alnavio.com

Partidos con candidatos ajenos a la política para que los españoles confíen en la política

jueves 04 de abril de 2019, 09:00h

María Rodríguez (ALN).- Toreros, ciclistas, agentes de banca, influencers… Profesionales alejados de la alta política que acaban como candidatos en las listas de los partidos para las elecciones en España. Según expertos consultados por ALnavío, las claves de estos fichajes están en la falta de candidatos afines a las cúpulas y en el desinterés de los electores por la política. Al final de lo que se trata es “de transmitir un poco más de confianza en la política a la ciudadanía”, apuntan.

El exseleccionador de baloncesto Pepu se pasa a la política / Foto: PSOE
Ampliar
El exseleccionador de baloncesto Pepu se pasa a la política / Foto: PSOE

Los fichajes de personalidades ajenas a la alta política para incluirlos en las listas de candidatos de los partidos están a la orden del día en España. Toreros, periodistas, exseleccionadores de baloncesto, empresarios, influencers, agentes de banca, escritores y demás intelectuales… ¡hasta ciclistas! se incorporan en las listas de los partidos (la mayoría como independientes, es decir, sin estar afiliados) para captar votos.

¿Les funcionará de cara a las elecciones generales del 28 de abril y las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo? ¿Por qué les fichan los partidos? ¿Será porque España se ha quedado sin políticos? ¿Qué partidos recurren a ello? ¿Es una forma de acercarse a la ciudadanía? Veamos.

El torero Miguel Abellán figura en la lista del Partido Popular por el Ayuntamiento de Madrid. Otro diestro, aunque inactivo desde 2015, Salvador Vega, en la del PP de Málaga. El también torero Serafín Marín, en la de Vox por Barcelona. En este último partido, pero en la lista por Huesca, aparece el banderillero Pablo Ciprés.


La banquera personal senior de Andbank España, María Muñoz, más conocida como @Mariadelamiel en Twitter (donde cuenta con más de 40.500 seguidores) también se incorpora a la política. Lo hace de la mano de Ciudadanos y aparece como candidata al Congreso por Valencia, su ciudad natal. También por Ciudadanos, pero en Madrid, fichó Marcos de Quinto, exvicepresidente mundial de Coca-Cola.

Muy sorprendente fue el anuncio de que el exseleccionador español de baloncesto Pepu Hernández concurriría a las municipales de Madrid por el Partido Socialista. Dos ciclistas también saltan a la política. Es el caso de Paco Mancebo (aún en activo), que se presenta por Vox en Ávila para el Congreso, y Miguel Ángel Martín Perdiguero (retirado hace años), fichado por Ciudadanos para la circunscripción de Madrid.

La epidemia de las listas enferma a los partidos políticos en España

Leer más

Y la lista continúa en cada comunidad autónoma. Los fichajes estrella los puso en práctica Podemos en las elecciones generales de diciembre de 2015, cuando fichó a la jueza Victoria Rosell, al general Julio Rodríguez y al magistrado Juan Pablo Yllanes. En este momento parece haber dejado un poco de lado esta táctica para integrar las listas con dirigentes más fieles a Pablo Iglesias.

Ahora bien, ¿por qué en general los partidos siguen esta estrategia de fichar personajes ajenos a la política? Para Francesc Núñez, doctor en Sociología y profesor de la Universitat Oberta de Catalunya, una de las hipótesis puede ser la falta de candidatos afines. “Ante la circunstancia de gente tocada por la corrupción, marcada por diferentes escándalos o posiciones ideológicas que no acaban de convencer (a la cúpula del partido) deciden buscar a alguien que tenga la imagen limpia y atractiva”, explica Núñez al diario ALnavío.


Así, se buscan candidatos que si no tienen capacidades políticas o valor político sí sean atractivos para la ciudadanía. “Si te ponen un personaje que te dice lo que tú quieres oír acabas confirmando tus convicciones”, añade Núñez.

Para Eduardo González Vega, consultor y profesor de Comunicación Política en la Universidad Camilo José Cela de Madrid, la clave está en la desafección política. “Lo que buscan los partidos son personas con una capacidad contrastada en el sector profesional del que vengan para después reforzar los mensajes que quiera lanzar cada partido”, explica.

Y pone varios ejemplos: “El exvicepresidente de Coca-Cola lo ficha Ciudadanos para trasladar el mensaje de que pueden gestionar bien. Está fuera de toda duda que ese señor ha demostrado su solvencia como gestor. Ocurre lo mismo con otros sectores. Fichan a toreros para demostrar que quieren apoyar el mundo de la tauromaquia, o gente en el deporte como Pepu Hernández (para el PSOE) que ya ha trabajado en equipo y es una figura de consenso con una trayectoria internacional importante”.

En definitiva, “este tipo de estrategias se utiliza para reforzar los mensajes que quiere vender cada partido a la ciudadanía. Recuperar protagonismo y que se hable de ellos”, subraya González Vega.

¿Seducen al electorado?

Lo que no está tan claro es que estos fichajes inclinen la balanza de los votos. “En las elecciones, la mayoría del voto está definido. Sólo 20-30% puede variar”, comenta Núñez. En este sentido, “estos personajes en las listas sirven para confirmar al votante que ya tienes. El votante convencido que quiere que le digas lo que quiere oír, y eso le da seguridad”, insiste el experto.

“Yo creo que es complicado que alguien cambie el voto porque el partido haya fichado a un personaje u otro. Al final es un componente más del mensaje que quieren lanzar. Pero por sí solo, votar por ejemplo a Ciudadanos porque tiene al exvicepresidente de Coca-Cola, lo veo difícil. La estrategia es más global”, dice González Vega.

¿Abarata la campaña?

Para Núñez, si el fichaje no tiene “nada” que aportar políticamente, al final siempre aporta un capital simbólico, un carisma y una capacidad de retórica. “No es que abarate la campaña (por el hecho de ser ya personajes conocidos) ya que el presupuesto previsto se lo van a gastar igualmente”, precisa Núñez.

Por su parte, González Vega destaca que estos personajes no están comprados a través de acuerdos económicos. “Es gente que decide dar el paso, entrar en política y sabe los riesgos que tiene. Van a granjearse enemigos y exponer su vida pública con lupa, la actual y la pasada. No creo que sea por acuerdos económicos, es un tema más vocacional y de servicio público”, insiste.

¿Seguirán utilizando esta estrategia en el futuro? Seguramente. Eso cree González Vega por “esa desafección con los partidos políticos” y por la necesidad de la gente de buscar conexiones. “A través de estos personajes es más fácil que la gente pueda confiar, porque su trayectoria profesional en el sector privado es muy reconocida”, explica. Al final “se trata de transmitir un poco más de confianza (en la política) a la ciudadanía”, concluye este experto.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.