alnavio.com

Rafael Ramírez le reclama a la hija preferida de Chávez cómo puede estar subordinada a los malandros de Maduro (I)

viernes 29 de noviembre de 2019, 16:00h
David Placer (ALN).- El exzar de PDVSA, el administrador de la riqueza petrolera del país durante 12 años, habla desde el exilio, desde un lugar desconocido. En esta entrevista exclusiva para el diario ALnavío, Ramírez le envía un mensaje a María Gabriela Chávez, aliada y amiga. La entrevista con Rafael Ramírez será publicada en entregas en las que destapa lo que piensa de Diosdado Cabello, de Nicolás Maduro, cómo el régimen madurista recuperó a los castigados por Hugo Chávez (como Delcy Rodríguez), cómo su primo Diego Salazar terminó siendo extorsionado y robado por los altos militares y cómo la casta de los bolichicos presidida por Alejandro Betancourt ha ido escalando en las cimas del poder no sólo en Venezuela sino también en el entorno de Donald Trump.
Ramírez: “No entiendo que estén subordinados a estos malandros” / Foto: @ONUVENueva York
Ampliar
Ramírez: “No entiendo que estén subordinados a estos malandros” / Foto: @ONUVENueva York

Rafael Ramírez, purgado del poder por Nicolás Maduro y que ahora vive a caballo entre “varios países europeos”, también defiende su gestión petrolera y los beneficios que –según explica— fueron inyectados en obras sociales de Venezuela durante los 12 años en los que presidió Petróleos de Venezuela. Elude responsabilidades sobre los casos de corrupción, reparte culpas en su junta directiva pero, sobre todo, reivindica la era de la bonanza petrolera de finales de la década pasada. En ocasiones, como su jefe difunto, también puede presentarse como un vendedor de milagros.

En esta entrega, Ramírez accede a hablar sobre su amiga María Gabriela Chávez. La hija predilecta del fallecido expresidente mantuvo una estrecha y excelente relación que Ramírez todavía cuida, a juzgar por la delicadeza de sus respuestas. “María Gabriela siempre ha sido objeto de mucho ataque y mucho odio. Una cosa terrible”.

Rafael Ramírez reconoce trabajar cada día para acabar con el gobierno de Nicolás Maduro. Es su obsesión diaria, que compagina mientras escribe su próximo libro, todavía sin título y que aún no sabe si venderá en Amazon o en las librerías.

El exZar de PDVSA advierte que nadie aclara el caso del petrolero ahorcado en Madrid

Leer más

Y parte de ese trabajo, de esa labor incansable, también consiste en conversar con los disidentes del chavismo que todavía se mantienen bajo las directrices del régimen o que guardan silencio, como María Gabriela Chávez.

-¿Pertenece María Gabriela Chávez a ese sector crítico del chavismo?

-Tienes que preguntárselo a ella. Si hablo por María Gabriela o por Adán Chávez tal vez cometo un error. Cada quién tiene que asumir su papel en la historia. Yo asumí el mío. Cuando le dije a Maduro que quería volver a Venezuela, porque creía que la cosa estaba muy mal, porque tenía que ayudar, sobre todo con la industria petrolera, me dijo que no, que no podía volver al país. Me ofrecieron irme a Ginebra, por el tema de los derechos humanos. Me dijo esta gente que tenía que irme para allí, que la ciudad tiene un laguito, un chorrito. No estoy para eso. Cuando Chávez me llamó para ser ministro de petróleo, yo era un profesional en la ingeniería que tenía 24 años de trabajo en la industria del petróleo. Yo nunca viví de la política. Así como ellos tienen su posición en este momento, yo tengo la mía. Cada quien tiene que asumir su responsabilidad. Yo creo que hay que salir de Maduro, creo que se han cometido muchos errores, creo que hay que enderezar las cosas. Pero también creo que la historia recordará quién dijo algo y quién no dijo nada. Aquí nadie puede pasar agachado. La historia no va a permitir que nadie pase agachado.

- ¿Le está enviado usted un mensaje a los Chávez?

- Yo se los he dicho a todos ellos. Se los he dicho a personas que respeto mucho: no entiendo que estén subordinados a estos malandros. Yo no lo entiendo.

- ¿Dónde vive ahora María Gabriela Chávez?

- Creo que está en Venezuela como el resto de los hijos del presidente. Ojalá esté bien. Ojalá le vaya bien.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Rafael Ramírez le envía un mensaje a María Gabriela Chávez: No entiendo cómo pueden estar subordinados a los malandros de Maduro (I)

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1310 | aNTONIO - 29/11/2019 @ 23:59:08 (GMT)
    Nadie en Venezuela se come el cuento de Rafael Ramirez, los venezolanos, no somos tan imbèciles. Ramirez, nunca podrà baypasear la pueblo venezolano, cuando estuvo 12 años en la industria petrolera de Venzuela, yyy solamente se dedicò a invertir en obras sociales, eso es un cuento de nunca acabar. Es mas no tan sòlo se debe investigar a Ramirez tambien hay que investigar e investigar todas las cuentas y tambien las cuentas de toda la familia; empezando por la suegra que no debe ser muy santa y esta tambièn calladita en EE UU la Hildegard Rondòn de Sansò, que para el pueblo venezolano no es ninguna santa puesto que cuando Chavèz era el primer chicharron que aparecìa aplaudiendo los desmanes de Chavez y como la Sanso es especialista en Derecho ADministrativo, pienso que algo tenìa que ver con las contrataciones petroleras que hacia la Repùblica. Lo total que la Sansò nunca ha sido investigada y por ser suegra y habiendo sido chavista, hay que echarle una revisiòn de cuentas en EE UU y Europa... Para colectivo ni Ramirez ni su familia son ningunos santos como èl mismo Ramirez quiere pintarse; querineodo mucho a Maria Grabiela, quien sabe cuales gatos encerrados tienen ellos.. Asi es que EE UU moscas e investigacion con toda esa familia y sus tentaculos...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.