alnavio.com

Cómo el gobierno de Maduro enloqueció con el dólar

jueves 20 de diciembre de 2018, 18:03h

María Rodríguez (ALN).- Los mecanismos empleados por el gobierno de Nicolás Maduro para restringir la liquidez y controlar la cotización del dólar en el mercado paralelo no han dado sus frutos. Para Torino Economics, las distintas estrategias “no son sostenibles” y evidencian que el Ejecutivo “carece de disciplina fiscal” para lograr los objetivos.

El gobierno de Maduro 'carece de disciplina fiscal' / Twitter: @PresidencialVen
Ampliar
El gobierno de Maduro "carece de disciplina fiscal" / Twitter: @PresidencialVen

Reformas y más reformas para nada, al menos nada de lo que se buscaba. Los distintos mecanismos utilizados por el gobierno de Nicolás Maduro para restringir la liquidez y controlar la cotización del dólar en el mercado paralelo no han dado sus frutos. Tampoco la reforma cambiaria introducida en el Programa de Recuperación Económica presentado hace tres meses.

Esta reforma “terminó siendo bastante similar a los sistemas implementados en el pasado, evidenciando que el Gobierno carece de disciplina fiscal para estabilizar el tipo de cambio”, subraya Torino Economics en su último informe. En otras palabras, el dólar volvió loco al gobierno de Maduro, que implantó unas estrategias para contener el tipo de cambio que “no son sostenibles”, destaca la firma.

Maduro implantó unas estrategias para contener el tipo de cambio que “no son sostenibles”

Esto es lo que hizo el Gobierno y esto lo que provocó:

- El impacto inicial del aumento en más de 3.000% del salario mínimo -decretado en agosto- obligó a las empresas a vender dólares en el mercado paralelo y así poder pagar esos niveles salariales más altos, apunta Torino Economics.

- Pero es que, por otro lado, cambiando la periodicidad de los pagos de impuestos de bisemanal a semanal, el Gobierno restringió precisamente la liquidez disponible de las empresas para comprar divisas en el mercado paralelo.

- Además, el 29 de noviembre Maduro anunció un nuevo aumento del salario mínimo. Esta vez de 150%. Para Torino Economics es una afirmación implícita de que el Gobierno “ha abandonado cualquier pretensión de estabilización de precios”.

Qué pasará entre el régimen de Maduro y el mundo a partir del 10 de enero

Leer más

- En septiembre el Banco Central de Venezuela creó un encaje legal especial de 100% sobre las reservas excedentarias que la banca pública y privada mantiene en este organismo (El encaje legal es el porcentaje de los depósitos totales que un banco debe mantener como reserva obligatoria en el Banco Central). Lo vendieron como una medida antiinflacionaria.

Según informó el diario Talcual, esta medida generó preocupación porque impactaría en el sistema financiero, en concreto en la concesión de créditos.

Con el nuevo requisito, las reservas cayeron 11,9% a una tasa mensual de 5,9%. “Esto contrasta con un crecimiento mensual de 323,8% desde principios de año hasta la introducción de esta medida”, apunta la firma.

Así encontró Maduro la economía en 2013 y así la hundió en 5 años

Leer más

- El Gobierno también elevó el requisito de reserva promedio de 21,5% a 31% y los requisitos de reservas marginales de 31% a 40%.

Para Torino Economics, estos dos últimos puntos, vinculados con una política monetaria más restrictiva, sí han contribuido a desacelerar, al menos temporalmente, el ritmo de depreciación de la moneda.

“No obstante, nos mantenemos escépticos sobre la posibilidad de que estos logros puedan ser sostenibles bajo expectativas no ancladas y la aparente falta de disciplina fiscal”, concluye Torino Economics.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.