alnavio.com

Citgo

Daniel Gómez (ALN).- “Rusia lo que está haciendo es defender sus propios intereses”. Por eso apoya al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, y al mismo tiempo mantiene un canal abierto con los aliados del presidente encargado, Juan Guaidó. Esto se lo dice a ALnavío Mira Milosevich, investigadora principal del Real Instituto Elcano, y autora del informe Rusia en América Latina: repercusiones para España, que se acaba de presentar.

Zenaida Amador (ALN).- Juan Guaidó sabe que su vuelta al país es una nueva medición de fuerzas con Nicolás Maduro. Él es el centro de la atención global, es reconocido por buena parte de la comunidad internacional como el presidente legítimo de Venezuela y está al frente de la cruzada por restaurar la democracia en la nación. En esencia, es la esperanza de un cambio que Maduro quiere anular. El riesgo es alto, especialmente tras las últimas muestras de radicalización de Maduro, quien ya no pierde tiempo en el cuidado de las formas a la hora de tratar de alcanzar sus objetivos.

Zenaida Amador (ALN).- Casi 90% de las divisas que ingresan a Venezuela provienen del negocio de los hidrocarburos. De hecho, la grave crisis económica actual en buena medida responde a la destrucción de PDVSA a consecuencia del modelo político del chavismo y por eso para Juan Guaidó es una prioridad preservar la operatividad, transmitir señales de confianza al mercado y apurar el paso para la recuperación del negocio petrolero.

Zenaida Amador (ALN).- Al ritmo al que se suceden los hechos en Venezuela es difícil seguirles el pulso. Tampoco es sencillo advertir todas las variaciones que ocurren en el accionar de los distintos actores nacionales e internacionales ante la coyuntura. Sin embargo, toda esta vorágine deja claro que hay un cúmulo de intereses de geopolítica en juego y que, más allá de lo que trasciende a la opinión pública, se está desarrollando una apretada agenda de conversaciones y de negociaciones de toda índole que puede añadir matices a la evolución de los acontecimientos.

Zenaida Amador (ALN).- Nicolás Maduro ha manifestado abiertamente que seguirá gobernando en Venezuela. Se muestra inmutable ante el desconocimiento internacional a su segundo mandato, ante el rechazo popular y ante las acciones que adelanta la oposición para impulsar un cambio de Gobierno. Pero le pegan con fuerza las medidas que individualmente aplican los países, que pueden fraccionar a sus grupos de poder y dejarlo sin oxígeno financiero.

Zenaida Amador (ALN).- Muchos se preguntan por qué Nicolás Maduro prefiere desembolsar 425 millones de dólares en un arreglo con Crystallex International con el fin de preservar Citgo, a riesgo de perder esos recursos en un trato que resulta cuesta arriba para un gobierno deslegitimado y sin músculo financiero. La respuesta es simple: ganar tiempo.

Zenaida Amador (ALN).- El Plan de ahorro en oro y las restricciones bancarias para empujar el envío de remesas por los canales oficiales tienen un mismo fin para el Gobierno venezolano: captar recursos. Frente a los recientes incrementos de impuestos y el esperado aumento del precio de la gasolina, este par de medidas lucen como de captación al menudeo, lo que evidencia la precariedad de la situación.

Pedro Benítez (ALN).- El canciller Jorge Arreaza y el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek Wiliam Saab, dos de los hombres más cercanos a Nicolás Maduro, reciben con toda cordialidad y deferencia a Jimmy Story, representante diplomático de Estados Unidos, el Gobierno supuestamente interesado en su derrocamiento, y lo hacen a pocas horas del supuesto atentado. Maduro no cesa en sus intentos por acercarse a la Casa Blanca.

Moisés Naim (ALN).- Debe ser delicioso para Vladimir Putin saber que puede influir sobre la política y la economía de un país situado a 10.000 kilómetros de distancia. Otros en Rusia no lo ven así. En las más altas esferas del Estado ruso hoy hay tres grupos que compiten por el apoyo de Putin a sus posiciones con respecto a Venezuela: los economistas, los oligarcas y los geopolíticos.

Zenaida Amador (ALN).- Nicolás Maduro se resiste a abandonar el poder, pero la presión internacional y el rechazo interno lo dejan sin opciones financieras y sin margen para tratar de articular su sostenimiento. A Juan Guaidó, por su lado, la necesidad de minimizar los daños al país, humanos y patrimoniales, lo empuja a acelerar el paso en la estrategia para impulsar la transición política en Venezuela.

Zenaida Amador (ALN).- La Casa Blanca dio un paso al frente en su decisión de desconocer a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela y se jugó la temida carta de las sanciones petroleras en su contra. En paralelo, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela con reconocimiento de Estados Unidos y de al menos otra docena de naciones, anunció que inició “la toma del control progresivo y ordenado de los activos de nuestra República en el exterior”. En ambos casos el argumento es el mismo: impedir que el régimen de Maduro siga saqueando los activos y recursos de Venezuela.

Zenaida Amador (ALN).- Son incontables los retos de Nicolás Maduro en su afán por sostenerse en el poder, pero en materia económica hay al menos cinco puntos clave que debe enfrentar para seguir adelante en medio de la crisis institucional, el rechazo internacional y el estigma de ser señalado como un presidente ilegítimo.

Pedro Benítez (ALN).- “Quédese fuera de Venezuela, Sr. Trump”, le pide el diario The New York Times en un editorial al presidente de Estados Unidos. Cuestiona los contactos clandestinos con golpistas en Venezuela, “dado su largo historial de intervenciones en América Latina”. Mientras tanto, Nicolás Maduro insiste en acercarse a Donald Trump y mantiene discretos contactos con sus enviados. Sus razones son de peso.

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Es acaso el país que genera más titulares en la prensa global? El éxodo y la corrupción, la crisis y el hambre, copan la atención en casi todo el globo. Ahora mismo usted puede estar leyendo algo sobre Nicolás Maduro. Lo peor es que la crisis parece no tocar fondo.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Llegó la emergencia petrolera a Venezuela. PDVSA puede. No. La estatal petrolera se encamina hacia el colapso. Y con el derrumbe una consecuencia: que a Venezuela, debido al cambio del patrón energético mundial, ya no le alcance el tiempo para seguir siendo una potencia petrolera. Este es otro milagro del chavismo en el poder. Un caso insólito.