alnavio.com

Rusia y Vladímir Putin tienen un plan para no quedar fuera del reparto político de América Latina

viernes 27 de diciembre de 2019, 13:00h
Daniel Gómez (ALN).- El canciller, Serguéi Lavrov, asegura que América Latina necesita a Rusia en un contexto de “turbulencias regionales”. La necesita, por ejemplo, en el apartado militar. Recuerdan desde el Ministerio de Defensa que ocho países latinoamericanos han firmado acuerdos con Moscú. En esta estrategia también cobran relevancia las palabras del presidente, Vladímir Putin, afirmando que gobierne quien gobierne, Rusia quiere ser influyente en Latinoamérica.
Rusia quiere reivindicar su papel en un momento de crisis en Latinoamérica / Foto: Kremlin
Ampliar
Rusia quiere reivindicar su papel en un momento de crisis en Latinoamérica / Foto: Kremlin

El canciller, Serguéi Lavrov, dijo este jueves en entrevista con la agencia TASS que América Latina “es una parte valiosa de la política exterior” de Rusia y “un elemento importante del orden mundial multipolar emergente”. De ahí que apliquen una estrategia “creativa” para la región:

- No queremos que nadie se oponga a nadie.

- No queremos que se creen líneas divisorias y barreras artificiales.

- Que no se no divida a los socios en “amigos” y “enemigos”.

- Que se fortalezca la cooperación sobre una base pragmática desideologizada con respeto mutuo y consideración de intereses.

En entrevista con el diario ALnavío el profesor Fernando Mires explicó que el interés de Moscú por Latinoamérica es real. Y que un movimiento que lo prueba fue el respaldo que dio al gobierno interino de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales. Fue el propio presidente, Vladímir Putin, quien expresó ese apoyo.

¿Por qué Rusia obliga a la UE a cambiar de estrategia hacia Maduro y Guaidó?

Leer más

“Confiamos en que, sea quien sea el que llegue al poder en Bolivia, se mantenga el interés por desarrollar las relaciones con Rusia. Por nuestra parte, estamos dispuestos a cooperar con las autoridades que recibirán un mandato legítimo del pueblo de este país”, dijo Putin desde Brasil a finales de noviembre, cuando Jeanine Áñez asumió como presidenta interina en Bolivia.

“En condiciones de turbulencias regionales sentimos de manera tangible la demanda de un papel más importante para Rusia en los asuntos latinoamericanos. Y esto no es sorprendente”, agregó a TASS Serguéi Lavrov. “No miramos a la región a través del prisma de los intereses geopolíticos y no queremos que se convierta en un escenario para confrontar a nadie con nadie”.

El canciller aseguró que gracias a esta filosofía han construido “una fructífera cooperación con los estados latinoamericanos en varios formatos y en una amplia gama de áreas”.

¿En cuáles áreas? Serguéi Lavrov no precisó. Pero en declaraciones al medio ruso Redstar, Alexander Fomin, viceministro de Defensa de Rusia, especificó la cooperación militar.

Fomin dijo que “la influencia de Rusia en la escena internacional continúa creciendo” y la prueba son los 39 acuerdos firmados en los últimos cinco años con países de Oriente Medio, África, la región de Asia-Pacífico y América Latina. En la región concretamente firmaron acuerdos con:

- Venezuela.

- Cuba.

- Nicaragua.

- Bolivia.

- Argentina.

- Brasil.

- Perú.

- Chile.

Se sabe que el gobierno de Putin ha establecido acuerdos de cooperación técnico-militar con el régimen de Nicolás Maduro. De ahí los frecuentes viajes de militares rusos a Venezuela, y de ahí el acuerdo suscrito este agosto, por el cual la marina rusa puede maniobrar en aguas venezolanas.

Un mes antes, el ministro de la Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, anunció desde Moscú una “asociación ruso-cubana para dar estabilidad y seguridad a la región”.

Y a principios de diciembre, Denis Moncada, canciller del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, estuvo en Rusia para discutir acuerdos de cooperación, entre ellos en el plano técnico-militar.

“En condiciones de turbulencias regionales sentimos de manera tangible la demanda de un papel más importante para Rusia en los asuntos latinoamericanos. Y esto no es sorprendente”, agregó a TASS Serguéi Lavrov.

Pero la influencia militar rusa no se limita al triángulo chavista de Caracas-La Habana-Managua. En Bolivia, en tiempos de Evo Morales, se firmaron acuerdos de cooperación técnico-militar. Acuerdos que hoy a Vladímir Putin les interesa conservar, como el desarrollo de la planta de energía nuclear en el país latinoamericano.

Como afirma el informe del Real Instituto Elcano Rusia en América Latina, Moscú es proveedor de armamento de Perú. También Brasil, que en enero de 2016 recibió un conjunto de misiles Igla-S de alcance corto. El diario argentino Ámbito reveló que el gobierno de Alberto Fernández está en negociaciones con Rusia para comprar helicópteros. Y en Chile, en noviembre, en medio de las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera, el Ejército ruso visitó al chileno en Valparaíso para “compartir experiencias”.

Cabe recordar que los acuerdos a los que se refiere Moscú han sido firmados en los últimos cinco años. Además, el viceministro se refiere convenios de cooperación. No a contratos de venta de armas como tal.

En este sentido cobran relevancia las declaraciones que dio Elliott Abrams, enviado especial para Venezuela del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la semana pasada. Entonces afirmó que en 2019 Rusia no vendió armas ni concedió préstamos a Nicolás Maduro porque no confían en su régimen.

Sobre el papel de EEUU en América Latina también habló el canciller ruso. Dijo que Washington hizo esfuerzos “por cambiar regímenes no deseados” y “dividir los procesos de integración regional”.

“Pero sucedió algo que Estados Unidos no parecía esperar”, agregó Lavrov. “Los planes comenzaron a fallar. La región resultó ser más compleja y diversa que los cálculos simplistas de Washington. Por ejemplo, a pesar del duro estrangulamiento sancionado y los métodos de revoluciones de color, no es posible implementar una guerra relámpago en relación con Venezuela, Cuba, Nicaragua”.

Rusia seguirá apoyando a Nicolás Maduro en lo político. También a Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel en Cuba, y a Daniel Ortega en Nicaragua.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ALnavío - Noticias de ida y vuelta -

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.