alnavio.com

Cáritas Venezuela

Zenaida Amador (ALN).- Aunque los venezolanos siguen haciendo maromas para sobrevivir a la hipercrisis que devora al país, la desesperanza ha dado paso al entusiasmo. La población siente que existe la posibilidad de un cambio político que abra paso a la anhelada recuperación económica y, con ella, a mejores condiciones de vida para todos. Pero el anhelo es que las soluciones sean rápidas, porque el costo de la crisis es demasiado elevado en términos humanos.

Zenaida Amador (ALN).- La población espera que la ayuda humanitaria internacional logre ingresar al territorio venezolano, como lo ha planteado Juan Guaidó, para atender a 300.000 personas que están en riesgo. Pero Nicolás Maduro y sus funcionarios siguen bloqueando los accesos bajo el argumento de que el país no necesita ni alimentos ni medicinas. Lejos de aportar soluciones en este sentido, Maduro lanza promesas armamentistas y organiza ejercicios militares. Guaidó llama a la población a organizarse como una red de voluntarios para garantizar que la ayude ingrese y pueda ser distribuida.
  • 1