alnavio.com

Evo Morales organiza al MAS desde Argentina mientras sus rivales se ponen a pelear en Bolivia

martes 17 de diciembre de 2019, 12:00h
Daniel Gómez (ALN).- Que Evo Morales no esté en Bolivia no quiere decir que su partido esté muerto. Andrónico Rodríguez, posible candidato del MAS, aparece empatado en las encuestas con Fernando Camacho y Marco Pumari, quienes lideraron el movimiento cívico que forzó la dimisión del expresidente. Lo que ocurre es que están inmersos en una disputa que los está dejando mal parados. Y mientras discuten, el MAS se une. Andrónico Rodríguez fue a visitar a Evo Morales en Buenos Aires, y este lunes se dio un baño de masas entre las juventudes del MAS, que lo ratificaron como su candidato para las próximas elecciones. De cara a los comicios tampoco hay que descartar a los exmandatarios Carlos Mesa, Tuto Quiroga y a la presidenta interina, Jeanine Áñez.
El candidato de Evo Morales es uno de los favoritos en las encuestas / Foto: MAS
Ampliar
El candidato de Evo Morales es uno de los favoritos en las encuestas / Foto: MAS

Evo Morales no pierde el tiempo. Desde que el gobierno de Alberto Fernández le garantizó que puede hacer política en Argentina, cosa que al principio le negó, el expresidente de Bolivia se reunió con líderes de su partido, Movimiento Al Socialismo (MAS), para preparar las elecciones. Ahora Evo Morales es el jefe de campaña. El MAS se organiza. Y mientras, sus rivales se ponen a pelear.

El hombre que lideró el ala más beligerante de las protestas contra Morales, Fernando Camacho, se postuló recientemente como candidato. Le avala un fuerte respaldo ciudadano. Es el principal dirigente del movimiento cívico que forzó a Morales a dimitir.

A Camacho también le favorece el hecho de ser un hombre joven dispuesto a regenerar la política en Bolivia, aunque hay otras voces que advierten que detrás de ese discurso de regeneración se esconde un Jair Bolsonaro boliviano. Así lo dijo el profesor Fernando Mires en entrevista con el diario ALnavío. Y también dijo que la mejor noticia para Evo Morales es que Camacho fuera candidato presidencial.

La mejor noticia para Evo Morales es que Fernando Camacho tome el poder en Bolivia

Leer más

Sin embargo, el problema de Camacho en estos momentos es otro.

Camacho lideró las protestas contra Morales a través del Comité Cívico Pro Santa Cruz y del apoyo de Marco Pumari, jefe del Comité Cívico Potosinista. Además, la semana pasada se filtró un audio de los dos discutiendo. Discutiendo sobre una supuesta y temprana distribución de poder en caso de que Camacho ganara las elecciones.

Además, en el audio, de más de 40 minutos, se oye cómo Pumari pide 250.000 dólares para desarrollar la campaña, así como el control de dos aduanas. Todo a cambio de aceptar ser el candidato a vicepresidente.

Si bien Pumari confirmó que la conversación es real, añadió que el audio fue manipulado para defenestrarlo. “Siento mucha decepción de que usen toda la bajeza posible para defenestrarme”, declaró al diario El Potosí. “Ese audio está preparado, es una trampa. Una guerra sucia. Además, es falso que fue filtrado por una persona de mi confianza”.

A raíz de esta última declaración se especuló con que el audio fue filtrado por el propio Fernando Camacho. Este lo negó en entrevista con la cadena CNN, a lo que el periodista Fernando del Rincón respondió que fue el propio Camacho quien le hizo llegar a él la grabación. Este gesto no habla bien de Camacho, aunque no se puede afirmar que fue él quien filtró el audio originalmente.

Además, en la entrevista, Camacho ni confirmó ni desmintió que Pumari solicitara 250.000 dólares. Sí aseguró que Pumari le pidió ser vicepresidente.

Mientras se acentúa la división entre los grandes líderes cívicos, un tercer candidato asoma: Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana.

