alnavio.com
Edición testing    4 de abril de 2020

Brasil

Rogelio Nuñez (ALN).- La crisis del coronavirus puede acabar siendo la tumba del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: no en el corto plazo (todo el empeño va a estar puesto en superar la pandemia durante los próximos meses) sino después, cuando el centro de atención gire hacia las actitudes asumidas a lo largo de esta crisis por los gobernantes y cómo ha quedado el país tanto desde un punto de vista económico como social.

Rogelio Nuñez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estridente en sus declaraciones pero pragmático en muchas de sus acciones, está protagonizando un giro en uno de los ejes de su política exterior: ha pasado de ser un fiero crítico del presidente de Argentina, Alberto Fernández, a acumular, en las últimas semanas, sucesivos gestos de acercamiento a su vecino del sur.

Rogelio Núñez (ALN).- En Venezuela y Nicaragua sobreviven dos gobiernos de la anterior oleada autoritaria, la correspondiente al “socialismo del siglo XXI”. Pero ahora está llegando la segunda oleada autoritaria a América Latina. Dos ejemplos de apelaciones a la antipolítica y el rechazo del parlamentarismo son Jair Bolsonaro en Brasil y Nayib Bukele en El Salvador. Pero también hay casos en Chile, Perú, Uruguay, Honduras, Guatemala y Haití.

Ysrrael Camero (ALN).- El 26 de febrero se confirmó el primer caso de Covid-19 en Brasil. Desembarcando la enfermedad en América Latina, la propagación de la misma puede tocar pronto las puertas de Venezuela, y la emergencia humanitaria que ya vivimos, podría complicarse aún más.

Daniel Gómez (ALN).- Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, recuerda que en Chile y Ecuador la desigualdad provocó un estallido social. Que durante las protestas en Bolivia la mayoría de muertes tuvieron lugar en operaciones policiales. Y sobre Brasil apuntó que no se está respetando la actividad de los movimientos sociales, al tiempo que advirtió de asesinatos a grupos indígenas “en un contexto de importantes retrocesos de las políticas para proteger el medio ambiente”.

Caleb Zuleta (ALN).- El BBVA dice que América Latina creció, en conjunto, 0,6% en 2019. Muy por debajo del 1,6% de 2018 y del 2,5%, nivel en el que han arrancado las expectativas de este 2020. Dice Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research, que el índice de 2019 es el resultado de la desaceleración global, la incertidumbre política y las políticas económicas de muchos de los países de la región.

Rogelio Núñez (ALN).- Brasil parece encaminarse a una gran pugna entre el presidente Jair Bolsonaro y el bolsonarismo por un lado, y Lula da Silva y el petismo por otra. Entonces, ¿Brasil está condenado a asistir a un choque de trenes inevitable que se va a prolongar hasta los comicios presidenciales de 2022? Aunque todo indica que sí, algunos liderazgos incipientes empiezan a emerger para romper con la doble polarización lulismo-antilulismo y bolsonarismo-antibolsonarismo.

Pedro Benítez (ALN).- Para medir el éxito de la gira de Juan Guaidó por Europa basta con escuchar a Nicolás Maduro. Los insultos que ha proferido contra aquel indican que ha sido golpeado en un flanco vulnerable. La razón reside en el impacto que el audaz viaje de su rival ha tenido puertas adentro del régimen chavista. El aparato político y militar que sostiene a Maduro se está percatando que el apoyo a Guaidó por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Colombia y Brasil es más firme que el apoyo a Maduro por parte de Rusia, su único valedor internacional hoy.

Rogelio Núñez (ALN).- Este 2020 va a ser un año decisivo para Jair Bolsonaro y para la construcción de su proyecto político. Un objetivo que pasa por conformar en torno a su figura y liderazgo un partido que se lo deba todo a él y le sea enteramente fiel. Y, sobre todo, que se alce como la plataforma y el trampolín para conseguir la reelección en 2022, derrotar al Partido de los Trabajadores que renace de la mano de Lula da Silva y, a la vez, evite que prospere cualquier tipo de alternativa de derecha moderada.

Rogelio Núñez (ALN).- Cuatro son las características que presentará 2020 para la región latinoamericana: será un año de muy alta intensidad electoral, de persistencia de la parálisis reformista a causa de los bloqueos político-institucionales, de favoritismo de las oposiciones en las urnas y de persistencia de las grandes incertidumbres.

Caleb Zuleta (ALN).- Brasil es el país con el más bajo índice de tensión política en América Latina. La más reciente medición de BBVA Research ubica a Brasil en una holgada posición, en un nivel de casi 0,0 de una escala que tiene a 1,0 el pico más alto.

Pedro Benítez (ALN).- Los expresidentes Lula da Silva y Cristina Kirchner transforman sus respectivos juicios en causas políticas. Una estratagema hábilmente cínica para mantener el apoyo de sus seguidores dentro y fuera de sus países y conseguir impunidad.

Daniel Gómez (ALN).- El presidente de Estados Unidos dice que Brasil y Argentina están dañando a los agricultores estadounidenses manipulando el precio de sus divisas. De ahí que imponga aranceles a las exportaciones de acero y aluminio.

Moisés Naím (ALN).- Ante la pregunta de si Juan Guaidó le pide ayuda, asesoría, ¿qué le diría?, Jeffrey Sachs, uno de los economistas más influyentes del mundo, responde: “La idea de exigir que Nicolás Maduro debe irse no me parece correcta, ni viable ni que vaya a funcionar. No creo que sea necesario que Maduro se vaya para que Venezuela logre el objetivo de superar esta crisis. Lo que sí creo necesario es que la oposición tome control de los ministerios económicos como parte de un acuerdo y que haya nuevas elecciones libres y justas, supervisadas por entes internacionales, sin el control del régimen ni de ningún otro actor político venezolano”.

Daniel Gómez (ALN).- “Veo radicalizaciones. No polarizaciones”, dice el expresidente de Brasil Michel Temer al referirse a los estallidos en Chile, Bolivia, Hong Kong y Líbano. Lamenta que cuando surgen estos movimientos de protesta, nadie apuesta por el diálogo, sino que se quedan en posiciones extremas.