alnavio.com
Edición testing    9 de abril de 2020

Asamblea Nacional

Zenaida Amador (ALN).- Los precios del petróleo se hunden y con ellos las últimas posibilidades de que la crisis en Venezuela fuera menos severa de lo esperado incluso antes del brote global del coronavirus. La precariedad es tal que sólo se pueden esperar ingresos petroleros por el orden de los 5.000 millones de dólares para todo el año, con los que será imposible atender los requerimientos básicos del país como la gasolina y los alimentos, que ya no se producen en el territorio. Mientras tanto, los venezolanos movidos por la necesidad desoyen las restricciones de la cuarentena para buscar opciones diarias para sobrevivir, a sabiendas de que sólo se espera un panorama desolador.

Ysrrael Camero (ALN).- El gobierno de Estados Unidos ha vuelto a poner en el tapete aquello que los representantes de Nicolás Maduro y del presidente Juan Guaidó habían discutido, bajo el patrocinio de los noruegos y con el apoyo de la comunidad internacional, tanto en Oslo como en Barbados, esto es, un acuerdo que facilitara la realización de unas elecciones presidenciales competitivas, sin Maduro y sin Guaidó. Cuando esto fue planteado, como parte de la negociación, el régimen de Maduro decidió bloquear cualquier acuerdo, lanzándose nuevamente por el tobogán de intransigencia que nos tiene a todos atrapados en una pesadilla. Henos aquí, muchos meses después, ¿qué ha cambiado?

Caleb Zuleta (ALN).- “Estamos ante una poderosa especie de licuadora gigante donde se mezclan los diversos intereses de diferentes organizaciones criminales vinculadas fuertemente a la corrupción y al tráfico de drogas”, señala Carlos Tablante, exministro de Estado y expresidente de la Comisión Antidrogas de Venezuela entre 1996 y 1998. Opina que es positiva la decisión del gobierno de EEUU de desplegar naves en el Caribe para enfrentar el tráfico de drogas internacional, con claras referencias a Venezuela, pero, aclara, “la amenaza de una invasión a Venezuela en los términos en que se realizó la de Panamá para la captura de Manuel Noriega, es un escenario indeseable y sería lamentable”. En Panamá hubo 4.000 muertos.

Zenaida Amador(ALN).- Desde el 13 de marzo, cuando en Venezuela se decretó el estado de alarma nacional por la aparición de Covid-19 en el territorio, Nicolás Maduro no ha escatimado en sus prácticas represivas y en sus violaciones a la libertad de expresión. La “furia bolivariana” va en escalada, sin importar si se trata de líderes políticos, médicos o periodistas. Para eso el régimen tiene en las calles a sus fuerzas especiales de seguridad a cargo de la represión.

Pedro Benítez (ALN).- Por medio de Mike Pompeo y Elliott Abrams, el gobierno de Estados Unidos ha asumido la propuesta de transición política que Juan Guaidó hizo pública en septiembre pasado y que luego dirigió a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en una sesión de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. No es una oferta que se le hace a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Se le hace a los gobernadores del PSUV, al Alto Mando Militar y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es decir, a la coalición cívico-militar chavista que sostiene a Maduro. ¿Es una oferta que no pueden rechazar? ¿Qué alternativas y escenarios tiene el chavismo?

Zenaida Amador (ALN).- Si bien Rusia ha sido un aliado estratégico del régimen de Nicolás Maduro, cada día se le hace más costoso seguir adelante con este apoyo. No se trata solamente del riesgo de que las sanciones de Estados Unidos impacten sus negocios, en un contexto global desalentador para el negocio energético, sino de que la Federación Rusa se está exponiendo a una pérdida milmillonaria en su apuesta por Venezuela. La salida de Rosneft no blinda al gobierno de Vladímir Putin en su arriesgada jugada de respaldo al chavismo.

Pedro Benítez (ALN).- Dos décadas de polarización, persecuciones, cárceles, exilios, insultos, venganzas, miedos, mentiras y sectarismo promovidos por la retórica chavista, y que sus sucesivos adversarios no han podido (o no han querido) desmontar, han abierto un abismo de desconfianzas mutuas de tales dimensiones que impide que aun en una situación límite como la que se encuentra Venezuela cualquier posibilidad de acuerdo político sea posible.

Zenaida Amador (ALN).- En un intento por reavivar la gesta democrática, Juan Guaidó lanzó en febrero el llamado para unificar todas las luchas de los venezolanos en un gran pliego de conflicto nacional, en el que se conecten la protesta social y los reclamos políticos, y “que termine en una elección presidencial realmente libre”. El momento culminante de la convocatoria es este martes 10 de marzo cuando debe ocurrir una gran movilización ciudadana a la Asamblea Nacional, aunque el régimen de Nicolás Maduro ya jugó en contra para bloquear la marcha. El reto es alto para Guaidó y la dirigencia opositora.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Aquí no hay extravagancias. Aquí no hay recetas fuera de tono. El Plan País es una ruta práctica. Con tiempos y medidas. Y prioridades. Lo han medido bien los expertos que se han involucrado en el diseño del programa de reconstrucción de Venezuela. Porque el problema es tan complejo que amerita una operación realista y al mismo tiempo que involucre a actores internacionales, inclusive a China. Es que, dice el economista y diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, la solución para Venezuela no es local. Es internacional.

Pedro Benítez (ALN).- Que Nicolás Maduro no haya designado por vía del Tribunal Supremo o de la Constituyente un Consejo Nacional Electoral (CNE) a su medida, y que ahora afirme estar dispuesto a aceptar uno designado por la Asamblea Nacional (AN) es una señal clara de que la estrategia de presión internacional de Juan Guaidó ha funcionado. Al menos por ahora. Estamos viendo lo que quizás sea la última oportunidad de llegar a un acuerdo político en Venezuela antes de que la presión por parte de la Casa Blanca al régimen de Maduro escale a otro nivel.

Ysrrael Camero (ALN).- En lo que resta de 2020, en la medida que se incremente la presión externa pro democracia, junto con la movilización interna, brindando también oportunidades para el entendimiento con sectores del chavismo, nos podremos acercar a la realización de unas presidenciales pactadas, en condiciones competitivas.

Pedro Benítez (ALN).- Donald Trump sube todavía más la apuesta y no sanciona esta vez a PDVSA sino a la petrolera rusa Rosneft. Esto es la consecuencia de una serie de torpezas que Nicolás Maduro ha cometido, manteniendo el tema Venezuela en el centro del escenario mundial. Puede que Vladímir Putin no varíe su posición, pero apoyar a Maduro le saldrá muy caro. Además, Maduro también le creó problemas al gobierno socialista de España y ahora se pelea sin ningún motivo con otro gobierno de izquierda, el de Portugal.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La sanción de los Estados Unidos contra la filial de Rosneft tiene un origen más allá de que la empresa era el apoyo principal del régimen de Maduro en la comercialización del petróleo. Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó y la sanción a Rosneft Trading S.A es la respuesta. Esta es la historia.

Pedro Benítez (ALN).- Maduro pone a prueba la determinación de Juan Guaidó. Crecido por su gira internacional, Guaidó viene a agitar la bandera de elecciones presidenciales libres para movilizar la calle y sostener la presión externa. Paradójicamente Nicolás Maduro puede ser su principal aliado en este propósito. Prisionero de su estilo, el chavismo parece empeñado en convertir cada movimiento del joven presidente interino en todo un acontecimiento.

Ysrrael Camero (ALN).- Juan Guaidó regresa fortalecido, externa e internamente, enmudeciendo las distintas voces críticas que se habían ido levantando en su contra, dentro y fuera de Venezuela. Ante la presencia global de este líder joven y dinámico, apoyado por una comunidad internacional que ratifica su compromiso con la causa democrática venezolana, contrasta el aislamiento y la soledad que envuelven a Nicolás Maduro atrapado entre el Palacio de Miraflores y el Fuerte Tiuna.