alnavio.com

¿Por qué las elecciones locales de este domingo son cruciales para el futuro de Colombia?

viernes 25 de octubre de 2019, 09:00h
Rogelio Núnez (ALN).- Este 27 de octubre 36,6 millones de colombianos están llamados a las urnas para elegir alcaldes en más de 1.100 municipios y 32 gobernadores, así como representantes a las asambleas departamentales y a los concejos municipales para el periodo 2020-2023. Se trata, en primer lugar, de un test para el gobierno de Iván Duque. De igual manera, estas elecciones locales ponen a prueba otros liderazgos nacionales como el de la izquierda (Gustavo Petro) y el del centro y los independientes (Sergio Fajardo).
Las elecciones son un test para el gobierno de Iván Duque / Foto: Gobierno de Colombia
Ampliar
Las elecciones son un test para el gobierno de Iván Duque / Foto: Gobierno de Colombia

Para este próximo domingo todas las miradas en América Latina estarán puestas en las elecciones presidenciales que deben celebrarse en Argentina y Uruguay. Pero los comicios locales en Colombia de ese mismo día revisten una gran importancia no sólo para este país sino también para la región.

Este 27 de octubre 36,6 millones de colombianos están llamados a las urnas para elegir alcaldes en más de 1.100 municipios y 32 gobernadores, así como representantes a las asambleas departamentales y a los concejos municipales para el periodo 2020-2023.

Un test para el presidente Duque

Se trata, en primer lugar, de un test para el gobierno de Iván Duque, que lleva poco más de un año en el poder y que a duras penas está tratando de sacar adelante su proyecto de reformas. Una derrota del uribismo en las plazas y baluartes electorales de esta agrupación dejaría tocado al Ejecutivo y a su base partidaria. Sobre todo después de que una de sus medidas estrella, la reforma fiscal, fuera echada atrás cuando la Corte Constitucional declaró que no se puede llevar a efecto su articulado.

De igual manera, estas elecciones locales ponen a prueba otros liderazgos nacionales como el de la izquierda (Gustavo Petro) y el del centro y los independientes (Sergio Fajardo). Ambos perciben estos comicios como un trampolín para sus aspiraciones presidenciales de cara a 2022. Lo mismo que el exvicepresidente y excandidato Germán Vargas Lleras, quien ha reactivado su presencia apoyando a candidatos en Atlántico, Cesar, Córdoba, Sucre, Huila, Quindío, Guainía y Meta.

El autoritarismo de Evo Morales es el único ganador en la primera vuelta en Bolivia

Leer más

Sin duda por eso esta campaña ha estado protagonizada por los duros ataques entre ambos. Fajardo, tercero más votado en 2018, se presenta como el hombre llamado a parar a Petro, quien perdió el balotaje de ese año con Duque. La siguiente frase de Fajardo describe bien el grado de polarización: “Gustavo Petro me ha dicho de todo: narcotraficante, paramilitar y corrupto. Todo mentiras. No respondo porque es un terreno en que él es experto, es el mundo de la mentira, rabia y agresión”.

Bogotá, la joya de la Corona

En esta cita ante las urnas, la atención estará puesta en quién conquiste las gobernaciones más importantes (Atlántico, Antioquia, Valle del Cauca o Cundinamarca), así como las grandes ciudades: Bogotá, Medellín y Barranquilla.

Pero la joya de la Corona es la capital del país, donde de forma indirecta compiten Petro, Fajardo y el uribismo.

Petro ha apostado su capital político en favor de que llegue al Palacio Liévano un líder de izquierdas, una vez que Claudia López, de Alianza Verde, quien durante mucho tiempo fue la favorita indiscutible, ha ido perdiendo fuelle. Ella es la candidata de Sergio Fajardo a la alcaldía bogotana.

El candidato petrista es Holman Morris, de Colombia Humana, quien ha visto como han crecido figuras emergentes como la de Carlos Fernando Galán, hijo del líder liberal Luis Carlos Galán, asesinado hace 30 años, que encabeza el movimiento Bogotá para la Gente.

Los sondeos más recientes colocan a la candidata de Alianza Verde en empate técnico con Galán (independiente) para suceder a Enrique Peñalosa, actual alcalde de Bogotá. Además hay un tercero en discordia, Miguel Uribe Turbay, exsecretario de gobierno de la Alcaldía, quien tiene el apoyo de los partidos Liberal, Conservador y del oficialista Centro Democrático (uribismo).

