alnavio.com

Carlos Paparoni

Zenaida Amador (ALN).- Han trascurrido las primeras tres semanas desde que Estados Unidos aplicó sanciones petroleras al régimen de Nicolás Maduro tras el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Desde entonces se han intensificado las acciones para proteger los activos externos de la nación y se cierran los flujos de recursos a disposición de Maduro, quien, casi sin oxígeno financiero, sigue forzando su permanencia en el poder. Los elevados costos de esta situación repercuten en la economía y en los venezolanos.

Zenaida Amador (ALN).- Casi 90% de las divisas que ingresan a Venezuela provienen del negocio de los hidrocarburos. De hecho, la grave crisis económica actual en buena medida responde a la destrucción de PDVSA a consecuencia del modelo político del chavismo y por eso para Juan Guaidó es una prioridad preservar la operatividad, transmitir señales de confianza al mercado y apurar el paso para la recuperación del negocio petrolero.
  • 1

Zenaida Amador (ALN).- Nicolás Maduro se resiste a abandonar el poder, pero la presión internacional y el rechazo interno lo dejan sin opciones financieras y sin margen para tratar de articular su sostenimiento. A Juan Guaidó, por su lado, la necesidad de minimizar los daños al país, humanos y patrimoniales, lo empuja a acelerar el paso en la estrategia para impulsar la transición política en Venezuela.