alnavio.com

Repsol sigue sin confiar en Maduro y baja el riesgo a 351 millones de euros

jueves 31 de octubre de 2019, 10:10h

Daniel Gómez (ALN).- Repsol dice que en el tercer trimestre de 2019 la exposición patrimonial en Venezuela es de 351 millones de euros. 42 millones de euros menos que en el segundo trimestre de este ejercicio. 1.922 millones menos que hace tres años.

Repsol sigue rebajando el riesgo Maduro de las cuentas / Foto: Repsol
Ampliar
Repsol sigue rebajando el riesgo Maduro de las cuentas / Foto: Repsol

La española Repsol quiere quedarse en Venezuela. Pero también quiere bajar el riesgo al mínimo. Esa es la estrategia que aplica desde 2016:

- En 2016 la exposición patrimonial de Repsol era de 2.273 millones de euros.

- En 2017 la redujo a 1.480 millones.

- Y en 2018 a 456 millones.

- En 2019 continúa con esta estrategia ya que, a 30 de septiembre de este año, la exposición patrimonial es de 351 millones de euros.

El último dato se supo este jueves, día en que Repsol presentó el informe de cuentas del tercer trimestre de 2019 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España. Gracias a él se observa como la exposición patrimonial en este ejercicio es 42 millones de euros menor que en el segundo trimestre (era de 393 millones) y 1.922 millones menos que hace tres años.

En el informe también se leen referencia a la situación del país, “en riesgo geopolítico”, y a las sanciones de Estados Unidos contra Nicolás Maduro y la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA):

“Continúa el contexto de crisis económica y social, tras el juramento del Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, el 23 de enero de 2019, como presidente interino de Venezuela”.

“En los primeros nueve meses del año se ha producido una devaluación importante de la divisa venezolana frente al euro sin impacto significativo en los estados financieros del grupo”.

“Durante 2019 se han adoptado nuevas sanciones contra Venezuela, en particular destaca que el 28 de enero de 2019 EEUU ha ampliado las sanciones contra PDVSA incluyéndola en la Specially Designated Nationals and Blocked Persons List (SDN List)”.

“En los primeros nueve meses del año se ha producido una devaluación importante de la divisa venezolana frente al euro sin impacto significativo en los estados financieros del grupo”.

“El 17 de abril de 2019 EEUU también incluyó en la SDN List al Banco Central de Venezuela. Ello supone una prohibición para US Persons [cualquier persona o empresa con actividad en EEUU] de operar con PDVSA, el Banco Central de Venezuela y/o cualquiera de sus sociedades controladas (participación mayor o igual al 50%) y una obligación de bloquear sus activos”.

“Por último, el 5 de agosto de 2019 EEUU ha decretado el ‘bloqueo de la propiedad del gobierno de Venezuela’ por el que se ordena los US Persons congelar todos los activos del gobierno de Venezuela y de cualquier persona que sea propiedad, esté controlada o actúe en nombre del gobierno de Venezuela que se encuentren en su poder o dentro de territorio estadounidense. EEUU ha concedido ciertos plazos para facilitar la terminación ordenada de las operaciones mediante el otorgamiento de varias licencias generales”.

En el informe, Repsol precisa que ha adoptado “las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones, y está haciendo un seguimiento constante de su evolución y, por tanto, de los eventuales efectos que pudieran tener sobre las señaladas actividades”.

Añade que estas precauciones no han tenido impactos significativos en las cuentas del grupo, que en el tercer trimestre de 2019 ganó 1.466 millones de euros, 32% menos que en el mismo periodo de 2018. Esta reducción del beneficio se debe a la ausencia de plusvalías que disfrutó el año pasado por la venta de Naturgy y a la bajada del precio del crudo, que tuvo un impacto de 600 millones en el resultado.

Por su parte, Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, reivindica “la solidez de la estrategia”, y señala “el robusto desempeño del flujo de caja en un entorno macroeconómico más débil”. El flujo de caja totalizó 4.074 millones en el trimestre, 22% más que hace un año.

Cabe recordar que los analistas siguen de cerca la actividad de Repsol en Venezuela. La agencia de calificación DBRS Morningstar dice que su nota de “está a la baja de Repsol está a la baja por las condiciones políticas en América Latina y África. En particular las condiciones políticas y económicas en Venezuela”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.