Mesa fue el principal perjudicado por el robo electoral de Evo Morales ya que acudió a las elecciones del 20 de octubre y obtuvo 36,5% de los votos. A causa del fraude, se quedó a unas décimas de forzar una segunda vuelta en la que asomaba como favorito para alzar la presidencia.

Carlos Mesa también llamó a la movilización y a la protesta. Sin embargo, su liderazgo se vio eclipsado por la irrupción de Camacho y Pumari, quienes venían cosechando el apoyo ciudadano después del referéndum de 2016 que también se robó Morales.

Otra posible candidata es la presidenta interina, Jeanine Áñez. Al menos las encuestas la colocan como una figura para tener en cuenta, aunque ella asegura que no se presentará. Que su mandato se limita a convocar elecciones libres. Lo está consiguiendo a través de una gerencia firme y coherente, y la propia Áñez proyecta internacionalmente su liderazgo.

Otra posible candidata es la presidenta interina, Jeanine Áñez. Al menos las encuestas la colocan como una figura para tener en cuenta, aunque ella asegura que no se presentará. Que su mandato se limita a convocar elecciones libres. Lo está consiguiendo a través de una gerencia firme y coherente, y la propia Áñez proyecta internacionalmente su liderazgo.

En entrevista con el diario boliviano La Razón, la presidenta interina fue preguntada por la candidatura de Carlos Mesa. “Es un hombre que ya tuvo su oportunidad”, declaró.

Y le preguntaron por otro de los que aspiran a la presidencia, el expresidente Tuto Quiroga, quien ha liderado ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la denuncia de fraude de Morales: “Tuto también tuvo su oportunidad. Fue un buen presidente”, dijo Áñez. En agosto de 2001 Tuto Quiroga asumió la presidencia de Bolivia tras la renuncia de Hugo Banzer por razones de enfermedad (cáncer de pulmón) y completó la gestión presidencial de cinco años hasta agosto de 2002.

El 5 de diciembre, antes de que estallara el conflicto entre los líderes cívicos, el diario Página Siete publicó una encuesta de intención de voto y colocó a Camacho y Pumari empatados con 16% cada uno. En un escalón inferior apareció Carlos Mesa, con 14%. Sin embargo, no fue el tercer lugar para él.

Empatado en las encuestas con Camacho y Pumari asoma Andrónico Rodríguez también con 16%. Rodríguez, de 30 años, es vicepresidente de las Seis Federaciones Cocaleras del Trópico de Cochabamba, y es uno de los favoritos para tomar el relevo de Evo Morales como dirigente del MAS. De hecho, este joven dirigente cocalero se reunió con el expresidente en Buenos Aires el sábado.

Al regresar de Argentina, Andrónico Rodríguez se dio un baño de masas con las federaciones Única Centrales Unidas, Trópico y Carrasco. Estas le ratificaron su “apoyo incondicional” para que acuda a las próximas elecciones presidenciales como candidato del MAS.

En el acto, Andrónico Rodríguez envió un mensaje del exmandatario: “Desde Argentina Evo llamó a la unidad de todo el Trópico y Bolivia para lograr grandes victorias. Hay que hacer que el poder vuelva a manos del pueblo, como el presidente me ha expresado. Lo que se viene en próximos meses no es para menos, hay que tomar mucha conciencia”.

Evo Morales también habló este lunes en un acto en Buenos Aires: “Estamos seguros como siempre en América Latina hemos derrotado a los golpistas. Vamos a volver pronto, vamos a volver pronto y seremos millones y millones”.

Sobre estas intervenciones de Morales, Elliott Abrams, enviado especial de Donald Trump para Venezuela, declaró al diario argentino Clarín que: “En principio es que el hecho de que un expresidente esté en un país limítrofe puede ser peligroso si él se involucra cada día en la política interna de Bolivia desde Argentina con una frontera abierta. Eso puede ser peligroso o no, depende de la conducta de Morales. ¿Va a vivir en la Argentina o va a utilizar Argentina como base para sus intervenciones en un país como Bolivia, tratando de crear un futuro estable? Vamos a ver”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios