alnavio.com

Asamblea Nacional

María Rodríguez (ALN).- La oposición venezolana tiene clara la ruta para traer la democracia al pueblo: actuar pacíficamente y tender la mano a los militares para con su ayuda restituir el orden constitucional. Todo sin caer en la violencia, “un arma con la que (Maduro) pretende confundirnos y separarnos”, advierte Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional. Esto es lo que pide la oposición para la gran marcha.

Zenaida Amador (ALN).- “No quiero bonos, no quiero CLAP, lo que yo quiero es que se vaya Nicolás”. Esta es la consigna que se escucha en las reuniones callejeras, en los atestados vagones del metro y en las protestas espontáneas que se repiten en las barriadas de Venezuela. Puertas adentro de las cúpulas del chavismo la frase es evidencia de que el esquema de control social aplicado en los últimos años hace aguas en medio de una crisis sin precedentes. El margen de maniobra de Nicolás Maduro se acorta y sólo le resta apelar a las acciones represivas y al miedo.

María Rodríguez (ALN).- En Caracas se anticiparon las protestas. La presión popular se desató este lunes, horas antes de la gran marcha por la libertad en Venezuela. “Fue algo extraordinario”, todo “espontáneo”, una “demostración como no se había visto en 20 años”, “la noche fue candela”, describen varias fuentes del ámbito político y militar de Venezuela al diario ALnavío. Y es que en Caracas ya están listos para la cita clave.

Pedro Benítez (ALN).- Luego de año y medio de desmovilización se levanta una nueva ola opositora en Venezuela. Ciudad tras ciudad se repiten las concentraciones en apoyo al joven presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien ha despertado, contra todo pronóstico, un entusiasmo que se percibía perdido.

Pedro Benítez (ALN).- Este jueves Nicolás Maduro, luego de jurar ante el Tribunal Supremo de Justicia, y no ante la Asamblea Nacional como manda la Constitución, se trasladó al Patio de Honor de la Universidad Militar Bolivariana, ubicada en el Fuerte Tiuna, la más emblemática base militar de Venezuela. “Lo reconocemos como nuestro Comandante en Jefe”, manifestó el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, quien ha sido su principal respaldo desde 2014.

Pedro Benítez (ALN).- Por presión externa y realidad interna hoy en Venezuela están planteados dos escenarios. Siguiendo el ejemplo de dos extintos regímenes comunistas en 1989: Una transición pactada como en Polonia o un colapso como en Rumania. Vladimir Putin influye en Maduro con el fin de que logre el entendimiento y la normalización de las relaciones con la oposición venezolana para estabilizarse. Pero puede que ya no haya nada que desde la oposición se pueda hacer en ese sentido.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nicolás Maduro se prepara para un segundo mandato. En Venezuela, los segundos periodos nunca fueron buenos. Pero Maduro ya tiene un récord: su primer gobierno, el que está por concluir, tampoco lo es. No lo ha sido. Y si el primero ha sido malo, el segundo será peor. Maduro termina seis años con este inventario:

Redacción (Londres/ALN).- Este artículo fue publicado en inglés en ‘Project Syndicate’ el pasado 3 de octubre bajo el título ‘Planning for post Maduro Venezuela’. ALnavío lo reproduce en traducción propia. Su autor, Andrés Velasco, fue ministro de Finanzas en el primer gobierno de Michelle Bachelet. Acaba de ser designado como primer director de la Escuela de Políticas Públicas de la London School of Economics.

María Rodríguez (ALN).- ¿Cómo reaccionarán los militares este 23 de enero? ¿Cambiarán de bando? La oposición les abre vías de escape para facilitar su negativa a la usurpación de Maduro. Los militares están invitados a participar en la gran marcha, a que no disparen, a que ayuden a recuperar la democracia. Su papel es tan clave que hasta en la Asamblea Nacional se discute la Ley de Amnistía para aquellos que no hayan cometido crímenes de lesa humanidad. Y si se debate esta concesión y se les invita a la gran marcha es porque no todo está perdido con ellos.

Zenaida Amador (ALN).- Nicolás Maduro ha manifestado abiertamente que seguirá gobernando en Venezuela. Se muestra inmutable ante el desconocimiento internacional a su segundo mandato, ante el rechazo popular y ante las acciones que adelanta la oposición para impulsar un cambio de Gobierno. Pero le pegan con fuerza las medidas que individualmente aplican los países, que pueden fraccionar a sus grupos de poder y dejarlo sin oxígeno financiero.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo que hay que preguntarse de entrada es si el gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en mejores condiciones para salir airoso del reto que le ha planteado el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A simple vista parece un gobierno consolidado que tiene al frente a una oposición sin fortalezas. Pero las apariencias engañan.

Zenaida Amador (ALN).- Mientras Venezuela nada en la incertidumbre sobre lo que ocurrirá luego del 10 de enero, con Nicolás Maduro al frente de un segundo mandato catalogado como ilegítimo, el Gobierno trabaja en planes de sostenimiento impulsando la “desbolivarización” de la economía.

Zenaida Amador (ALN).- Más allá de las salidas milagrosas -que muchos añoran- para resolver los problemas de forma inmediata, en el caso de Venezuela todo se cocina a fuego lento. Dos décadas de chavismo así lo confirman. De allí que la esperada, temida y cuestionada fecha del 10 de enero luzca como una más de las piedras en el camino a recorrer en 2019 para perfilar el futuro del país.

Daniel Gómez (ALN).- ¿Será que Venezuela no tiene capacidad de pago? Como explicó a ALnavío una fuente conocedora de la CAF, las decisiones del directorio son puramente técnicas. “Estrictas”. De ahí se infiere que el régimen de Nicolás Maduro no esté preparado para devolver los 500 millones de dólares que pidió. De ahí también se infiere que por eso no se los concedan.

Zenaida Amador (ALN).- La cantidad de medidas con las que el gobierno de Nicolás Maduro va generando la transformación de Venezuela hacia el modelo socialista y la velocidad con la que se suceden no dan un día de tregua.