alnavio.com

El poder del sector azucarero impide que El Salvador se acerque a China

viernes 15 de marzo de 2019, 16:30h

María Rodríguez (ALN)- La Corte Suprema de Justicia de El Salvador se pronunció sobre el Tratado de Libre Comercio con Taiwán, un acuerdo que el gobierno de Salvador Sánchez Cerén canceló en 2018. Ahora la Corte lo contradice y ordena que se mantenga el tratado “provisionalmente”. La denuncia llegó por parte del sector azucarero que vaticina numerosas pérdidas si cambian de socio: Taiwán por China. El presidente electo Nayib Bukele ya adelantó que revisará las nuevas relaciones con China.

La industria azucarera tiene gran potencial en El Salvador / Wikimedia: Cmales
La industria azucarera tiene gran potencial en El Salvador / Wikimedia: Cmales

El Salvador dio un vuelco en su política exterior en agosto de 2018. Rompió relaciones diplomáticas con Taiwán para establecerlas con China. Pero esta situación tiene visos de revertirse por dos motivos: uno judicial y otro político.

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador se pronunció este miércoles sobre el Tratado de Libre Comercio con Taiwán. El gobierno de Salvador Sánchez Cerén (que será sustituido por Nayib Bukele en junio) canceló el tratado. Pero ahora la Justicia lo contradice y ordena que se suspenda “provisionalmente” esa cancelación. Es decir, que se mantenga vigente el acuerdo con Taiwán. La clave la tiene el poder del sector azucarero.

La Asociación Azucarera de El Salvador presentó una demanda de amparo ante la Corte para que estudiase el caso. En ella aseguró que romper el tratado con Taiwán “vulnera principios constitucionales, así como los derechos de propiedad y la seguridad jurídica” del sector. También sostiene que se debió cumplir con lo establecido en el artículo 142 de la Constitución, en cuanto a que la Asamblea Legislativa debió ratificar la decisión del gobierno de Sánchez Cerén, según informa AP. Y no se hizo.

La Sala de lo Constitucional admitió la demanda a trámite y suspendió temporalmente los efectos de la orden gubernamental.

El Tratado de Libre comercio con Taiwán entró en vigor en enero de 2008. Con ese acuerdo, el sector azucarero salvadoreño consiguió una cuota de exportación de 80.000 toneladas de azúcar libre de aranceles a Taiwán. Todo un apoyo para la economía salvadoreña, puesto que el azúcar es la segunda mayor exportación agrícola del país detrás del café, y el año pasado representó más de 200 millones de dólares, según recoge Reuters.

Los azucareros aseguran que alejarse de Taiwán provocaría graves pérdidas para el sector. Pero el canciller salvadoreño Carlos Castaneda dijo que China absorberá la cuota de azúcar y otros productos que estaban listos para exportar a Taiwán, según informó AP.

Qué gana y qué pierde El Salvador si se aleja de China

Leer más

Por otro lado, están las ideas del presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, y su equipo. Y es que Bukele tiene previsto evaluar las relaciones con China para determinar si el país debería alejarse de nuevo de este país. ¿Lo hará? “No creo que lo haga por una cuestión tan obvia como es el tamaño y la potencia de la economía china”, explicó recientemente en declaraciones al diario ALnavío Manuel Alcántara, catedrático de Ciencias Políticas y de la Administración de la Universidad de Salamanca.

Alcántara insistió en que cree que no habrá ruptura con China. Y eso pese a que “Taiwán ha mimado mucho a esos pequeños socios haciéndoles ser casi privilegiados. Pero ello no puede contrarrestar el peso de China”, sostiene el experto. Uno de esos “privilegios” parecen ser las concesiones a la industria azucarera.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.