La economía se expande a un ritmo vertiginoso y su influencia se nota en todos lados. También en Latinoamérica. China es el actor emergente, y el defensor del libre comercio. Una postura que, en contra de la historia, EEUU condena con un mensaje de proteccionismo.

Por eso hay un gran duelo: EEUU vs. China. Proteccionismo vs. libre comercio. Será el Superclásico de la política y, qué casualidad, se juega en Buenos Aires. El hogar de Boca Juniors y River Plate, los equipos más icónicos de Argentina, protagonistas de uno de los episodios más tristes del fútbol. El fanatismo de los aficionados se convirtió en violencia hace una semana. Se canceló la final de la Copa Libertadores, y se desató una crisis que acabó con la dimisión del ministro de Seguridad, Martín Ocampo.

El espaldarazo que recibió Macri en medio del escándalo del Superclásico

Leer más

Tras un 2018 aciago, con hiperinflación, sequía y violencia, Macri no está para más disgustos. Por eso preparó un dispositivo de defensa que bloqueará todo Buenos Aires para que el G-20 se celebre sin incidente alguno.

“Lo del fútbol fue una mala imagen. Por eso han desplegado toda la policía, tomando medidas excepcionales. Se van a esforzar muchísimo para demostrar fortaleza de cara al exterior. Además, que sea el anfitrión es un espaldarazo por parte de la comunidad internacional. Una manera de reivindicar que Argentina ha vuelto al mundo”, dice Ayuso.

La presencia de EEUU y China en Latinoamérica

El encuentro entre Trump y Xi Jinping es de “máxima expectación”, apunta la investigadora. “El duelo está ahí. Habrá que ver quién se alinea con quién, ya que hay muchos países divididos. Es el caso de los países latinoamericanos que asisten al G-20”.

Argentina, Brasil y México acudirán como miembros permanentes. A ellos se les une Chile que, en esta ocasión, aprovechando que el foro se celebra en América Latina, estará como país invitado. Entonces, atendiendo a la división sobre la que alerta Ayuso, estos cuatro países son la prueba del duelo de influencias entre las dos potencias del momento en la región. Sólo hay que ir a los datos.

Macri busca el respaldo de la comunidad internacional ante un 2018 aciago / Foto: G-20

- Argentina. Tras Brasil, China es el segundo socio comercial y primer destino de la exportación agroalimentaria. El comercio bilateral alcanzó 13.800 millones de dólares en 2017. El dominio comercial chino, EEUU lo compensa con una relación política más estrecha. Sin ir más lejos, Macri y Trump son amigos íntimos.

- Brasil. En este caso ocurre un poco igual. China es el principal socio comercial. El 21% de las exportaciones brasileñas van a parar al país asiático, y el 18% de las importaciones chinas al gigante latinoamericano. Esto es más que EEUU, que, no obstante, parece muy optimista con la elección de Jair Bolsonaro como presidente. De hecho, este jueves, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, estuvo charlando con Bolsonaro en “una reunión muy productiva”, dijo el diplomático estadounidense.

- Chile. Aquí no podía ser diferente que en el resto de Suramérica. China es el primer socio comercial, pero en este caso, la distancia de inversión con EEUU es más amplia que en los casos de Argentina y Brasil. La relación política con Trump es buena. En septiembre se reunieron en la Casa Blanca, en el viaje oficial que el presidente, Sebastián Piñera, hizo a Estados Unidos. Mostraron buena sintonía. Como también la mostró Piñera con Xi Jinping cuando este noviembre se reunieron por 15 minutos en un foro en Papúa Nueva Guinea.

- México. Es conocida su dependencia con el vecino. A EEUU van a parar 80% de las exportaciones, y de allí llegan 46% de las importaciones. Pero en este último apartado China está ganando fuerza. Cada vez invierte más en México y las compras que el país hace al gigante asiático rondan los niveles de Brasil, Argentina y Chile. En este caso representan el 17%. Además, con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de izquierda, la cuestión ideológica apunta más a China que a Estados Unidos. Aunque de momento, Trump y López Obrador también se han mostrado colaborativos.

En busca del equilibrio

Ante estos datos, a los países latinoamericanos les toca hacer de árbitros en el duelo EEUU-China. No tanto por su labor de juez, sino por su posición neutral en el G-20. “Es curioso, porque tanto Chile, como Argentina, como Brasil, e incluso México, están divididos. Todo apunta a que buscarán el equilibrio entre ambos. Veremos cómo salen de este duelo y si es posible, realmente, conseguir una declaración común”, comenta Ayuso.

La UE como bloque, y las potencias europeas, acuden a la cumbre dispuestas a reivindicarse

Aunque Trump y Xi Jinping se vayan a llevar todos los focos, la Unión Europea como bloque, y las potencias de Francia y Alemania, acuden a la cumbre dispuestas a reivindicarse. También España, invitado permanente del G-20.

Los europeos no quieren ser un simple notario. Se presentan como una alternativa fiable a EEUU y China para impulsar el comercio mundial. Al igual que China, Europa también defiende el libre comercio, pero gana puntos por la libertad de derechos. Y esto también es importante.

Si no, que se lo digan al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán. Cuestionado y acusado por la comunidad internacional por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, se reunirá con líderes mundiales para recuperar el prestigio perdido. ¿Lo conseguirá? Eso no se sabe. Lo único claro es que todos estos frentes y duelos de poder se disputarán en Buenos Aires.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.