alnavio.com

Asamblea Nacional Constituyente

Zenaida Amador (ALN).- El 23 de febrero concluirá el primer mes desde que Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional, asumió las funciones ejecutivas de Venezuela de forma interina y con ese plazo termina el barniz de tolerancia que el régimen de Nicolás Maduro le ha dado. La fecha es crucial en el pulso que se vive en la geopolítica mundial por el caso venezolano y marcará un giro en la evolución del proceso, ya que puede significar el punto de quiebre del régimen y el último hito en el que se juega la supervivencia.

Zenaida Amador (ALN).- En el mundo crece la polémica acerca del proceso de cambio en Venezuela, ya que algunos señalan que se está propiciando una intervención extranjera y otros afirman que sin una acción contundente de la comunidad internacional no se concretará la salida de Nicolás Maduro del poder. ¿Qué puede suceder en el contexto actual y qué factores se están moviendo para forzar un desenlace?

Zenaida Amador (ALN).- El 4 de febrero de 1992 Venezuela amaneció con un intento de golpe de Estado que le dio piso a Hugo Chávez para llegar a la Presidencia unos años después. A 27 años de aquel día, luego de dos décadas de ejercicio del poder, el movimiento que Chávez lideró hace aguas y deja una estela de corrupción, destrucción de la economía, empobrecimiento de la población, desmantelamiento de la institucionalidad democrática y violación reiterada de los derechos fundamentales.

Zenaida Amador (ALN).- No ha concluido el primer mes de 2019, pero para los venezolanos es como si ya hubiera transcurrido un año entero, no sólo por la abrumadora cantidad de acontecimientos registrada sino también por la velocidad a la que se profundiza el deterioro económico. Y es que mientras se gestiona la transición política y Nicolás Maduro sigue resistiendo a su salida del poder el país va quedando sumergido en la parálisis, la escasez y la hiperinflación.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo que hay que preguntarse de entrada es si el gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en mejores condiciones para salir airoso del reto que le ha planteado el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A simple vista parece un gobierno consolidado que tiene al frente a una oposición sin fortalezas. Pero las apariencias engañan.

Pedro Benítez (ALN).- Por presión externa y realidad interna hoy en Venezuela están planteados dos escenarios. Siguiendo el ejemplo de dos extintos regímenes comunistas en 1989: Una transición pactada como en Polonia o un colapso como en Rumania. Vladimir Putin influye en Maduro con el fin de que logre el entendimiento y la normalización de las relaciones con la oposición venezolana para estabilizarse. Pero puede que ya no haya nada que desde la oposición se pueda hacer en ese sentido.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nicolás Maduro se prepara para un segundo mandato. En Venezuela, los segundos periodos nunca fueron buenos. Pero Maduro ya tiene un récord: su primer gobierno, el que está por concluir, tampoco lo es. No lo ha sido. Y si el primero ha sido malo, el segundo será peor. Maduro termina seis años con este inventario:

Daniel Gómez (ALN).- ¿Será que Venezuela no tiene capacidad de pago? Como explicó a ALnavío una fuente conocedora de la CAF, las decisiones del directorio son puramente técnicas. “Estrictas”. De ahí se infiere que el régimen de Nicolás Maduro no esté preparado para devolver los 500 millones de dólares que pidió. De ahí también se infiere que por eso no se los concedan.

Zenaida Amador (ALN).- La población espera que la ayuda humanitaria internacional logre ingresar al territorio venezolano, como lo ha planteado Juan Guaidó, para atender a 300.000 personas que están en riesgo. Pero Nicolás Maduro y sus funcionarios siguen bloqueando los accesos bajo el argumento de que el país no necesita ni alimentos ni medicinas. Lejos de aportar soluciones en este sentido, Maduro lanza promesas armamentistas y organiza ejercicios militares. Guaidó llama a la población a organizarse como una red de voluntarios para garantizar que la ayude ingrese y pueda ser distribuida.

Zenaida Amador (ALN).- Al ritmo al que se suceden los hechos en Venezuela es difícil seguirles el pulso. Tampoco es sencillo advertir todas las variaciones que ocurren en el accionar de los distintos actores nacionales e internacionales ante la coyuntura. Sin embargo, toda esta vorágine deja claro que hay un cúmulo de intereses de geopolítica en juego y que, más allá de lo que trasciende a la opinión pública, se está desarrollando una apretada agenda de conversaciones y de negociaciones de toda índole que puede añadir matices a la evolución de los acontecimientos.

Zenaida Amador (ALN).- La complejidad de la situación venezolana ha entrado en una nueva fase. Este 23 de enero Juan Guaidó asumió las competencias del Ejecutivo nacional como presidente encargado de Venezuela en apego a la Constitución y recibió el reconocimiento de al menos una docena de países. Aun así, Nicolás Maduro sigue aferrado al poder, se resiste a dejar la Presidencia y compromete el flujo natural de las exportaciones petroleras, que son la principal fuente de ingresos del país.

Pedro Benítez (ALN).- Este jueves Nicolás Maduro, luego de jurar ante el Tribunal Supremo de Justicia, y no ante la Asamblea Nacional como manda la Constitución, se trasladó al Patio de Honor de la Universidad Militar Bolivariana, ubicada en el Fuerte Tiuna, la más emblemática base militar de Venezuela. “Lo reconocemos como nuestro Comandante en Jefe”, manifestó el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, quien ha sido su principal respaldo desde 2014.

Zenaida Amador (ALN).- Más allá de las salidas milagrosas -que muchos añoran- para resolver los problemas de forma inmediata, en el caso de Venezuela todo se cocina a fuego lento. Dos décadas de chavismo así lo confirman. De allí que la esperada, temida y cuestionada fecha del 10 de enero luzca como una más de las piedras en el camino a recorrer en 2019 para perfilar el futuro del país.

Pedro Benítez (ALN).- Por enésima vez Nicolás Maduro denuncia un supuesto plan de Washington que involucra a Colombia para desestabilizar e intervenir militarmente en Venezuela. Secundado por Diosdado Cabello, segundo hombre del régimen, repite las mismas fanfarronadas que en su ocasión profiriera el dictador iraquí Saddam Hussein. Los dos prometen la madre de todas las batallas que ellos nunca van a dar, porque la suya es una “revolución” hecha a punta de dólares, no de balas.

Beatriz de Majo (ALN).- La jefa de la diplomacia comunitaria europea, Federica Mogherini, dejó tres cosas bien claras con respecto al régimen de Nicolás Maduro al finalizar la reunión de ministros de la Unión Europea.