alnavio.com

Sebastián Piñera: radical con Maduro y pragmático con Xi Jinping

viernes 26 de abril de 2019, 16:08h

María Rodríguez (ALN).- El presidente chileno Sebastián Piñera dejó claro en Beijing que a la hora de hacer negocios le resulta más importante el pragmatismo que el modelo político de los socios. “Cada uno tiene el sistema político que quiera darse. Lo que importa es que entre China y Chile estamos buscando colaboración que beneficia a ambos pueblos”, dijo Piñera. En la gira a China le acompañan 30 empresarios, pero curiosamente, ningún directivo de la empresa estatal de cobre Codelco, la principal del país. Y eso también ha generado cierta polémica.

Piñera está en China de visita oficial / Twitter: @Sebastianpinera
Ampliar
Piñera está en China de visita oficial / Twitter: @Sebastianpinera

Al presidente chileno, Sebastián Piñera, lo que más le interesa de China son las relaciones comerciales que mantiene con Chile, independientemente del régimen político vigente en el país asiático. Lo dejó claro Piñera en unas declaraciones en Beijing, donde se encuentra de visita oficial desde este miércoles. Le acompañan 30 empresarios, pero curiosamente, ningún directivo de la empresa estatal de cobre Codelco, la principal compañía del país. Y eso pese a que China es la mayor consumidora mundial de cobre. Dos asuntos, el de la democracia cuestionada en China y el de la no invitación a Codelco, que convierten la visita en un extraño viaje.

“Llevamos 50 años de relaciones diplomáticas con China. Cada uno tiene el sistema político que quiera darse. Lo que importa en este caso es que entre China y Chile estamos buscando, con pragmatismo, caminos, colaboración que beneficia a ambos pueblos”, aseguró el mandatario en conversaciones con la prensa, según recogieron medios chilenos.

Maryhen Jiménez Morales, investigadora en el Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford, critica esta postura. “Es una muestra más de cómo los líderes políticos buscan acuerdos bilaterales económicos dejando de lado la cuestión de los derechos humanos. Es abiertamente conocido que China es una dictadura que no respeta los derechos humanos. En cambio, Chile es una de las democracias más estables de América Latina”, subraya esta experta al diario ALnavío.

Cabe recordar que mientras Piñera defiende que Chile haga negocios con China, la postura se torna bien distinta si se trata de la relación entre Chile y la Venezuela de Nicolás Maduro. Ahí no hay medias tintas. Piñera se mantiene firme, del lado de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, y de la hoja de ruta marcada por este: “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

El presidente Piñera es uno de los mayores críticos del régimen de Maduro, a quien acusa de dictador. En la última reunión del Grupo de Lima, celebrada en Santiago de Chile hace varias semanas, Piñera se refirió a Maduro: “Los días del dictador están contados y no son muchos”. El presidente chileno fue uno de los primeros mandatarios en reconocer a Guaidó como presidente encargado del país. En el Día D (fallido) para la entrega de insumos por la frontera de Colombia, Piñera estaba en Cúcuta “para entregar ayuda humanitaria a quienes llevan años sufriendo la crisis causada por la dictadura”.

¿Sacrificará China la ideología para ayudar a reconstruir Venezuela?

Leer más

Pero es que China no es un socio más para Chile. Según Reuters, China es el principal socio comercial de Chile y concentra 27,8% del intercambio total que el país latinoamericano tiene con el mundo. En 2018 el negocio de exportaciones e importaciones entre ambos países sumó 42.791 millones de dólares.

No obstante, Jiménez Morales considera que Piñera debería haber pensado en la transcendencia de sus declaraciones antes de hacerlas. “Una cosa es lo que piense y otra lo que diga como presidente”, recalca la experta. ¿Por qué? “Porque con estas declaraciones manda mensajes errados, confusos a la población. Y es que, si la democracia no sirve, no se la tiene en cuenta a la hora de alcanzar acuerdos bilaterales, para qué la necesitamos, se podría preguntar la población”, apunta.

Jiménez Morales concluye que es “una incoherencia no respetar los derechos humanos cuando se hacen negocios”. Una crítica que no sólo va dirigida a Chile. También mete en el saco a EEUU y las relaciones que mantiene con países a los que se les cuestiona que respeten los derechos humanos.

Tanto le importa el pragmatismo a Piñera a la hora de hacer negocios que incluso ha propuesto desde Beijing que Chile sea el punto de entrada para China en Latinoamérica. “Queremos transformar a Chile en un verdadero centro de negocios para las empresas chinas. Para que ustedes puedan, desde Chile, llegar también a toda América Latina”, manifestó el mandatario en un encuentro sobre innovación e inversión con empresarios.

“Chile quiere enfrentar una nueva revolución, aceptar todas las oportunidades y es por eso que estamos poniendo mucho énfasis en la ciencia, la tecnología, la innovación y el emprendimiento”, agregó.

Sorpresa en la comitiva de empresarios

Entre los 30 empresarios que acompañan a Piñera en la gira por China no está Codelco. Una decisión que molestó a la directiva de la estatal de cobre. “Alguien me decía: qué bien que viaje a China nuestro presidente. ¿Está Codelco? Y yo dije: no, no está Codelco. ¿Cómo se puede ir a China, que es nuestro principal comprador de cobre, sin Codelco presente?”, criticó Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de la estatal de cobre, y recoge el diario chileno El Mercurio. Según la prensa chilena, Piñera evitó referirse a estas críticas del presidente de Codelco y al hecho de que en la comitiva no se incluyera a ningún representante de la estatal. No obstante, según fuentes del diario La Tercera, la intervención de Pizarro se habría catalogado como “desafiante” en el gobierno de Piñera.

A China no viajó Codelco pero sí está el magnate Andrónico Luksic, miembro de la familia más rica de Chile y dueño de Antofagasta Minerals, una de las principales competidoras de la estatal de cobre. Y esto no ha sentado bien al diputado chileno Giorgio Jackson. Lo criticó en Twitter. Luksic no se quedó callado:

“Diputado, yo no vine a vender. Antofagasta Minerals tiene oficina en Shanghái desde hace más de cinco años. Vine a colaborar con el presidente a estrechar lazos con el principal socio de Chile (China), pensando en el futuro y progreso”, sostuvo Luksic en Twitter. Y apostilló: “Si Codelco debe esperar visitas oficiales para vender, están mal allá, no acá”.

Según el diario chileno El Pulso, además de Luksic, en la comitiva de empresarios figuran el presidente del Grupo Security, Francisco Silva; el CEO de Agrosuper, José Guzmán; el presidente del grupo Sigdo Koppers, Juan Eduardo Errázuriz; el presidente de la Asociación de Exportadores de Chile, Ronald Bown; el presidente de la Federación de Productores Frutícolas de Chile (Fedefruta), Jorge Valenzuela, y el representante de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme), José Carreño.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.