alnavio.com
Edición testing    15 de julio de 2020

BCV

Zenaida Amador (ALN).- Desde el 13 de marzo en Venezuela hay una medida nacional de aislamiento social, que implica una paralización general de actividades y restricciones de movilidad, medidas de control que están en manos de militares y de cuerpos especiales de seguridad del régimen de Nicolás Maduro. Aun así, el malestar social comienza a romper el cerco y a desbordarse en protestas a lo largo de todo el país. ¿Cuál es la respuesta de las autoridades? Amenazar al empresariado, asomar la posibilidad de una “normalidad vigilada” y querer medir el ánimo de la población.

José Guerra (ALN).- La pandemia del coronavirus agarró a Venezuela inmunosuprimida. Es tal el estado de vulnerabilidad y precariedad que los efectos del virus todavía no se han sentido, pero lamentablemente se van a hacer evidentes con los días por venir. Las medidas de resguardo personal y el distanciamiento social, expresado en cuarentenas, tal como se ha aplicado, pueden ayudar a contener la propagación de la enfermedad. Pero crean otros problemas. El más importante es el hambre que amenaza a los venezolanos.

José Guerra (ALN).- Hoy la economía está en un momento muy difícil por la propagación del coronavirus. Con la caída de los precios del petróleo, para Venezuela esta situación adquiere dimensiones de tragedia. Veamos.

Zenaida Amador (ALN).- Para gestionarse en medio de la crisis Nicolás Maduro ha aplicado una extraña mezcla de medidas económicas, que no atienden los problemas de fondo de la economía venezolana, pero que intentan contener la escalada del dólar mientras flexibiliza de forma desordenada los controles de cambio y de precios, creando una precaria sensación de mejoría en medio de la debacle del país. Este modelo implicó un sacrificio severo para un sector clave del país: la banca.

Guillermo Ortega (ALN). ¿Qué busca Nicolás Maduro con el petro? Cree tener un plan para combatir la hiperinflación y aunque muy pocos creen que lo tiene, lo ha ido ejecutando. A veces da la impresión de que a Nicolás Maduro lo asesora una secta monetarista ingenua. Toda la parafernalia en relación al petro, la criptomoneda, medio de pago que, de tiempo en tiempo, Maduro resucita, parece ser una pieza fundamental en ese plan. En realidad la pregunta no es si tiene un plan, la interrogante fundamental es cuáles son sus posibilidades de éxito.

Pedro Benítez (ALN).- El chavismo pierde de calle la guerra a muerte que decretó contra el dólar de los Estados Unidos. En este terreno la asesoría cubana ha sido absolutamente inútil. De nada valieron amenazas, ni dos reconversiones monetarias y mucho menos el petro. La progresiva dolarización de la vida diaria en Venezuela es la derrota más evidente del proyecto político de Hugo Chávez, que este bautizó en 2006 como el Socialismo del Siglo XXI.

José Manuel Rotondaro (ALN)-. La noticia transmitida por la agencia TASS dice que “los presidentes de Rusia y Turquía discutieron la conexión de los bancos turcos con el sistema de mensajes financieros del Banco Central de Rusia”. La información se le atribuye de manera directa al presidente Vladímir Putin “luego de conversar con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan”. ¿Pero qué tiene que ver esto con el régimen de Nicolás Maduro?

Zenaida Amador (ALN).- El lunes 29 de octubre de 2018 comenzó en Venezuela la venta de petros en divisas convertibles (yuanes, rublos, euros y rupias) a través de unas taquillas especiales de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip). Era el gran anuncio del momento de Nicolás Maduro para independizar a Venezuela del dólar y avanzar en su plan de recuperación económica. Un año más tarde, con la economía destruida, anuncia que procederá a convertir el petro en divisas a quienes compraron su fallido criptoactivo.

Zenaida Amador (BCV).- Un Banco Central desmantelado y politizado, como casi todas las instituciones de Venezuela, había recurrido al silencio como forma de ocultar el colapso de la economía. Así se mantuvo por cuatro años, omitiendo estadísticas clave mientras apuntalaba la gestión expansiva del gasto público de Nicolás Maduro con una generación masiva de dinero sin responder a la realidad productiva del país. Y así fue hasta abril de este año cuando, por razones que todavía no han sido explicadas, el Banco Central de Venezuela comenzó a mostrar las cifras de la hecatombe.

Zenaida Amador (ALN).- La economía venezolana al cierre de 2019 será 60% más pequeña que en 2013. Sólo este año, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, el PIB experimentará una contracción de 35%. A la par de esto, el país sigue sumido en un agresivo proceso inflacionario con una variación de precios de 50.100,3% entre octubre de 2018 y septiembre de 2019 y, según la FAO, 6,8 millones de venezolanos padecen hambre. Las proyecciones de organismos internacionales y de firmas privadas indican que el panorama no será diferente en 2020.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Maduro puede hacer magia para evadir las sanciones. Los expertos de Maduro pueden recurrir a la experiencia de Cuba, o la experiencia de Corea del Norte, que llevan años inventándose fórmulas que les permiten sortear el cerco. El régimen de Nicolás Maduro puede obligar a los proveedores a abrir cuentas en bancos de Rusia, China o Turquía y países árabes y pagarles en moneda local. Maduro puede apelar al rublo, al yuan. Pero todo esto tiene una limitación. Y es que no hay ingresos. No hay recursos. Maduro se queda sin dinero.

#NegociacionesVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Cuánto avanzaron la semana pasada las negociaciones entre los delegados de Juan Guaidó y Nicolás Maduro? El comunicado del gobierno de Noruega habla de voluntad de partes y de avances para una solución acordada, y que ello incluye materias políticas y electorales. Pero qué hay de concreto.

José Manuel Rotondaro (ALN).- De la Rue es una compañía inglesa con más de 150 años de trayectoria en el negocio de imprimir billetes. Venezuela fue tradicionalmente uno de sus mejores clientes, primero imprimiendo los billetes del Banco Central de Venezuela. ¿Y qué ocurrió?

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hay expertos que dicen que no se sabe a ciencia cierta cuánto cifra la deuda de Venezuela. Este es un tema. Porque el chavismo no sólo consumió los ingresos extraordinarios que obtuvo por concepto de petróleo sino que también multiplicó la deuda que había heredado de los 40 años de gobiernos de la democracia. En entrevista con el diario ALnavío, el experto Francisco Rodríguez, de Torino Economics, analiza el problema y propone soluciones.

Daniel Gómez (ALN).- La economía de Venezuela se contrajo 60,8% entre 2013 y 2018, según el Fondo Monetario Internacional. El cálculo es similar al que acaba de compartir -tras cuatro años de silencio- el Banco Central de Venezuela, el cual muestra un retroceso del PIB de 52,3% en el periodo. El periodo en el que Nicolás Maduro ha ostentado el poder.