alnavio.com

Ayuda humanitaria

Zenaida Amador (ALN).- El 23 de febrero concluirá el primer mes desde que Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional, asumió las funciones ejecutivas de Venezuela de forma interina y con ese plazo termina el barniz de tolerancia que el régimen de Nicolás Maduro le ha dado. La fecha es crucial en el pulso que se vive en la geopolítica mundial por el caso venezolano y marcará un giro en la evolución del proceso, ya que puede significar el punto de quiebre del régimen y el último hito en el que se juega la supervivencia.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, no exagera cuando usa en redes sociales el hashtag #AvalanchaHumanitaria para responder a los planes de ayuda que le llegan. Y es que no hay rincón del planeta que no se haya movilizado por la causa venezolana.

Daniel Gómez (ALN).- Venezuela “necesitará -a los militares- para la seguridad y la estabilidad en la transición a la democracia”. La frase bien podría ser de Juan Guaidó, pero no. Es del senador de Florida, Marco Rubio. Y esto indica que desde el gobierno de Donald Trump están aplicando el libreto diplomático del presidente encargado. No siempre fue así. Desde Washington, tanto Trump como sus asesores venían sosteniendo un discurso más duro.

Daniel Gómez (ALN).- Juan Guaidó sigue reclamando el apoyo de los militares. “Tienen un rol no solamente en que cese la usurpación sino también en la reconstrucción de Venezuela”. Eso les dice. Y también les pide que dejen pasar la ayuda humanitaria. Se lo pide él, y el pueblo, que saldrá este martes de nuevo a las calles. El objetivo es que la Fuerza Armada sienta ese clamor y que finalmente abandonen a un Nicolás Maduro aferrado al poder.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente encargado de Venezuela cuenta con un arma infalible: la gente. Es el denominador común de todas sus victorias. ¿Lo seguirá siendo? El martes es el día señalado para que el pueblo regrese a la calle. Para que clame contra el régimen. Para que pida a los militares que dejen pasar la ayuda humanitaria. Para que “definitivamente”, dice Juan Guaidó, “cese la usurpación”. Sigue la guerra de nervios.

Daniel Gómez (ALN).- El Puente Internacional Tienditas representa esperanza. De los venezolanos que ansían ayuda humanitaria. También simboliza crueldad. De un régimen que mira por sí mismo, y no por un pueblo que muere de hambre. Literalmente. Además, el puente se erige como un escenario para la historia. El que decida la pugna Guaidó-Maduro. Ya comienza la cuenta atrás. Ya la ayuda descansa en la frontera.

Daniel Gómez (ALN).- Mientras en Colombia preparan el punto de acopio en el Puente Internacional Tienditas, la Fuerza Armada de Venezuela bloquea el paso y envía tanques a la frontera. Al mismo tiempo, venezolanos movidos por la esperanza acuden al punto de entrega. Algunos son curiosos, y otros acampan para ser los primeros en recibir la ayuda humanitaria solicitada por Juan Guaidó.

Pedro Benítez (ALN).- Colombia requiere ayuda urgente. Una enorme crisis humanitaria está en pleno desarrollo en ese país como producto de la masiva migración de venezolanos que huyen del colapso económico. Inevitablemente eso afectará la economía, alentará tensiones sociales y tendrá consecuencias políticas en el año que se elegirá un nuevo Congreso y al sucesor de Juan Manuel Santos.
  • 1

Zenaida Amador (ALN).- Colombia es clave en el entramado mundial que se teje ante la crisis venezolana. Pero el tono de su participación en el proceso subió la semana pasada con la reunión entre Iván Duque y Donald Trump. Ahora no sólo es el puente para el ingreso de la ayuda humanitaria internacional a Venezuela, sino que se perfila como el escenario para que EEUU exhiba su poderío militar al redoblar el cerco sobre el régimen de Nicolás Maduro. Son tiempos de decisiones históricas.

Zenaida Amador (ALN).- Aunque los venezolanos siguen haciendo maromas para sobrevivir a la hipercrisis que devora al país, la desesperanza ha dado paso al entusiasmo. La población siente que existe la posibilidad de un cambio político que abra paso a la anhelada recuperación económica y, con ella, a mejores condiciones de vida para todos. Pero el anhelo es que las soluciones sean rápidas, porque el costo de la crisis es demasiado elevado en términos humanos.

Zenaida Amador (ALN).- En el mundo crece la polémica acerca del proceso de cambio en Venezuela, ya que algunos señalan que se está propiciando una intervención extranjera y otros afirman que sin una acción contundente de la comunidad internacional no se concretará la salida de Nicolás Maduro del poder. ¿Qué puede suceder en el contexto actual y qué factores se están moviendo para forzar un desenlace?

Zenaida Amador (ALN).- La población espera que la ayuda humanitaria internacional logre ingresar al territorio venezolano, como lo ha planteado Juan Guaidó, para atender a 300.000 personas que están en riesgo. Pero Nicolás Maduro y sus funcionarios siguen bloqueando los accesos bajo el argumento de que el país no necesita ni alimentos ni medicinas. Lejos de aportar soluciones en este sentido, Maduro lanza promesas armamentistas y organiza ejercicios militares. Guaidó llama a la población a organizarse como una red de voluntarios para garantizar que la ayude ingrese y pueda ser distribuida.

Daniel Gómez (ALN).- La operación de ayuda humanitaria promovida por Juan Guaidó, con el apoyo de EEUU y Colombia, llega a la recta final. Los primeros envíos de comida y material médico aterrizaron en Bogotá y se cargaron en los camiones. El siguiente paso es poner rumbo al puente en Cúcuta.

Daniel Gómez (ALN).- Desde EEUU, toneladas de alimentos y material médico irán a parar al centro de acopio de Cúcuta, municipio de Colombia fronterizo con Venezuela. ¿Permitirán los militares su entrada al país? Mientras se pulsa la lealtad de la Fuerza Armada, clave en la lucha de Juan Guaidó, el presidente español, Pedro Sánchez, reconoce a este último como legítimo y anuncia un plan de ayuda humanitaria como ya lo hicieron EEUU, Colombia y Brasil.

Ascensión Reyes (ALN).- El abogado laboral León Arismendi opina que “La gente clama por un arreglo que permita superar la crisis pacíficamente”. Arismendi forma parte del equipo de asesores técnicos de la oposición venezolana que acompañará el diálogo en República Dominicana que se inicia este viernes. A todos los que tienen prisa por que se produzca un acuerdo les recomienda que le den tiempo a las negociaciones. Hay que apostar a la posibilidad de que estos encuentros produzcan resultados que es lo que todos esperamos, dice.