A cuatro días de las elecciones para alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán aparece adelante en la intención de voto con un 30,5%, así lo revelan las encuestas Guarumo y Ecoanalítica para El Tiempo y la W Radio. Existe un empate técnico en el segundo lugar entre Claudia López y Miguel Uribe Turbay, con el 24,8 % y el 24,1%, respectivamente. A más de 10 puntos aparece Hollman Morris, candidato del petrismo, con el 12,2 %, y el voto en blanco con el 6,5%.

Se pondrá a prueba el liderazgo del izquierdista Gustavo Petro / Foto: Colombia Humana

Duque, consciente de que Bogotá es una plaza muy difícil para el uribismo, aspira a que su fuerza conquiste Medellín donde la intención de voto la encabeza Alfredo Ramos Maya, candidato del Centro Democrático. Eso reforzaría al oficialismo y evitaría dejarle herido a falta de dos años y medio para el final del mandato.

De todas maneras, como señala Julián Huertas en La Silla Vacía, “nada va a quedar decidido este domingo porque en las elecciones locales… ya está claro que ni los excandidatos presidenciales Gustavo Petro, Sergio Fajardo y Germán Vargas Lleras ni el senador y expresidente Álvaro Uribe serán los ganadores de las elecciones locales. Esto porque los candidatos más fuertes en muchas regiones no responden a ellos, ya sea porque tienen maquinarias locales que definirán la elección, o porque son candidatos que arrastran votos de opinión por otros motivos, como pasa en muchas de las grandes ciudades. Con eso, la fortaleza de los líderes nacionales se verá poco el domingo, y reforzará cada vez más que en Colombia el voto de opinión es una excepción y que el sistema clientelar es el que pone las reglas y organizará el tablero”.

El factor Venezuela en las elecciones

Además, estas elecciones en Colombia se convierten en un escenario importante para valorar cómo incide la situación política venezolana y si la crisis humanitaria y su efecto migratorio tienen influencia en el vecino país.

De hecho, ante esta situación el gobierno colombiano se ha visto obligado a cerrar los pasos fronterizos terrestres y fluviales del país para garantizar “la total normalidad” de las elecciones regionales del domingo.

¿Cómo será un gobierno del peronista Alberto Fernández en Argentina?

Leer más

En primer lugar, se ha cerrado la frontera de Colombia con Venezuela, la más extensa de todas, de 2.219 kilómetros, mientras que en las de Ecuador, Brasil y Perú la circulación estará bloqueada a partir del sábado.

Se quiera o no la tragedia humanitaria venezolana ha estado presente en esta campaña como dejó constancia la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, cuando explicó que “la problemática de Arauca es conocida por todo el país. La influencia del ELN y la situación difícil que hay con Venezuela son problemas que tiene el departamento. Estos preocupan a mucho a Duque”.

Elecciones y violencia

Finalmente, se trata de unos comicios que han estado opacadas por la violencia política: la Misión de Observación Electoral (MOE) ha alertado que 305 municipios están en riesgo por la presencia de grupos armados ilegales, entre otros factores. Según ese organismo, entre los pasados 27 de julio y 21 de octubre fueron asesinados siete candidatos a alcalde o a concejal y se contabilizaron 88 amenazas, un secuestro y 12 atentados contra candidatos.

Incluso, el procurador general de la República, Fernando Carrillo, ha admitido que “Colombia está en un altísimo riesgo electoral pues más de 315 municipios están en alerta roja, y hay que prender todas las alarmas para que los ciudadanos voten bien. Hemos recibido cerca de 950 quejas sobre temas electorales, de las cuales 350 tienen que ver con participación en política. Lo he dicho y lo reitero, servidor público que quiera hacer política que se retire del servicio público. Por eso, con toda contundencia seguiremos actuando en forma rápida y adoptando medidas cautelares; ya hoy son cerca de 22 servidores públicos suspendidos por esta práctica. Y la prohibición cubre a contratistas financiados con recursos públicos que participen en las campañas”.

También se calibrará el peso del centrista Sergio Fajardo / Foto: @sergio_fajardo

La actual campaña ha vuelto a tener episodios de violencia política, los primeros desde que en 2018 se viviera el ciclo electoral más tranquilo de la historia reciente en el país tras la firma del acuerdo de paz con las FARC y por el cese unilateral del fuego de la guerrilla ELN.

A propósito de la jornada electoral, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, dijo que hace algunas semanas que los grupos armados ilegales amenazan el proceso electoral en el 36% de los municipios debido a la presencia de siete organizaciones criminales, entre ellas ELN y las disidencias de las FARC que cuentan con el respaldo del régimen de Nicolás Maduro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.