alnavio.com

Qué pueden hacer Guaidó y Maduro para evitar que el coronavirus se ensañe contra Venezuela

martes 24 de marzo de 2020, 18:03h
Daniel Gómez (ALN).- Nadie duda que el régimen destruyó Venezuela. Por eso los cinco políticos venezolanos consultados por el diario ALnavío coinciden en que prestarle dinero a Nicolás Maduro para combatir la pandemia sería una irresponsabilidad. ¿Pero qué se puede hacer? El exministro Carlos Tablante tiene una propuesta: tender puentes entre Guaidó y Maduro. “Son necesarios”, dijo. “El asunto está en que tiene que haber una bisagra y esto les corresponde a los organismos internacionales”.
¿Habrá una tregua política por la pandemia? / Foto: CCN
Ampliar
¿Habrá una tregua política por la pandemia? / Foto: CCN

El Fondo Monetario Internacional (FMI) admitió que 80 países le han pedido ayuda financiera para combatir el coronavirus. Uno de ellos es Venezuela. La solicitud de 5.000 millones de dólares hecha la semana pasada por Nicolás Maduro y que en principio fue rechazada por un portavoz del organismo en declaraciones a la agencia AP.

Sin embargo, este lunes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, parece que está flexibilizando sus requisitos. Apuntó que está dispuesta a “ofrecer apoyo a la gente de todo el mundo” y que desde el Directorio Ejecutivo y los países miembros quieren “facilitar una red más amplia” de ayudas.

Estas palabras se complementan con lo dicho también el lunes por Josep Borrell, alto representante de la Política Exterior de la Unión Europea, luego de reunirse con los 27 cancilleres europeos.

“Vamos a apoyar esa petición [la de Maduro y los 5.000 millones de dólares] porque estos países [también se refirió a Irán] están en una situación muy difícil, especialmente debido a las sanciones estadounidenses que les impiden tener ingresos por la venta de su petróleo”, dijo Borrell.

“En situaciones excepcionales tiene que reafirmarse el comercio humanitario”, agregó el jefe de la diplomacia europea.

Las declaraciones de Borrell inmediatamente fueron aplaudidas por el canciller del régimen, Jorge Arreaza, al tiempo que repudiadas por el embajador de Juan Guaidó en Madrid, Antonio Ecarri.

Nadie confía en Maduro

“Con un régimen forajido se corre el riesgo de que no ingrese la ayuda humanitaria. Si ingresan esos recursos se corre el riesgo de que no tengan un buen uso. Para decirlo más claro: se corre el riesgo de que se lo roben”, dijo al diario ALnavío Ecarri.

El embajador recordó, citando a Jorge Giordani, exministro de Planificación de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que el régimen en Venezuela se ha robado más de 300.000 millones de dólares. “¿De verdad Europa y Borrell quieren entregar ese dinero al régimen? Hasta Giordani, obstinado de tanta corrupción y juegos con los recursos petroleros, denunció un robo milmillonario”.

Coronavirus: 80 países le han pedido al FMI apoyo financiero de emergencia

Leer más

El embajador, preguntado por si es posible que en el equipo de Guaidó ofrezcan una tregua a Maduro y se abran a colaborar con la pandemia respondió:

“Cómo vamos a hablar con Maduro si dirige un régimen sordo al clamor internacional. Son impermeables a la sensibilidad social. No hay manera de convencerlos para que ingrese la ayuda humanitaria que está pidiendo el presidente encargado Guaidó. Lo suyo, y valga la paradoja, es el razonamiento irracional. Ellos piensan que si permiten el ingreso de ayuda humanitaria se van a descubrir las falencias que hay en Venezuela. Las falencias de su régimen. Como si no se supieran ya. Como si no se viera que han salido más de cuatro millones de venezolanos a buscar comida para el exterior”.

El eurodiputado venezolano Leopoldo López también reaccionó al anuncio de Borrell. “Nunca me opondré a que se le dé dinero a Venezuela. Más en un momento como el de ahora, en el que sabemos que los ciudadanos necesitan recursos. A lo que sí me opongo es a que les den el dinero a los sátrapas, a los sinvergüenzas y a los ineptos que han destruido el país”, dijo al diario ALnavío.

¿Una tregua entre Maduro y Guaidó?

Delcy Rodríguez, vicepresidenta Ejecutiva de Maduro, confirmó este lunes 84 enfermos por coronavirus y más de 20.000 casos sospechosos. Por su parte, Guaidó ha dicho que Maduro “está mintiendo” con los números, y que “es probable que haya más de 200 enfermos”.

Independientemente de las cifras, Carlos Tablante, ministro de Estado de Venezuela en el gobierno de Rafael Caldera, señaló que el país y los venezolanos están doblemente en peligro: por el régimen, pero sobre todo por la pandemia. De ahí que haya que reaccionar.

“El peligro es latente, por lo que creo que los puentes entre Guaidó y Maduro son necesarios. El asunto está en que tiene que haber una bisagra y esto les corresponde a los organismos internacionales. A la Cruz Roja Internacional. A la Organización Panamericana de la Salud. A la Organización Mundial de la Salud. Venezuela necesita una instancia para enfrentar la pandemia”.

Tablante tiene claro que el país está “ante una crisis humanitaria compleja, culpa del usurpador y su cleptocracia”. Que a ellos no se les puede entregar el dinero porque ya han demostrado que “se lo roban”. Sin embargo, apuntó, “la pandemia agravará todavía más la crisis” si no se actúa a tiempo y con unidad.

