alnavio.com

Banco Santander quiere los clientes VIP de un banco suizo en Venezuela

lunes 10 de diciembre de 2018, 11:06h

Daniel Gómez (ALN).- Cada cliente de Julius Baer en Venezuela maneja activos por más de 20 millones de dólares. La idea de Banco Santander es capturar esos clientes. Y es lo que está negociando el banco español con el grupo suizo, el cual finiquita su salida de Caracas.

Emilio Botín abandonó las operaciones en Venezuela en 2009 / Foto: Banco Santander
Ampliar
Emilio Botín abandonó las operaciones en Venezuela en 2009 / Foto: Banco Santander

Banco Santander quiere seguir conectado con Venezuela. Pretende hacerse con algunos clientes de Julius Baer, una firma suiza que está abandonando el país. La agencia Reuters confirmó las negociaciones entre ambas casas.

Las fuentes apuntan que el acuerdo sería una especie de pacto por el que Santander accedería a “algunos clientes”.

Reveló este sábado el periódico suizo Neue Zuercher Zeitung, que Julius Baer cerró en abril de 2018 las operaciones de “cientos de usuarios” con carteras individuales de menos de 1,5 millones de euros. Una limpia para quedarse con clientes que manejan más de 20 millones de dólares en activos. La información no precisa cuántos son los clientes, y a cuánto asciende el bruto total de la cartera.

Es por estos usuarios VIP a los que va Santander, que, de paso, aprovecha la operación para conectar otra vez con Venezuela. Un universo de clientela que, pese a todo, sigue siendo estratégico en América Latina.

Cuando Santander abandonó Venezuela

Era 2008. Entonces era presidente de Santander, Emilio Botín, quien falleció en 2014. Entonces Botín vio que no había oportunidades de prosperar en Venezuela en vista de la presión económica a la que el Gobierno de Hugo Chávez sometía a las empresas.

“La escasa estabilidad legislativa”, precisó el diario El Confidencial por aquel entonces, fue la que motivó a Santander a vender. Y eso que el negocio en Venezuela (tenía una participación en Banco de Venezuela) era rentable.

Julius Baer hizo una limpia para quedarse con clientes que manejan más de 20 millones de dólares en activos. Es por estos usuarios que va Santander, que, de paso, aprovecha la operación para conectar otra vez con Venezuela

Botín trató primero de traspasar el banco al venezolano Víctor Vargas, presidente del Banco Occidental de Descuento. No hubo acuerdo, por lo que entró a negociar con el chavismo de manera “amistosa”.

En mayo de 2009 se confirmó la venta del banco por 1.190 millones de dólares, 700 millones de dólares menos de lo que Botín pidió al principio. A pesar de todo, Santander logró 325 millones en plusvalías.

Además, el acuerdo incluía que Santander podía repatriar 400 millones de dólares retenidos, por lo que la operación resultó doblemente favorable. Y triplemente, por la anticipación y el olfato de Botin, que al vender se evitó todos los problemas que ha sufrido la banca desde entonces.

Toda una hazaña. Más visto en perspectiva. Sólo hay que ver lo que están sufriendo las empresas españolas que siguen operando en el país españolas (Telefónica, BBVA, Mapfre, Repsol) por el deterioro de los activos.

¿Por qué se va Julius Baer?

En octubre, Julius Baer anunció que cerraba las filiales de Perú y Panamá para concentrarse en los mayores mercados de la región. Como México, Brasil y Argentina. Esta es la versión oficial.

Luego hay que tener en cuenta la implicación de un exejecutivo del banco suizo con una red de corrupción con el poder chavista. Matthias Krull, exvicepresidente de Julius Baer Panamá, de nacionalidad alemana y venezolana, fue detenido en agosto y condenado a 10 años de prisión en Estados Unidos este octubre.

Se declaró culpable de lavar dinero. Más de 1.200 millones de dólares malversados de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Cabe destacar que en este entramado corrupto el banco suizo no figura como culpable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.