alnavio.com

Asamblea Nacional Constituyente

Zenaida Amador (ALN).- Después de 15 años de control cambiario el gobierno de Nicolás Maduro le anunció al mundo una nueva normativa que permite la libre convertibilidad de la moneda en todo el territorio venezolano. Una noticia de este tenor ha debido generar una reacción positiva en el mercado y sacudir a los actores económicos que hacen vida en el país, que a duras penas sobreviven a los efectos de la crisis y al sistema de regulaciones del Estado; pero no ocurrió así. ¿Por qué?

Pedro Benítez (ALN).- “Quédese fuera de Venezuela, Sr. Trump”, le pide el diario The New York Times en un editorial al presidente de Estados Unidos. Cuestiona los contactos clandestinos con golpistas en Venezuela, “dado su largo historial de intervenciones en América Latina”. Mientras tanto, Nicolás Maduro insiste en acercarse a Donald Trump y mantiene discretos contactos con sus enviados. Sus razones son de peso.

Pedro Benítez (ALN).- Por primera en vez cinco años, luego de una insólita devastación económica y social, Maduro da una señal de flexibilización en el control de cambios. Una señal insuficiente y sin claridad en medio del laberinto de intereses y visiones ideológicas dogmáticas que caracterizan al chavismo.

Pedro Benítez (ALN).- En teoría, según el argumento del régimen chavista-madurista, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tiene poderes ilimitados. Incluso por encima del mismísimo presidente, quien hace casi un año se subordinó a ella. De ser así, Diosdado Cabello, que ahora preside la ANC, es hoy más poderoso que Nicolás Maduro. Pero la realidad es bien distinta. El poder en Venezuela lo tiene quien posea el respaldo del Alto Mando militar y el control de los cuerpos de represión. Esos los tiene Maduro. No obstante, la ANC es una ficción que puede perturbar, y mucho, al poder real. Pero en las dictaduras siempre hay un solo dictador, no dos. De lo contrario uno eliminará al otro.

Pedro Benítez (ALN).- Desde 2006 la oposición venezolana se propuso derrotar electoralmente a Hugo Chávez y a su movimiento, arrancarle la bandera de la legitimidad al chavismo usando su Constitución y sus reglas. Lo logró de manera clara en la elección parlamentaria de 2015. Para lo que nunca se preparó fue para el día después, cuando el chavismo demostrara que no tenía intenciones de ceder el poder por un resultado electoral. Esa es la estrategia que busca hoy ante la reelección de Nicolás Maduro.

María Rodríguez (ALN).- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, está desatado en lo que a propuestas económicas se refiere. Promete autobuses, ambulancias, arreglo de carreteras, nuevas viviendas, plantas termoeléctricas y hasta que el mismísimo presidente de PDVSA se presente en el estado Amazonas para solucionar las fallas en el suministro de gasolina. Tantas promesas económicas llevan a una conclusión: que la economía es su gran problema.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Jorge Rodríguez pertenece al círculo más íntimo del poder de Maduro. Hoy pregona por el mundo una Venezuela que no existe. Él ya una vez dijo, reclamándole a la oposición las críticas que le hacía al Gobierno, que “alucinación es percepción sin objeto. Percibes algo que no existe”. El concepto le calza, o le viene como anillo al dedo. A él, que, para más señas, es siquiatra. Está vendiendo un país de fantasía.

Pedro Benítez (ALN).- La propuesta del primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, de celebrar elecciones parlamentarias el mismo día que las presidenciales implicaría la disolución de la Asamblea Nacional elegida en 2015 y agravaría la percepción de ilegitimidad que en la opinión democrática internacional pesa sobre Nicolás Maduro.

Pedro Benítez (ALN).- La semana pasada la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro firmó un acta de rendición. Derogó la ley de ilícitos cambiarios vigente desde 2008. En teoría ya no será ilegal comprar y vender libremente divisas en Venezuela. El régimen chavista se ha rendido ante el dólar paralelo. Ese mismo que aseguró pulverizaría. Una derrota. Pero no es de sus derrotas y fracasos de lo que quieren Maduro y el régimen que se hable. No del hambre y la emigración masiva, sino de golpes y atentados.

Pedro Benítez (ALN).- A estas alturas nada en la política venezolana es casual. Las recientes declaraciones de la fiscal general (hoy en el exilio) Luisa Ortega Díaz son un mensaje con destinatario. Es un recordatorio del misterio que rodeó la designación de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela en La Habana en 2012. Del origen de su legitimidad. Pero también de la verdadera y soterrada disputa que ha habido y hay entre Maduro y Diosdado Cabello por el poder. Ortega Díaz anunció que en los próximos días vendrán informaciones “muy importantes que impactarán al gobierno”.

Pedro Benítez (ALN).- Con la magnitud de la crisis que padece Venezuela, cualquier otro gobierno de América Latina ya habría caído. De hecho, así ha ocurrido a lo largo de la accidentada historia de la región. Sin embargo, el de Nicolás Maduro no sólo no ha caído, sino que contra todas las expectativas iniciales ha logrado sostenerse durante cinco años y amenaza con completar el sexto. ¿Cómo ha sido posible? Repasar las fortalezas y debilidades de su régimen puede dar luces al respecto.

Pedro Benítez (ALN).- Este domingo en la noche Nicolás Maduro admitió que el suyo es un gobierno en minoría pero armado. Siguiendo el rito electoral en Venezuela de los últimos años, minutos antes que el Consejo Nacional Electoral anunciara los resultados, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional, encabezado por el ministro de la Defensa, mayor general Vladimir Padrino López, dio públicamente el respaldo militar a las cifras oficiales. Son ellos los que tienen la última palabra en el país.

Alonso Moleiro (ALN).- Cuestionado en algunos sectores a causa de su estilo moderado y pactista, Henri Falcón es el principal candidato opositor que se ha lanzado a las elecciones organizadas por el aparato institucional de Nicolás Maduro en Venezuela, a celebrarse este 20 de mayo. Falcón recorre el país para invitar a la población a remontar la cuesta del chavismo. En términos numéricos, las posibilidades de victoria guardan relación directa con la decisión de ir a votar. Sobre este dilema discurre hoy la atormentada realidad de los venezolanos.

Pedro Benítez (ALN).- La megaelección anunciada por Nicolás Maduro amenaza con ser un fatal choque político. Si Maduro pospone las elecciones del 22 de abril dará una señal de debilidad y si los partidos opositores se dividen entre los que participan y los que se abstienen facilitarían su propia liquidación. Pero además, Diosdado Cabello está empujando a Maduro a desafiar por partida doble a la comunidad democrática latinoamericana. Destrucción mutua asegurada.

Pedro Benítez (ALN).- En abril de 2013 Nicolás Maduro buscó y obtuvo el reconocimiento y la legitimidad, por parte de los gobiernos de Suramérica, del proceso electoral que lo eligió presidente de Venezuela y que la oposición entonces impugnó. Casi los mismos países que hoy rechazan, alegando falta de garantías, la convocatoria de la elección presidencial mediante la cual pretende reelegirse. La lista incluye un mandatario que todavía sigue en su cargo: Juan Manuel Santos.