“Esto no es un tema de Maduro”, dijo el exministro Tablante. “Es un tema de la gente. De la vida. Nosotros nos metimos en política para defender los difusos intereses del colectivo y estamos en un momento de emergencia. Necesitamos a Venezuela unida”.

“Esto no es un tema de Maduro”, dijo el exministro. “Es un tema de la gente. De la vida. Nosotros nos metimos en política para defender los difusos intereses del colectivo y estamos en un momento de emergencia. Necesitamos a Venezuela unida. La pandemia representa un gran terremoto que pone en peligro aún más a Venezuela. En el país hay muertos todos los días porque el sistema está colapsado. Pero no podemos permitir que esto se agrave”.

Para Tablante la fórmula “es lograr una comisión política formada por un lado por los representantes del presidente Guaidó y por el otro por miembros del PSUV [el partido del chavismo] para que hagan puentes para enfrentar al enemigo común: el coronavirus”.

El exministro admitió que esto requiere “un gran esfuerzo de conducción política”. Sobre todo, para salvar la obvia desconfianza en Maduro y el régimen. “Por eso digo que el dinero, sea del FMI o de quien sea, no lo administre la cleptocracia. Lo tiene que administrar una junta, la OMS, o cualquier organismo internacional con destacada autoridad. De lo contario, Maduro seguirá usando el coronavirus para aumentar el autoritarismo y sus desgracias. Todos sabemos que falta la gasolina. Pero falta por culpa del colapso, no de la pandemia”.

El dinero que se dé a Venezuela tiene que ser controlado

El eurodiputado Leopoldo López confía en que se pueda dar una solución en la que medien los organismos internacionales. “Tenemos que ver para qué se va a usar el dinero. Quién lo va a controlar. Y si lo que quieren son equipos médicos y medicinas, se los compran y se los mandan ya montados. Si dejamos el dinero en manos del régimen podríamos ver algo parecido a lo del desastre eléctrico”.

El exembajador de Venezuela ante la ONU Fernando Gerbasi no descarta que “ante la crítica situación del país” se tiendan puentes entre Guaidó y Maduro. No obstante, advierte del problema que sería entregar los 5.000 millones de dólares del FMI directamente al régimen.

“A un gobierno que ha dilapidado cientos de miles de millones de dólares, en el que muchos funcionarios están siendo investigados por narcotráfico y particularmente lavado de dinero, no se le puede dar un crédito de esta naturaleza sin un control internacional directo que vele por el uso humanitario de esos recursos”, apuntó Gerbasi.

El diplomático también formuló una pregunta. “Si Maduro quisiera obtener ayuda humanitaria, ¿por qué no apoya lo propuesto al respecto por el presidente encargado?”. Se sabe que Guaidó está moviéndose con sus aliados internacionales para lograr que entre la ayuda humanitaria que Maduro siempre bloqueó.

Mientras, Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, también habló de tregua este martes. Una tregua a la presión internacional. “Las sanciones sectoriales deberían atenuarse o suspenderse, tanto por razones de salud pública como para reforzar los derechos y defender las vidas de millones de personas en esos países”, dijo en referencia a Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Irán, entre otros

Bachelet pide suavizar o eliminar las sanciones contra Venezuela, Cuba, Irán y otros países

Leer más

Por otro lado, Henri Falcón, presidente de Avanzada Progresista y candidato presidencial en las fraudulentas elecciones de 2018, lanzó un comunicado pidiendo“una tregua en el conflicto político para atender esta indiscutible prioridad”.

“La pandemia decretada no tiene ideología, se trata de un tema humanitario, es fundamental elevarnos ante la necesidad de un pueblo, que puede sucumbir ante este nuevo ataque a la salud global”, dijo Falcón. “Sería absurdo desconocer esa realidad y pensar que pueden enfrentar esta amenaza individualmente (…) Si continúan atrincherados en sus diferencias y complejos subalternos, la historia y el pueblo no se lo perdonarán”.

¿Y si Guaidó retoma la ofensiva?

En conversación con este diario, Antonio Ledezma, alcalde de Caracas en el exilio, rechazó cualquiera tregua o acuerdo entre Guaidó y Maduro para enfrentar el coronavirus.

“Es como decirle al Papa que haga un trato con el diablo”, dijo Ledezma.

Este político venezolano, actualmente en Madrid, considera que “cualquier aporte que se dé a Maduro servirá para aliviar a la narcotiranía mientras este se salva”.

Su planteamiento es que “Guaidó retome la ofensiva y actúe como el verdadero presidente. Él está en capacidad de administrar esos recursos de Venezuela. De organizar a médicos y voluntarios. Tiene que demostrar que sí puede llevar adelante el país”.

No obstante, existe “una piedra de tranca que Guaidó tiene que superar”, dijo Ledezma, “la cúpula militar”.

“Hay que insistir a la cúpula militar para que desalojen a Maduro del régimen y establezcan un gobierno de salvación nacional. Con Maduro se prorroga la crisis. Con Maduro no habrá solución a la pandemia. Es una amenaza paramédica. Hay un millón de venezolanos enfermos de malaria. Cuando no es la malaria, es el sarampión o la difteria. Enfermedades superadas en tiempos de la democracia que hoy existen gracias al fracaso de Maduro”, señaló Ledezma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios