alnavio.com

Julian Assange no era barato y tampoco una buena compañía

viernes 12 de abril de 2019, 13:49h

María Rodríguez (ALN).- El fundador de Wikileaks, Julian Assange, tuvo un comportamiento “totalmente anormal” para un asilado político que reside en una sede diplomática. Lo dice al diario ALnavío Fernando Gerbasi, exembajador de Venezuela ante Colombia, Italia, Brasil y la ONU. Ese es uno de los motivos esgrimidos por el gobierno de Lenín Moreno para retirarle el asilo a Assange, además de intervenir en asuntos internos de otros Estados y los costos económicos. La paciencia de Moreno se acabó.

Detienen a Julian Assange / Foto: Ruptly
Detienen a Julian Assange / Foto: Ruptly

Conducta “irrespetuosa y agresiva”, intervención en asuntos internos de otros Estados, violación del protocolo de convivencia, costos económicos… son algunos de los motivos esgrimidos por el Gobierno ecuatoriano para poner fin a al asilo político de Julian Assange, fundador de Wikileaks, en la embajada ecuatoriana de Londres. Un asilo concedido en 2012 por el entonces gobierno de Rafael Correa.

“Si Assange, como se dice, revisó archivos, modificó las cámaras de seguridad de la embajada, etc, violó totalmente las normas por las que se le había concedido el asilo… Él no podía introducirse en las oficinas ni ver material clasificado. Aparte de embarrar las paredes con heces fecales como dice el Gobierno ecuatoriano… Todo esto es un comportamiento totalmente anormal”, explica al diario ALnavío Fernando Gerbasi, exembajador de Venezuela ante Colombia, Italia, Brasil, Alemania y Naciones Unidas.

Gerbasi subraya que en América Latina el asilado político que ha durado más tiempo protegido en una embajada fue Raúl Haya de La Torre, en la sede diplomática de Colombia en Perú. “Pero nunca fue expulsado. Este (el de Assange) pareciera ser el primer caso, y mucho más en Europa”, recalca Gerbasi.

Para Ernesto Pascual, analista político y profesor de Ciencias Políticas en la Universitat Oberta de Catalunya, “Julian Assange es, en parte, víctima de su propia imagen. El déficit de higiene personal ya lo tenía antes. Su desprestigio llega a base de filtraciones, como él hacía desde Wikileaks, de sus comportamientos personales”.

Pascual: “Julian Assange es, en parte, víctima de su propia imagen. Su desprestigio llega a base de filtraciones, como él hacía desde Wikileaks, de sus comportamientos personales”

Por otro lado, Pascual destaca que los argumentos de Ecuador son “parte de la campaña de legitimación para quitarle el asilo y de deslegitimación y despersonalización de Assange, de hacer ver que ha perdido la cordura”.

“Assange es lo que era. Pero se ha vuelto peligroso. No sólo por las filtraciones del Vaticano sino por las filtraciones del caso INA Papers, lo que ha provocado que el Gobierno de Ecuador le retire el asilo”, apunta Pascual. Este caso vincula al presidente Lenín Moreno con la supuesta adquisición de bienes a través de empresas offshore. La denuncia llegó por el legislador Ronny Aleaga, de la bancada correísta de Revolución Ciudadana.

Ahora bien, Pascual insiste en que el carácter de Assange “se ha radicalizado” en el sentido de que “las paranoias sobre seguridad personal, envenenamiento y espionaje de correos han escalado”.

“La paciencia de Ecuador ha llegado a su límite”, dijo el presidente Lenín Moreno este jueves refiriéndose a Assange. Una vez retirado el asilo, el arresto del fundador de Wikileaks por parte de la policía británica fue inmediato. Se produjo en el interior de la embajada ecuatoriana en Londres.

Tanto Moreno como el canciller ecuatoriano, José Valencia, expusieron hasta nueve motivos para justificar la retirada de la condición de asilado a Assange:

1 Costos económicos

Entre los argumentos mencionados destacan los costos de mantener a Assange en la sede diplomática. Valencia detalló que superaron en total los 6,5 millones de dólares en partidas de seguridad, alimentación, higiene personal, asistencia médica y asesoría jurídica.

Desde que el país asiló al fundador de Wikileaks, “Ecuador destino 5,8 millones de dólares en seguridad para Assange. Y casi 400.000 dólares en gastos médicos, alimentación y lavado de ropa”.

El canciller agregó que en 2012 se desembolsaron 300.000 dólares para asesorías jurídicas que recibió el australiano en la legación diplomática. A partir del 1 de diciembre de 2018, Assange empezó a asumir los gastos de manutención.

