alnavio.com
Edición testing    22 de enero de 2020

Bolivia

Daniel Gómez (ALN).- En 2008 dos empresas controladas por el gobierno de Hugo Chávez compraron Prodem y Gravetal en Bolivia. La primera es una entidad de microfinanzas con más de 90 agencias en el país. Y la segunda es una de las principales exportadoras de soja de América Latina. Chávez también se involucró personalmente en la creación de Petroandina en 2011, una empresa que, como reconoció el propio Evo Morales, “está en problemas”.

Daniel Gómez (ALN).- Evo Morales quiere a José Luis Rodríguez Zapatero de mediador en Bolivia. En el gobierno de Alberto Fernández en Argentina dicen que es un hombre clave en la relación de España con Latinoamérica. Zapatero es uno de los impulsores del Grupo de Puebla. En Venezuela todavía quedan sectores que lo consideran el hombre del diálogo. Y en España su legado social marca la ruta para la coalición PSOE-Podemos.

Caleb Zuleta (ALN).- Son los 100.000 dólares de la sospecha. ¿Para qué iban destinados? La detenida en el aeropuerto de El Alto, Bolivia, con los 100.000 dólares, identificada como María Palacios, dice que era para pagar sueldos, viáticos de personal de Petróleos de Venezuela, PDVSA, en Argentina. ¿Pero por qué no los declaró? Ahora el gobierno de La Paz investiga a la oficina de PDVSA en Bolivia.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este viernes que la guerra diplomática con Bolivia se resolverá “en organismos internacionales”. Sostuvo que para México la actuación del gobierno de Jeanine Áñez en su sede en La Paz atentó contra la “soberanía del país”.

Rogelio Núñez (ALN).- Sobre las elecciones de Bolivia va a planear la sombra de Evo Morales. Su hegemonía colapsó en octubre pero ni él ni su partido, el MAS, son cadáveres políticos. De hecho, desde su renuncia, Morales ha buscado cómo incidir en la situación interna: primero afirmando que deseaba regresar. Luego trasladándose de México a Argentina para estar más cerca de la evolución de los acontecimientos. Y ahora planeando la estrategia a seguir y evaluando quién es el mejor candidato masista para cuidar su herencia.

Caleb Zuleta (ALN).- Los analistas en Bolivia coinciden. Fernando Camacho es quien tiene la principal opción para llegar a la Presidencia. Los analistas también se preguntan: ¿Quién es el favorito de Evo Morales para ser candidato del MAS? Camacho es el líder que encabezó la revuelta cívica en Bolivia. El hombre que le solicitó la renuncia a Evo Morales e introdujo la Biblia en el palacio de gobierno. Camacho encabezó la opción más radical. Era el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz. Evo Morales, por su parte, envía señales desde Buenos Aires. Le gustaría un candidato que defienda su gestión económica. ¿Quién puede ser? De momento, Camacho cosecha.

Rogelio Núñez (ALN).- Cuatro son las características que presentará 2020 para la región latinoamericana: será un año de muy alta intensidad electoral, de persistencia de la parálisis reformista a causa de los bloqueos político-institucionales, de favoritismo de las oposiciones en las urnas y de persistencia de las grandes incertidumbres.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hugo Carvajal desde España habla de Bolivia. Analiza por qué Evo Morales se sostuvo tanto tiempo en el poder y qué fue lo que desencadenó su caída. ¿Pero volverá Evo Morales al poder? Hugo Carvajal arroja pistas. Conoce el escenario político.

Daniel Gómez (ALN).- Que Evo Morales no esté en Bolivia no quiere decir que su partido esté muerto. Andrónico Rodríguez, posible candidato del MAS, aparece empatado en las encuestas con Fernando Camacho y Marco Pumari, quienes lideraron el movimiento cívico que forzó la dimisión del expresidente. Lo que ocurre es que están inmersos en una disputa que los está dejando mal parados. Y mientras discuten, el MAS se une. Andrónico Rodríguez fue a visitar a Evo Morales en Buenos Aires, y este lunes se dio un baño de masas entre las juventudes del MAS, que lo ratificaron como su candidato para las próximas elecciones. De cara a los comicios tampoco hay que descartar a los exmandatarios Carlos Mesa, Tuto Quiroga y a la presidenta interina, Jeanine Áñez.

Caleb Zuleta (ALN).- Brasil es el país con el más bajo índice de tensión política en América Latina. La más reciente medición de BBVA Research ubica a Brasil en una holgada posición, en un nivel de casi 0,0 de una escala que tiene a 1,0 el pico más alto.

Daniel Gómez (ALN).- El gobierno de Alberto Fernández acoge al expresidente de Bolivia. Lo hace en calidad de refugiado. Y no sólo a Evo Morales. También a tres miembros de su gabinete. Pero les pone una condición: “Nosotros queremos de Evo Morales el compromiso de no hacer declaraciones políticas en la Argentina”, dijo este jueves canciller argentino, Felipe Solá.

Por Juan Carlos Zapata.- Mike Pompeo otra vez en reunión con Serguéi Lavrov. Cada vez que Rusia y Estados Unidos se acercan, el mundo de Guaidó y Maduro pone el foco hacia Washington o hacia Moscú. Y ahora más. Cuando la crisis en Venezuela se ha quedado en un punto en el que Maduro parece sostenerse y Guaidó parece estancarse, pero sin que el conflicto entre en una dinámica de solución definitiva.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La oposición a Evo Morales y al MAS barre en Bolivia. Pero de cara a las elecciones de 2020, el bloque que evitaría el regreso del MAS y Evo Morales al poder está dividido. Esa oposición, cuando era oposición al gobierno, también le ganaba a Evo Morales, pero fue dividida a la primera vuelta de las elecciones del 20 de octubre. Y le ganaba en la segunda vuelta, unida, y eso fue lo que despertó los miedos de Evo Morales, y por ello cometió el fraude. Ahora, sin Evo Morales en el poder, ¿qué riesgos corre ese bloque otra vez dividido? ¿Y qué riesgos de que Bolivia pase del extremo de la izquierda al extremo de la derecha?

Caleb Zuleta (ALN).- El informe de la OEA sobre las elecciones del 20 de octubre en Bolivia no dejan lugar a dudas. Hubo irregularidades. De diversa especie. Hubo manipulaciones. Hubo arbitrariedades. En fin, el fraude ha sido demostrado.

Caleb Zuleta (ALN).- Todo comenzó como una reacción. Pero se convirtió en un levantamiento masivo. El país entró en conflicto. Evo Morales y el Tribunal Supremo Electoral perdieron toda credibilidad. De allí en adelante, los acontecimientos se desencadenaron. Esta es una historia que bien vale recrear a casi un mes del fin de la Era de Evo Morales en Bolivia.