alnavio.com
Edición testing    6 de abril de 2020

Claudio Fermín

Pedro Benítez (ALN).- La megaelección anunciada por Nicolás Maduro amenaza con ser un fatal choque político. Si Maduro pospone las elecciones del 22 de abril dará una señal de debilidad y si los partidos opositores se dividen entre los que participan y los que se abstienen facilitarían su propia liquidación. Pero además, Diosdado Cabello está empujando a Maduro a desafiar por partida doble a la comunidad democrática latinoamericana. Destrucción mutua asegurada.
  • 1