alnavio.com

China

#NegociaciónenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- En las últimas horas ni se había acordado fecha, y ya hay. Sigue la negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro.

#NegociaciónenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- China, al igual que Cuba y Rusia, es otro factor que se mueve en esa delgada línea de la negociación entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro, por un lado; y como factor de peso en América Latina. China, con menos exposición que Rusia y Cuba, no por ello deja de tener una posición respecto a la crisis de Venezuela. La manifestó en la más reciente visita del presidente Xi Jinping a Moscú. Porque Pekín y Moscú coinciden en un punto de fondo: que la solución es política y no militar y que no haya injerencia externa.

Leopoldo Martínez Nucete (ALN).- Donald Trump arrancó con su campaña a la reelección esta semana. Escogió la ciudad de Orlando en el estado de Florida para hacerlo. Este hecho creó distintas expectativas en diferentes audiencias, pero analicemos las implicaciones y con crudeza sus prioridades como candidato y presidente a partir del discurso en ese evento.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Fue este dirigente del Partido Demócrata el primero en asegurar que no habría intervención militar de los Estados Unidos en Venezuela. “En mi opinión, la invasión extranjera no se va a dar. Y la solución militar, abrupta, no es aconsejable”. Se lo dijo al diario ALnavío hace un año, cuando la frase más repetida era que todas las opciones estaban sobre la mesa, y cuando se llegaba a hablar -que fue el caso del secretario general de la OEA, Luis Almagro- de que la opción militar se justificaba si con ella se echaba a Nicolás Maduro. El dirigente que negó tal posibilidad es Leopoldo Martínez Nucete. Y hoy la historia le da la razón.

Zenaida Amador (ALN).- Sin importar las sanciones impuestas por Washington ni el desplome de los ingresos petroleros, que no alcanzan para atender las necesidades básicas de la población venezolana, Nicolás Maduro decidió elevar el envío de hidrocarburos subvencionados a Cuba para mitigar la crisis que enfrenta La Habana.

#NegociacionesVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- Juan Guaidó dice que él no está enamorado de ninguna de las opciones de diálogo, contacto, negociación, mediación, etc. Y tiene razón Guaidó. La ruta que le propuso al país sigue intacta. Pero Guaidó estaba obligado, por ejemplo, a aceptar la invitación de mediación del gobierno de Noruega, porque hay que jugar en todos los tableros, y hay que explorar hasta dónde llega la voluntad del régimen de Nicolás Maduro de abrirse al cambio democrático. Guaidó también debía involucrarse antes de que cualquiera de las iniciativas puestas en marcha por la comunidad internacional, impusiera una solución para la crisis de Venezuela. Guaidó piensa de manera estratégica y lo está demostrando.

Zenaida Amador (ALN).- Los regímenes de Nicolás Maduro y de Miguel Díaz-Canel/Raúl Castro se entrelazan, se apoyan, sobreviven. Buscan de dónde aferrarse para evitar que se desplome el modelo político que ambos propugnan y que Hugo Chávez y Fidel Castro exportaron al hemisferio, comprando voluntades y fabricando alianzas, sobre la plataforma del petróleo venezolano del que tanto depende La Habana.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Juan Guaidó está dando los pasos necesarios para generar confianza y convencer a los actores de la economía y las finanzas. Guaidó y el equipo que lo acompaña en esta tarea saben del reto al que se enfrentan y al que se enfrentarán una vez se produzca el cambio en Venezuela. Así, Guaidó envía señales a los empresarios y banqueros nacionales como a los banqueros, fondos y organismos globales e internacionales. Señales positivas.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La oposición en Venezuela abrigó un tiempo las esperanzas de que Rusia y China se alejen del régimen de Nicolás Maduro. Pero tal aspiración se congeló. Y todo por la postura tomada por Moscú. Por el apoyo, sin dudas, que Vladímir Putin le ha brindado a Caracas. Respaldo en lo militar, en lo económico, en lo político y en lo diplomático. ¿Por qué Putin se comporta así? ¿Sólo intereses?

Pedro Benítez (ALN).- Las masivas protestas en Hong Kong han puesto de manifiesto que hoy se libra una lucha a nivel mundial entre la democracia y las dictaduras. Mientras que los gobernantes de China (y Rusia) se han convertido en los patrocinadores de las dictaduras en el otro lado del mundo, en su propio territorio enfrentan el desafío de los que batallan por preservar las libertades políticas y civiles.

Daniel Gómez (ALN).- “China ha ganado un enorme espacio en Latinoamérica en la explotación de recursos naturales. Y esto justifica la reacción de EEUU de empezar a preocuparse por Latinoamérica”, dice la exministra de Relaciones Exteriores de Argentina Susana Malcorra*.

P

Aníbal Romero (ALN).- 1) ¿Qué es para una gran potencia un interés vital? 2) ¿Es la Venezuela de hoy un interés vital para Washington? 3) ¿Cuáles son las implicaciones de las respuestas que articularé para la lucha por la liberación de Venezuela?

Rafael Alba (ALN).- La industria de la música global tiene puestas grandes esperanzas de futuro en el mercado chino, que ya es el séptimo por volumen en el ranking mundial del sector. Universal Music y Spotify pueden operar en China sin verse perjudicadas por el fuego cruzado que inició Donald Trump entre EEUU y el gigante asiático.

Daniel Gómez (ALN).- Tras el veto de Google a Huawei, Nicolás Maduro sale en defensa de la compañía china. Lo hace por su incesante desafío a EEUU, y porque necesita garantizarse al gobierno de Pekín como un aliado. “Es natural que Maduro apoye a Huawei, o a cualquier otra iniciativa china. China y Rusia han sido sus aliados. Y hoy China es un aliado un poco menos confiable que Rusia”, dice a ALnavío Jorge Alejandro Rodríguez, ingeniero eléctrico y exvicepresidente de generación y transmisión de energía en la empresa venezolana Cadafe.

Pedro Benítez (ALN).- La policía política de Nicolás Maduro arremete contra los diputados de la Asamblea Nacional. Secuestra al primer vicepresidente del Parlamento y el ala radical del chavismo asegura que arrasará a los opositores. Pese a todo eso Maduro acepta (y casi ruega) sentarse a negociar con sus adversarios. Detrás de esto no hay ninguna estrategia, hay una realidad: los factores de poder que dentro y fuera de Venezuela lo sustentan quieren una negociación. Maduro va a ella en contra de sus deseos. Es más una muestra de debilidad que de fortaleza. China, Rusia y la propia FANB le están torciendo el brazo.