2 “Conducta irrespetuosa y agresiva”

Cuando Moreno anunció el fin del asilo, señaló como principal razón que Assange ha tenido en los últimos años una “conducta irrespetuosa y agresiva”. Dijo que el fundador de Wikileaks “instaló equipos electrónicos no permitidos. Bloqueó las cámaras de seguridad. Ha agredido y maltratado a guardias. Ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra embajada”.

El Gobierno de Ecuador acusa a Assange de manchar las paredes de la embajada con residuos fecales, de pasearse desnudo por los pasillos de la sede, de orinar fuera de la habitación y de desplazarse por el interior con patinete. Tampoco, según las autoridades ecuatorianas, se aseaba lo suficiente y no limpiaba los restos de comida de su gato.

3 Intervención en asuntos internos de otros estados

Moreno también subrayó que Assange violó particularmente la norma de no intervenir en asuntos internos de otros Estados con los que Ecuador guarda buenas relaciones. Moreno puso como ejemplo la filtración por parte de Wikileaks en enero de documentos confidenciales del Vaticano.

Pero no habló del caso INA Papers. Según Wikileaks y también el expresidente Correa, este es el verdadero motivo que hizo a Moreno poner fin al asilo de Assange.

Assange paga los platos rotos de la pelea entre Lenín Moreno y Rafael Correa

Leer más

Cabe recordar que las acusaciones entre Correa y Moreno son continuas desde que el presidente de Ecuador se alejó del exmandatario -y de su legado de 10 años- una vez que asumió la Presidencia del país en mayo de 2017. Lejos quedan los años de buena sintonía entre ambos políticos, cuando Moreno era el número dos de Correa.

4 Violación del “protocolo de convivencia”

Para el Gobierno ecuatoriano, Assange violó el “protocolo de convivencia” que las autoridades ecuatorianas le obligaron a firmar cuando la relación comenzó a deteriorarse, y que le compelía a mantener limpias las estancias que usara y a cuidar de su gato, entre otras cuestiones. “Lo mínimo que alguien exige a un huésped que vive en su casa”, defendió Moreno.

5 Transgresión de convenios internacionales

El Gobierno mencionó igualmente la “transgresión de los convenios internacionales”, en alusión a las convenciones de La Habana y Caracas que regulan el derecho a asilo político en la región. Tal como esgrimió Valencia, el asilo político no es un instrumento para evadir la Justicia.

6 Empeoramiento de salud

El canciller ecuatoriano también apuntó que la salud de Assange no ha hecho más que empeorar en los seis años y 10 meses que ha permanecido recluido en la embajada. El ministro de Interior de Reino Unido, Sajid Javid, argumentó la misma causa.

Cómo un diputado de Correa pone bajo la lupa de la Fiscalía a Lenín Moreno

Leer más

7 No había órdenes de extradición contra Assange

Respecto al temor del fundador de Wikileaks a ser entregado a Estados Unidos para que le juzguen por la publicación de documentos clasificados arriesgándose a ser condenado a pena de muerte, Valencia sostuvo que, cuando Ecuador retiró el asilo político, no había ninguna solicitud de extradición en su contra. No obstante, la Justicia estadounidense ya presentó cargos contra Assange por su papel en la filtración de miles de documentos clasificados del Gobierno de EEUU.

8 Garantías contra pena de muerte o torturas

El ministro de Exteriores añadió que, previendo que Washington pudiera reactivar la causa contra Assange, Quito pidió a Londres garantías expresas de que no sería entregado a ningún país que pudiera condenarle a muerte o donde pudiera sufrir tortura. Según Valencia, Reino Unido las ha concedido “por escrito”.

9 Irregularidades administrativas

Valencia reveló igualmente que el Gobierno detectó una serie de irregularidades en el trámite administrativo para conceder la nacionalidad ecuatoriana a Assange.

Caso Assange

Assange no salía de la embajada desde agosto de 2012, temiendo que si abandonaba el terreno diplomático de Ecuador sería arrestado y extraditado a Estados Unidos por publicar miles de documentos clasificados a través de Wikileaks. Como efectivamente ha ocurrido.

El gobierno de Correa concedió a Assange asilo político en junio de 2012 pero Reino Unido, donde se encontraba en esos momentos, se negó a concederle un salvoconducto para que viajara a Ecuador, alegando que debía ejecutar una orden de detención cursada por la justicia sueca.

En Suecia estaba acusado de varios cargos de abuso sexual, entre ellos una supuesta violación, la acusación más grave. En estos años, la Fiscalía sueca ha archivado todas las causas contra Assange, bien por prescripción, bien por falta de pruebas, informa Europa Press.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.